domingo, septiembre 20, 2020
Inicio Noticias El Evangelio de Judas es auténtico

El Evangelio de Judas es auténtico

Uno de los científicos que participó en el estudio del Evangelio de Judas, reveló hoy cómo un certificado de matrimonio del Antiguo Egipto jugó un papel fundamental en la confirmación de la veracidad de las tintas utilizadas en el legendario texto.

evangelio judas

Esta afirmación se realizó el pasado 8 de abril en la 245ª Exposición Nacional de la American Chemical Society, en Nueva Orleans.

“Si no hubiéramos encontrado un estudio realizado en el Louvre sobre una boda egipcia y sus contratos, pertenecientes a la misma época y con una tinta muy similar a la utilizada en el Evangelio de Judas, habría sido mucho más difícil poder discernir si el Evangelio era auténtico”, comentó Joseph G. Barabe, el líder del equipo de análisis de microscopía y microanálisis.

Barabe formó parte de un equipo multidisciplinario creado en el año 2006 por la National Geographic Society, con el objetivo de autenticar el Evangelio de Judas, descubierto en el año 1970.

El texto, escrito en copto egipcio, es convincente porque, a diferencia de otros relatos bíblicos que lo representan como el traidor, sugiere que Jesús le solicitó que le entregase a las autoridades.

Barabe era el responsable del análisis químico del Evangelio, y tras analizar una muestra, concluyeron que fue redactado probablemente con una forma temprana de tinta ferrogálica, que incluía hollín negro. Aunque este hallazgo sugiere que podría haber sido escrito en los siglos III o IV, los investigadores quedaron perplejos por una cosa: la tinta de hierro utilizada era diferente a cualquiera otra cosa que hayan visto antes.

Típicamente, las tintas de hierro (al menos en la Edad Media), se hicieron a partir de una mezcla de sulfato de hierro y ácidos tánicos como los extraídos de la agalla del roble, pero la agalla de hierro utilizada para escribir este texto no contiene azufre, lo que para los investigadores fue inquietante.

No lo entendíamos, simplemente no encajaba con nada de lo que habíamos visto antes”, expresó el científico. “Fue uno de los proyectos que más ansiedad me ha producido, pues despertaba por las noches intentando averiguar el secreto”.

En una última instancia, Barabe encontró una referencia a un pequeño estudio francés realizado por expertos del Museo del Louvre, donde habían analizado un texto matrimonial del antiguo Egipto, escrito en copto y que databa de comienzos del siglo III. Para alivio de los investigadores, comprobaron que fueron escritos con tinta de cobre, pero sin azufre.

Con ello, creen que la tinta utilizada en el Evangelio de Judas es probablemente un “eslabón perdido”, una tinta transitoria entre las creadas a partir del carbono del mundo antiguo y las tintas hechas a base de sulfato de hierro, populares en la Edad Media.

Vía: American Chemical Society

Marcelo Ferrando Castro
Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

2 COMENTARIOS

  1. Creo que esta noticia, siendo tan llamativa como lo es, está presentada con algo más que ligereza y veréis por qué.
    Estoy convencido de que se ha podido probar que el Evangelio de Judas es auténtico, o mejor dicho, lo que se ha podido probar es que el pergamino, el soporte en el que está escrito ese evangelio, sí que fue confeccionado en algún momento entre los años 130 y 150 de nuestra era. De esto no tengo ninguna duda. Pero otra cosa muy distinta es decir, suponer o pensar que el contenido del Evangelio de Judas sea una fiel crónica de lo que realmente sucedió en los días de Jesús. Cuando el Evangelio de Judas fue escrito durante el segundo cuarto del siglo II, la apostasía del cristianismo ya estaba muy avanzada, y prácticamente nada de lo que dice ese evangelio concuerda con lo que dicen los cuatro evangelios canónicos que todos conocemos: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Por lo tanto, la piel del animal sobre la que se escribió el llamado Evangelio de Judas sí que fue curtida durante el año 130 o 150 de nuestra era, pero su contenido no ha podido ser corroborado.

    • Hola Luis,

      Lógicamente, lo que se ha comprobado es la datación del mismo, pues se desconocía la fecha de origen de creación y se supuso durante mucho tiempo que pudo ser una falsificación moderna. Corroborar el contenido, pues eso ya es mucho más difícil…incluso el corroborar algunos datos de la misma Biblia es complejo.

      Lo importante era datar las fechas del mismo, y aún queda trabajo por delante pues han datado que corresponde a una época «transición» desde la antigüedad hasta finales del siglo II. Ahora quedaría buscar algo más exacto y eso podría darse si se conoce algo más sobre la tinta empleada.

      Gracias por comentar! Es un placer, como siempre.

Responder a Marcelo Ferrando Castro Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

El cambio climático habría provocado el declive de la civilización del valle del Indo hace más de 3.000 años

Durante la investigación en la cual se aplicó un nuevo modelo matemático, se analizaron los datos paleoclimáticos de los últimos 5.700 años...

Encuentran el primer barco usado para tráfico de esclavos mayas en Yucatán

A dos millas náuticas (3.7 kilómetros) del puerto yucateco de Sisal, municipio de Hunucmá, investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia...

Revelan la variedad de alimentos que consumían los neandertales

De acuerdo con la paleoarqueóloga Rebecca Wragg Sykes, la dieta neandertal no se basaba únicamente en carne cruda, sino que incluía insectos,...

Descubren piedras talladas de «una magnífica estructura real» de la época del reino de Judá en Jerusalén

Los expertos destacan el gran nivel de elaboración de los capiteles encontrados y el alto grado de conservación de los artículos.

Comentarios