Encuentran una tumba con una armadura intacta en Japón

armadura japon tanko
Tumba junto con el tanko, la armadura de Japón encontrada estos días. Crédito: Universidad de Kagoshima.

Trabajadores que pavimentaban una carretera rural en Japón, se toparon con una tumba subterránea de 1.500 años de antigüedad que contenía un gran ataúd de piedra, restos humanos y, lo más sorprendente, una armadura en gran estado de conservación.

Los restos probablemente pertenecen a un líder local, en tanto que la armadura, conocida como “tanko“, se cree que fue un regalo de la corte imperial de Yamato (actual prefectura de Nara), en agradecimiento a la cooperación que esa persona les ofreció, explicó la junta educativa de Shibushi.

Tatsuya Hashimoto, profesor de arqueología en el Museo de la Universidad de Kagoshima, explica que la tumba “probablemente fue construida para un líder local poderoso que estaba directamente conectado con la corte imperial de Yamato“.

La tumba data del período Kofun, desde finales del siglo III al VII, y es una de las tumbas subterráneas más grandes encontradas en la región de Osumi con 2,6 metros de largo, 1,8 de ancho y 1,6 metros de altura, en tanto que la cámara funeraria mide 2,6 metros de largo y 1,9 de ancho.

Los restos óseos encontrados pertenecen a un hombre adulto de 1,70 mts de altura, y se encontraron además una espada, su vaina y otra gran cantidad de objetos.

El tanko estaba en un estado casi inmaculado de pie junto al ataúd y mide 35 cm por 40 cm.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Artículos relacionados