“El Dorado” panameño

Un enclave funerario de entre 700 y 1000 años de antigüedad ha sido hallado en la provincia de Coclé, en Panamá. Este cementerio, de época precolombina, al parecer erigido para albergar los restos de los dirigentes y altos dignatarios del pueblo que gobernó aquellas tierras hace más de siete siglos.

El mito de “El Dorado”, lejos de caer en el olvido, vuelve a cobrar fuerza a raíz de un nuevo descubrimiento arqueológico, que algunos expertos ya tildan de histórico.

Estatuilla de oro encontrada en Panamá

Un enclave funerario de entre 700 y 1000 años de antigüedad ha sido hallado en la provincia de Coclé, en Panamá. Este cementerio, de época precolombina, al parecer erigido para albergar los restos de los dirigentes y altos dignatarios del pueblo que gobernó aquellas tierras hace más de siete siglos, contiene más de veinte cuerpos momificados, entre los que se halla el de un gran señor o caudillo por lo que evidencian las vestimentas de oro y cobre, así como los lienzos y ajuares con los que fue enterrado.

La importancia del descubrimiento es mayúscula, puesto que los objetos encontrados en el yacimiento aportan una gran información que hará comprender mejor como vivían aquellos pueblos de Centroamérica y zanja algunas discusiones de cátedra como la que apuntaba que los tesoros panameños encontrados hasta la fecha no era autóctonos sino importados del sur.

Al parecer, las impurezas del metal evidencian que el oro fue extraído y trabajado en la propia localidad y por tanto no obtenido mediante el comercio con otros pueblos foráneos como algunos estudiosos defendían hasta la fecha.

Además, los investigadores pretenden obtener respuestas sobre la organización social y militar de los antiguos pobladores de Panamá, información vital ya que la orografía del terreno y el carácter local de dichos pueblos hacen difícil la obtención de pruebas arqueológicas.

El descubrimiento ha sido fruto de una larga y ardua labor que comenzó hace seis años y que no comenzó a desentrañar sus misterios hasta 2009. Con todo, esto no es más que un pequeño adelanto de lo que se pretende desentrañar en los próximos años, según se profundice en la excavación y análisis de los vestigios de esta ancestral cultura.

Fuente: History Blog

“El Dorado” panameño
Puntúa este artículo

Artículos relacionados