Historia de la Tierra: Kenorland, uno de los primeros supercontinentes

kenorland supercontinente
Supercontinente Kenorland

Uno de los primeros supercontinentes de la Tierra y del cual sí se tiene constancia de su existencia fue Kenorland, formado hace 2.700 millones de años y el tercero en la historia de la Tierra si tenemos en cuenta a los dos hipotéticos anteriores: Vaalbará y Ur.

Se cree que se formó durante el Eón Arcaico por el acercamiento de los cratones neoarqueozoicos y la formación de una nueva corteza continental.

El supercontinente Kenorland comprendió lo que más tarde se convertiría en Laurentia (el núcleo de América del Norte y Groenlandia), Baltica (hoy Escandinavia y Báltico), Australia Occidental y Kalahari, y también formó una parte sustancial de Nena (acrónimo de Norte de Europa y Norte de América), el supercontinente asociado con la Cuenca de Sudbury, en Canadá.

Su orientación paleomagnética, los enjambres de zanjas volcánicas y la secuencia de similares secuencias estratigráficas han permitido su reconstrucción.

Origen del supercontinente Kenorland

Kenorland se formó hace unos 2.720 millones de años como resultado de una serie de eventos de acreción, registrados en el cinturón de rocas verdes del cratón de Yilgarn (Australia) y la formación de una nueva corteza continental.

Fragmentación del supercontinente Kenorland

Los estudios paleomagnéticos muestran que Kenorland se encontraba en latitudes bajas hasta que el magma tectónico comenzó a emerger hace 2.480 millones de años. Hace 2.450 millones de años, Baltica se encontraba sobre el Ecuador y se unió a Laurentia, formando una única unidad con los cratones de Kola y Karelia.

cratones kenorland
Cratones que formaron Kenorland

La prolongada (2.480 – 2.100 millones de años) ruptura de Kenorland durante el Eón Arcaico y el Paleoproterozoico (la primera era geológica que compone el Eón Proterozoico), se manifiesta en diferentes diques máficos (silicato o roca rico en magnesio y hierro) y los sedimentos en diferentes cuencas y grietas en muchos continentes.

Debemos tener en cuenta que en la época de la Tierra primitiva, en los Eones Arcaico y Neoarcaico, estos desplazamientos de la capa del manto profundo eran muy frecuentes, permitiendo a su vez que se formasen los continentes.

La desintegración de Kenorland fue contemporánea con la Glaciación Huroniana, la edad del hielo más antigua y más extensa de la Tierra que duró aproximadamente 60 millones de años, y que llevó a una extinción masiva de vida en el planeta que en ese entonces estaba habitado por vida simple y unicelular.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Artículos relacionados