Historia del email marketing

email

En la actualidad, el envío masivo de emails es algo que tomamos con total naturalidad. Todos recibimos diferentes tipos de correos electrónicos con publicidad, artículos de interés en función de una suscripción de un blog o web, o de newsletters que se envían con fin informativo sobre diferentes mensajes en función de la web o empresa que nos los envíe, como pueden ser los artículos más destacados en un mes que solemos enviar nosotros mismos a quienes se han suscrito a nuestra newsletter. Pero…¿cuál es la historia del email marketing?

Historia del email marketing

Antes de hablar de ello, debemos comenzar con la propia historia del correo electrónico, siendo su creador Ray Tomlinson (fallecido el 5 de marzo de 2016), un programador estadounidense que envió en 1971 el primer email de la historia.

¿Sabíais que la Reina Isabel II fue la primera jefa de estado en enviar un email? Ese es el segundo gran hito del correo electrónico y ocurrió en 1976, siendo el siguiente en 1982 cuando se utilizó por primera vez la palabra “email”.

Otros grandes hitos del correo electrónico son:

1978: se envía el primer anuncio a través de email en una red gubernamental y universitaria
1988: se publica el primer software de email comercial para Mac
1988: se alcanzan las 500.000 direcciones de email creadas en el mundo
1990: se crean los primeros emails HTML
1992: se publica en MS-DOS Microsoft Outlook por primera vez
1997: Microsoft compra Hotmail
2000: se crean las principales plataformas de email-marketing
2003: se alcanzan los 625 millones de emails en el mundo
2007: Google lanza Gmail

Ray Tomlinson
Ray Tomlinson

Ya hemos visto que el primer anuncio por email se envió en 1978, pero su verdadero despegue no llegaría hasta los años 90, en donde la popularización de internet y de los correos electrónicos como tales, se les presentaron como una gran oportunidad para las empresas que comenzaron a operar en la nueva forma de comunicación digital.

¿El motivo? En el email vieron la oportunidad de acercarse tanto a sus clientes como a sus potenciales, pero además el ahorro de costes que suponía respecto a los envíos por correo ordinario era demasiado alto como para no aprovechar la ocasión, hasta el punto que en 1995 la cantidad de emails enviados por las empresas era mucho mayor que los envíos por correo ordinario típicos en la época.

En esta década, fueron las grandes superficies americanas las que comenzaron a enviar los primeros emails comerciales a sus clientes, algo que tuvo muy buena aceptación por parte de los usuarios en esos primeros años.

Sin embargo, en esa etapa también surgió uno de los principales problemas para el email marketing: el SPAM, pues era muy fácil que los usuarios confundieran uno con otro pese a ser dos cosas totalmente diferentes.

Esto comenzó a regularse a finales de esa década, pero no fue hasta el año 2003 cuando se sentaron las bases legales y se reguló el email marketing con la firma de la primera ley americana sobre el uso comercial de los emails, conocida como CAN-SPAM, firmada por George W. Bush.

Ese mismo año 2003, Microsoft introduce el primer filtro anti-spam y anti-phishing en Outlook, los que con el paso de los años se han ido perfeccionando cada vez más, llegando a detectar incluso cuándo un remitente es falso.

Con la explosión de las redes sociales en los últimos años, muchos creyeron que sería el fin del email marketing como tal, pero lo que ocurrió fue precisamente lo contrario: la integración de estos nuevos servicios junto con el email, profesionalizándose cada vez más en función de las necesidades y gustos de los usuarios.

Imagen Ray Tomlinson: Andreu Veà i Baró en Wikimedia
Imagen portada: Geralt en Pixabay

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros.
Marcelo Ferrando Castro

Artículos relacionados