Publicado el: Vie, Ene 2nd, 2015

Historia del gaélico, ejemplo de lengua superviviente

El gaélico o irlandés (en irlandés gaeilge, en inglés Gaelic, Irish) es una lengua celta de la familia indoeuropea. Los restos más antiguos del irlandés son las inscripciones de las Piedras Ogham, que datan del siglo V y VI d.C. Estas muestran un alfabeto diferente al latino, pero los romanos latinizaron esta escritura.

El gaélico no tiene muchos hablantes actualmente y se encuentran en Irlanda, Isla de Man y Escocia, sobre todo en la zona de Highlands o tierras altas, Gales, Cumbria y Cornualles. Alrededor de 60.000 personas hablan gaélico escocés en Escocia, donde este idioma compite con inglés y con el inglés-escocés (denominado Scots-English/Scottish- English en inglés), que son variedades dialectales del inglés.

Aunque a lo largo de la historia el gaélico casi desaparece, actualmente sobrevive gracias al impulso popular, a su implantación en el sistema educativo, además de muchas figuras de la vida pública y medios de comunicación.

gaelic alphabet

Alfabeto Gaélico

Contexto y evolución histórica.

Los celtas se originaron en el alto Danubio en el primer milenio antes de Cristo, pero en el 400 a.C. se extendieron hacia Centroeuropa, llegando a Dinamarca, Alemania y las Islas Británicas. Era un pueblo muy religioso y politeísta hasta la llegada del cristianismo.

Los romanos, encabezados por Cayo Julio César, llegaron a las costas británicas al norte, en Caledonia (la actual Escocia) que estaba dominada por los pictos. A pesar de sus resistencia, los ejércitos romanos empiezan a invadir y romanizar Gran Bretaña desde el 54 a.C. hasta el 61.d.C, para expandir Roma y beneficiarse de la privilegiada posición de las islas, puente entre centro de Europa y Escandinavia. El Gran Imperio controlará las islas (que ellos llamaron “Britania”) desde siglos IV hasta V d.C., dejando huella en la cultura, idioma y sociedad británicas.

Mapa de Gran Bretaña

Mapa de Gran Bretaña

A mediados del siglo III, oleadas de bárbaros o teutones invadieron y saquearon Gran Bretaña; solo quedaron Irlanda, los Highlands de Escocia y el País de Gales como resistencia celta. Sin embargo, la cultura celta acabó con las invasiones germánicas al territorio británico en los siglos V, VI y VII d.C., lo que obligó al algunas tribus celtas a huir a Bretaña al norte de Francia, Asturias y Galicia en el siglo V. El Rey Arturo, es el último símbolo de la resistencia celta a la conquista sajona.

La caída del Imperio Romano de Occidente facilitó las conquistas bárbaras. En el 367 los francos y sajones atacaban la Galia, los pictos y escotos hostigaban Britania, por lo que en 409 Roma pierde Britania. Las tribus que llegaron eran  jutos y anglos de Escandinavia (península de Jutlandia) y sajones de Centroeuropa.

En el 793 los escandinavos se asientan en las islas británicas. La sociedad vikinga constaba de comerciantes y agricultores que dinamizaron la economía, además eran más libres que los anglosajones porque no practicaban el feudalismo. Entre 812 y 837 Irlanda es conquistada debido a la gran presión vikinga, cultura que se mezcló con la local.

Con un conflicto entre ingleses y daneses que acabó con la coexistencia pacífica en Wessex, muere Etelredo, lo que significó la caída del imperio anglo sajón en 1002.

Guillermo el Bastardo o el Conquistador encabezó la victoria normanda sobre los anglosajones en Hastings en 1066, dando comienzo al Medievo, sistema feudal y la obediencia del vasallo al señor. Los normandos establecieron justicia y administración más burocratizadas y complejas, con la aristocracia al poder en nombre del rey. También intentaron imponer el idioma y cultura franceses sobre el inglés, pero el pueblo conservó su lengua, así que el francés se limitó a los gobernantes.

En Escocia:

El sur y este de Escocia se sometieron al poder normando a partir del siglo XIII, el norte y oeste (islas Orcadas, Skye, Man, Somerled y Shetland) eran de influencia gaélica y permanecieron  bajo el poder de Noruega. Sus pobladores vikingos se gaelizaron.

Destacan figuras de William Wallace y Robert the Bruce, que se alzaron y vencieron al rey de Inglaterra Eduardo II el 24 de junio de 1314. En 1328 Bruce y Eduardo II firmaron el Tratado de paz que concedió la independencia hasta 1603.

Entre 1580 y 1616 gracias al poeta y dramaturgo William Shakespeare la cultura e idioma inglés recibieron un fuerte impulso, facilitando su hegemonía frente a otras lenguas.

Hubo paz con los escoceses, hasta que Carlos I (1625-49) interrumpió las negociaciones y el avance parlamentario, así que estalló la Revolución Inglesa, que culminó  con una República y la dictadura de Oliver Cromwell.

Una vez restaurada la monarquía, Ana sucede a Guillermo III entre 1702 y 1714. Debido al estado arruinado de Escocia, Ana consigue  la firma del Act of Union entre Inglaterra y Escocia el 16 de enero de 1707. El parlamento escocés quedó controlado por Gran Bretaña.

Sin embargo, Escocia pasó a ser liberal y a exigir el autogobierno, pero no tuvo tanto éxito como en Irlanda. Artistas como el poeta Robert Burns emplearon los dialectos escoceses en sus versos para potenciar el idioma, seña de identidad de la cultura.

En 1934 se crea el Partido Nacionalista escocés (SNP) con el objetivo de recuperar la independencia. Tras la Segunda Guerra Mundial (1939-45) el sentimiento escocés resurgió y se plasmó en el arte, música y literatura (de ahí surgió el festival de Edimburgo en 1974). Escritores como Hugh MacDiarmid  se esforzaron en la expansión de la cultura escocesa, el resurgir del gaélico y escocés como idiomas y la identidad nacional. En los 60 se impulsa el sentimiento de autonomía, con plataformas como la BBC y la Televisión escocesa (Scottish Television). También la crisis del petróleo de 1973 incrementaron la independencia y la campaña a favor del “petróleo escocés” que abasteció al país en la crisis internacional. En 1997 el referéndum triunfó, lo que devolvió a Escocia su propio Parlamento.

En Irlanda:

La religión fue un detonante de la inestabilidad entre Gran Bretaña e Irlanda. En 1695 el parlamento inglés dirigido desde Londres inició las leyes anticatólicas, lo que provocó protestas de la clase media católica irlandesa, fomentando tendencias separatistas. La Sociedad de los Irlandeses fundó en 1788 la Sociedad de Lectores de Belfast, de carácter revolucionario.

En 1798 los irlandeses se rebelaron contra la política de Pitt, quien unió los dos parlamentos con la llamada Acta de Unión aprobada en 1800, en el reinado de Jorge III. Con esta maniobra el gobierno central quería controlar a los irlandeses, pero fue rechazada por los irlandeses nacionalistas, que pedían un parlamento independiente y alimentaron el movimiento revolucionario del fenianismo.

En 1919 se produce la guerra anglo-irlandesa o de Independencia en 1919, que acabó en 1921 con la firma del Anglo-Irish Treaty, por el que se dividió la isla: El Estado libre compuesto por 26 de los 32 condados irlandés y el Ulster, o Irlanda del Norte, formado por seis condados de los nueve que forman esa provincia y que permanecían unidos a Gran Bretaña.

Los nacionalistas irlandeses liderados por De Valera que reclamaban la nueva constitución de Eire como estado democrático independiente y soberano. Chamberlain firmó el acuerdo en abril del 38. El estado libre Irlandés éste se convirtió en la República de Irlanda en 1949 y se separó de la Commonwealth.

Los seis condados del norte causaron grandes conflictos entre los nacionalistas y unionistas. Entre los nacionalistas surgió el IRA (Irsh Republican Army) grupo terrorista que perpetró varios atentados. En varias ocasiones el IRA anunció el alto al fuego, pero esto no ocurrió definitivamente hasta el 2005, lo cual fue condición imprescindible para pacificar Irlanda del Norte por la vía política.

La conclusión de este proceso nacionalista es que a pesar de los conflictos ocasionados a lo largo de la historia, los británicos pueden sentirse satisfechos por haber logrado una  transición pacífica y mediante el diálogo entre las partes. 383

Actualmente, en Irlanda se emplea el concepto Gaeltacht para designar las regiones donde el irlandés es lengua oficial. Superan los 90.000 hablantes y se encuentran en los condados Donegal, Mayo, Galway y Kerry al oeste, y parte de los condados Cork, Meath y Waterford.

Mapa del gaélico en Irlanda. Creative Commons

Mapa del gaélico en Irlanda. Creative Commons

 

Lingüística y préstamos de otros idiomas.

Gracias a la tradición oral, las lenguas celtas se han mantenido y transmitido.

Existen variedades dialectales del celta. Por un lado el celta goidélico, o goidelic celt en el que las oclusivas finales de las sílabas se pronuncian como una /k/, por lo que se le denomina también como celta-Q. Esta variedad se encuentra más en Irlanda, Isla de Man y en las Highlands de Escocia.

Por otro lado, el celta británico o brythonic celt que pronuncia una /p/ para las oclusivas finales. Así que, se llama también celta-P. Existe una relación entre el celta británico y el bretón de la Bretaña francesa. Esta variedad se hablaba más en la Gran Bretaña celta y romana, pero se vio reducido a Gales, Cumbria y Cornualles tras la invasión anglosajona. El corno, dialecto celta de Cornualles desapareció.

·Ejemplo del prefijo mac que significa “hijo de”  o “de la tribu”.

El gaélico irlandés, el escocés y el dialecto de la isla de Man (principales representantes del grupo goidélico) adoptan la partícula mac, así MacMillan significa “hijo de Millan”.

Pero en Irlanda la “a” se pierde y se dice McMillan.

Por su parte, en la Isla de Man sólo se conserva la “c”.

El galés, (o Welsh, en inglés) es el principal representante del grupo britónico, y elimina la “m” y pronuncia la “c” como una /p/ es decir “map”, que queda reducido a “ap”.

En gaélico existen variedades como el gaélico irlandés y el gaélico escocés.

Sus diferencias no son solo ortográficas o geográficas, sino que presentan variedades de tono o acento, que dificultan la comprensión entre los hablantes.

Las lenguas celtas han conservado palabras con características e influencia castellana como izpatha, o cerevisia, espada y cerveza respectivamente.

Es cierto que los vikingos poblaron las islas, pero fueron un pueblo que adoptó la cultura de las tribus nativas, en vez de imponer su idioma y formas de vida escandinava. Esto colaboró a que las lenguas celtas pervivieran al mismo tiempo que las lenguas escandinavas no las invadieran. Sin embargo, se pueden encontrar préstamos como pingin y margadh, que significan pennymarket en inglés, respectivamente.

En el caso de los normandos, ocurrió de forma similar. No obstante, es cierto que éstos intentaron imponer en vano el francés al pueblo. Fue en Irlanda donde más resistencia lingüística hubo hasta tal punto que los normandos acabaron hablando irlandés.

El único obstáculo que encontró el irlandés era el establecimiento del inglés como lengua administrativa y comercial, a partir del siglo XV.

En el siglo XIX resurge un fuerte sentimiento nacionalista de la mano de artistas como el poeta Thomas Osborne Davis. Con su obra Our National Language, que impulsó el empleo del irlandés en la sociedad.

También es destacable el papel desempeñado por The Society for the Preservation of the Irish Language, fundada en 1876 para fomentar este idioma en la educación primaria y universitaria. Esta labor es similar a la que realizó Gaelic League, que impartió clases de irlandés por Irlanda para promover este idioma.

A modo de ejemplo podemos mostrar los siguientes préstamos del gaélico:

LATÍN

IRLANDÉS

INGLÉS

FRANCÉS

ESPAÑOL

schola

ccoil

school

école

escuela

liber

leabhar

library

livre

libro

littera

litir

letter

lettre

letra

Impulso en el panorama actual.

Actualmente existen muchas formas de promocionar el idioma y la cultura irlandesa o gaélica.

En primer lugar los medios de comunicación son vitales en la sociedad. Por un lado sobresale la corporación de medios British Broadcasting Company que informa sobre los sucesos de las diferentes regiones del país, al mismo tiempo que da conocer el idioma irlandés por medio de la página web donde se ofrecen lecciones, cursos, contenido audiovisual descargable de todo tipo como series. La interactividad con el usuario es también muy efectiva.

También es destacable por ejemplo MG ALBA que promueve el gaélico en Escocia. Para ello emplea plataformas como FilmG, que anima a los jóvenes a crear películas en gaélico y participar en competiciones.

Asimismo, hay personalidades como Coinneach Maclean, perteneciente a la Fundación Nacional  de Escocia (National Trust for Scotland) que publicita patrimonio natural y cultural escocés.

Figuras de la gran pantalla promueven el sentimiento nacionalista e independentista de Escocia. Sean Connery al contribuyó a la “devolución” (independencia escocesa) apelando a la “Declaration of Arbroath” de 1930, o apoyando el referéndum popular de 2014. También películas como Braveheart (1995) inspiraron a los escoceses nacionalistas.

Los grupos de música como “Altan” o “Líadan” también suponen un gran impulso de la lengua y cultura irlandesas. El rasgo más especial de este tipo de música es su capacidad para trasportar al oyente a otra época y cultura.

Para promover el estudio de la lengua gaélica en el extranjera existen asociaciones como Glór na nGael`s Irish. Para ello organizan competiciones, concursos, eventos culturales, etc. Cuenta con el patrocinio de Foras na Gaeilge y el Departamento de Asuntos Exteriores. Festivales como Oireachtas también son importantes.

Europa también desempeña un papel importante en la consolidación del irlandés a través de la Carta Europea de Lenguas Regionales o Minoritarias, que en 2005 reconoció al irlandés como lengua oficial de la Unión Europea, lo cual le confiere equivalencia con otros idiomas europeos.

No hay que olvidar Internet, que ofrece información y entretenimiento al alcance de los usuarios, disolviendo las barreras para expandir este tipo de idiomas.

Sobre el autor

- Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.

Ver 2 comentarios
  1. YOLY dice:

    Hola a los miembros de RedHistoria y a todos los que pasáis por aquí.
    Mi marido y yo somos unos meros aficionados al origen histórico que dió paso a nuestros orígenes,y en particular a la Céltica,sobre todo porque somos unos enamorados del norte de nuestra España y de todo lo que tiene que ver con su cultura y su dulce y melodioso dialecto que es originario del Gaélico.Se agradece que haya personas que estén dispuestos a rescatar del olvido nuestros orígenes y gran parte de nuestra cultura heredada.La pena es que se halla perdido tanto del legado que nuestros antepasados nos dejaron,como el idioma.Tanto es así que mi marido y yo nos queremos tatuar por nuestro décimo aniversario de casados,(llevamos casi 25 años juntos),el símbolo celta que simboliza la unión de las parejas;el Comharradh.Lo queríamos acompañar de unas frases en gaélico pero al final vamos a tener que desistir de esa idea porque no hemos encontrado ningún diccionario/traductor que nos haya podido confirmar si las frases que sacamos de un libro sobre el pueblo celta y la mitología escandinava se correspondan con la traducción que en el se daba.
    Las frases eran:”Is Caomh Lium Thú,Mo Ghràidh.Mae” y “Nas Àirde! Gobha! Liuthad,Ghrà!”,y claro,tatuartelas en la piel para toda la vida y que no signifiquen lo que tú crees,pues como que no.
    En fin,quién sabe,puede que volvamos a tener la oportunidad de hacerlo en un futuro no muy lejano,si es que encontramos un diccionario/traductor que sea del gaélico originario,porque con el gaélico irlandés y escocés no ha habido suerte.
    Enhorabuena por la web y que sigáis avanzando en las investigaciones sobre el mundo Celta y todo lo que les envuelve.
    Un saludo.

    • Muchas gracias Yoli, tanto por tus palabras hacia nosotros como por vuestro amor a la cultura celta! Es verdad que es muy complicado encontrar traductores precisos del gaélico pero, lo habéis intentado en alguna universidad que estudie el tema? Quizás allí podáis encontrar un docente que os ayude con la frase que buscáis.

      Mucha suerte con la búsqueda y por muchos años más!

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados