Inicio Arqueología Europa Encuentran una rara moneda romana del reino del Bósforo en Rusia

Encuentran una rara moneda romana del reino del Bósforo en Rusia

Autoridades rusas han informado del hallazgo de una rara moneda del reino del Bósforo, durante las excavaciones realizadas en la región de Kuban.

Esta moneda dorada, acuñada entre los años 27 y 28 d.C., circulaba en el territorio del reino del Bósforo, que incluía las regiones de Crimea oriental, la península de Taman, Anapa, Novorossiysk, la región inferior de Kuban, la oriental de Azov y el delta del Don.

Se considera que esta moneda está entre las más raras al conocerse solo otros dos ejemplos.

Marcelo Ferrando Castro
Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Most Popular

Hallan fósil de un dinosaurio desconocido en Brasil

Un fósil de unos 115 millones de años fue encontrado en el noreste de Brasil. Pertenece a una...

El origen de la palabra ‘casino’ y la historia de las primeras casas de juegos

¿Cuál es el origen de la palabra "casino"? Intentaremos responder esta pregunta y conocer los primeros casinos instaurados en la historia.

Descubren una posible causa del abandono de Tikal, el gran centro de la civilización maya

Durante el Clásico Tardío y Clásico Terminal, las reservas centrales de Tikal contenían proporciones elevadas de mercurio, fosfato y cianobacterias que producen toxinas peligrosas.

Encuentran dos enclaves aborígenes sumergidos hace más de 7.000 años frente a la costa de Australia

"Una gran cantidad de la información arqueológica que documenta la vida de los aborígenes está ahora bajo el agua", explicó uno de los investigadores.