Descubren nuevas pistas sobre quiénes construyeron Stonehenge

enterramientos stonehenge

Los enterramientos de Stonehenge, de 5.000 años de antigüedad, han revelado algunos detalles hasta ahora obviados sobre las personas que fueron incineradas y enterradas en medio de su anillo de imponentes rocas.

La mayoría de los restos fueron cremados, dejando sólo cenizas, algunos fragmentos óseos y muchas preguntas arqueológicas, pese a conocerse desde hace un siglo.

Pero, un reciente descubrimiento realizado por Christope Snoeck, un estudiante graduado de la Universidad de Oxford reveló que muchas de las personas allí enterradas vinieron de diversos puntos de Gran Bretaña, principalmente Gales, fuente de la piedra azul utilizada para tallar el monumento de Stonehenge.

Algunas de estas personas, quienes pudieron haber ayudado a transportar las piedras masivas, fueron incineradas antes de que sus cenizas fueran sepultadas, informaron Snoeck y los demás investigadores en un estudio publicado ayer en Scientific Reports.

Otros pudieron haber muerto durante las obras, o haberse instalado cerca del lugar al final de su vida.

Lo que descubrió Snoeck en el laboratorio es que el estroncio, un elemento pesado que se encuentra en los huesos, resiste las altas temperaturas de una pira funeraria (que puede superar los 1000 grados Celsius).

Esto fue un gran descubrimiento ya que la cremación destruye toda la materia orgánica, incluido el ADN, “pero toda materia inorgánica sobrevive y hay una enorme cantidad de información contenida en la materia inorgánica de restos humanos”, explicó.

Al medir rastros de estroncio, “es posible evaluar el origen de los alimentos que comemos, especialmente las plantas”, explicó a AFP.

Habitantes de Gales en Stonehenge

Las plantas absorben estroncio del suelo, y éste se incorpora a nuestros huesos, reflejando el lugar en el que crecieron las plantas.

Los investigadores examinaron fragmentos de huesos de cráneos de 25 personas enterradas durante una fase temprana de la historia de Stonehenge, alrededor del año 3000 a.C., y diez de ellos determinaron que habían pasado al menos los últimos 10 años de sus vidas en una región diferente.

Los arqueólogos ya sabían que la piedra azul de Stonehenge provenía de Gales, por lo que cuando el perfil de estroncio de estos 10 extranjeros coincidía con lo que se conoce de la flora de la región, parecía razonable suponer que muchos de ellos provenían de allí.

Los científicos también pudieron determinar si la madera utilizada en las piras funerarias era del área de Wessex, alrededor de Stonehenge, o de los árboles típicos de los bosques de Gales.

Esto les permitió concluir que algunas de las personas enterradas en el lugar, probablemente habían sido cremadas en el oeste de Gran Bretaña antes de que sus cenizas fueran transportadas.

Los arqueólogos que excavaron el sitio a comienzos de la década de 1920, antes de volver a enterrar los restos, informaron de que la materia cremada había sido depositada en contenedores orgánicos como bolsas de cuero, aparentemente traídas de un lugar distante.

Aún se desconoce mucho sobre los humanos prehistóricos que construyeron Stonehenge, incluidas las creencias y los rituales que practicaban, pero los nuevos hallazgos “sugieren que las personas de las montañas Preseli, en el oeste de Gales, no sólo suministraron las piedras azules utilizadas para construir el círculo de piedra, sino que se movieron junto con las piedras y fueron enterradas en este lugar”, concluyó John Pouncett, coautor del estudio.

Descubren nuevas pistas sobre quiénes construyeron Stonehenge
3 (60%) 2 votes

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Artículos relacionados