Encuentran gran cantidad de restos romanos en Gran Bretaña

Buscadores de tesoros amateurs han descubierto un tesoro compuesto por figuras romanas, entre ellos un busto de un posible amante de un emperador romano, un broche de plata y oro con forma de delfín, un hueso de animal en forma de falo y una figura representando un acto sexual.

Estos artefactos son algunos de los casi 25.000 objetos romanos (la mayor parte monedas) que se han encontrado en Inglaterra y Gales en 2011, documentados como parte del Plan Portable Antiquities (PAS) y publicados recientemente en la revista Britannia. Sally Worrel, asesora del PAS de la Época Romana y Prehistórica y John Pearce, profesor de Arqueología de la Universidad de Londres, analizan una pequeña muestra de los artefactos encontrados.

El broche de oro y plata fue encontrado en el condado de Essex, al noreste de Londres. Worrell cree que el broche posiblemente fue creado en el continente europeo y llevado a Gran Bretaña en la época romana. Cuenta con una joya con forma ovalada pero muy pequeña, por lo que posiblemente fuera usado por un niño o una mujer como símbolo de alto estatus, ya que con los materiales con los que está fabricado sólo podía pertenecer a la alta sociedad.

Otro de los artefactos, esta vez encontrado en cerca de Market Rasen, en Lincolnshire, es el busto de cobre que representa el torso de un hombre joven con el torso desnudo, que podría ser Antino, el amante varón del emperador Adriano. El busto hueco parece ser parte de la decoración de un mobiliario. Los investigadores no están seguros de si realmente fue el amante de Adriano, pero su peinado se parece al de otras estatuas conocidas del emperador.

Los últimos objetos son un claro ejemplo de la cara erótica del arte romano. Uno de ellos está hecho de cobre y fue encontrado al norte de Yorkshire y se trata de una figura de un hombre y una mujer manteniendo relaciones sexuales. El otro artefacto es la figura de un pene con dos alas tallado en el hueso de algún animal.

No es raro encontrar iconografía sexual explícita en el concepto familiar romano”, declaró Pearce en la entrevista, señalando que Pompeya cuenta con murales explícitos de este tipo.

Una teoría es que las escenas que muestran actividad sexual tienen un poder apotropaico, ya que hacen reír y ahuyentan el mal de ojo”, aclaró.

Vía Livescience

Casi graduada en Publicidad y RRPP. Empezó a gustarme la historia en 2º de Bachillerato gracias a un profesor muy bueno que nos hizo ver que tenemos que conocer nuestro pasado para saber hacia dónde nos lleva el futuro. Desde entonces no he tenido oportunidad de indagar más en todo lo que nuestra historia nos ofrece, pero ahora puedo retomar esa inquietud y compartirla con vosotros.

Artículos relacionados