sábado, abril 10, 2021
devocionales cristianosspot_img
InicioAntiguaAméricaIntroducción al arte prehispánico, resumen y características principales

Introducción al arte prehispánico, resumen y características principales

El arte prehispánico, también conocido como arte precolombino, hace referencia al conjunto de obras artísticas desarrolladas por los pueblos del continente americano antes de la invasión de los españoles en estos territorios.

Dentro de las obras de las cuales aún hoy muchas se conservan, está la arquitectura, la escultura, cerámica, arte rupestre, pintura, textiles y metales.

Estas culturas prehispánicas demostraron un gran desarrollo intelectual y artístico el cual hoy día dejaron como un legado cultural de gran valor para la humanidad. Tuvieron la capacidad no solo de modificar el medio ambiente para el desarrollo de su crecimiento, tomándolo a su favor, sino de una gran capacidad creativa e intelectual para sus creaciones más allá de lo utilitario.

Antecedentes del arte prehispánico

Aunque llamemos arte prehispánico a todo lo desarrollado en culturas desarrolladas en América, también se le llama precolombino por formar parte de todo lo desarrollado en estas tierras antes de ser pisadas por Cristóbal Colón y sus acompañantes en 1492.

Tenemos que tal concepto viene dado de pre–Colombia, precisamente antes de Colón; aunque efectivamente hará referencia exclusivamente a todas aquellas culturas que desarrollaron, crecieron y dominaron estos territorios americanos.

Tomemos en consideración que fue durante la época preclásica americana algunos de los inicios de estas culturas, en especial con los Olmecas, a quienes se les asigna la creación y construcciones de las primeras y más famosas ciudades del continente conocido como Teotihuacán.

Aunque la mayoría de estas culturas prehispánicas se desarrollaron en distancias muy lejanas la una de la otra, durante el periodo clásico se verían cambios significativos.

Esto devino no solo a intercambios culturales, sino influencias dadas de una a otra cultura, ejemplo de ello se notará entre las civilizaciones mesoamericanas y andinas.

En algunos casos se vinculan algunos nexos entre mitologías y construcciones arquitectónicas, entre otros detalles artísticos, en los que se encuentran en ciertas similitudes.

machu picchu
Machu Picchu

Los Incas dan un ejemplo de ello, siendo una de las civilizaciones de mayor importancia, especialmente por mantener un imperio que se expandió en regiones tales como Perú, Ecuador, Bolivia, Chile, Colombia y Argentina, sin contar legados tales como el hoy destacado Machu Picchu en Perú, ciudad que fue construida en el siglo XV.

Otra de las grandes civilizaciones prehispánicas fueron los mayas. Estos, con una gran diferencia geográfica ante los Incas, ya que se desarrollaron entre México, Honduras, Guatemala, Belice y El Salvador principalmente, con un ejemplo de gran valor como la ciudad que levantaron, Chichén Itzá.

Arte prehispánico

Al entender que el arte prehispánico o precolombino fue todo aquello que desarrollaron las culturas de los pueblos americanos ante de la llegada de los españoles, podemos referirnos, más allá de esto, a un tiempo determinado en el que fueron desarrollados muchas grandes obras de arte de gran importancia hoy día para la sociedad.

Es importante destacar que, una vez llegaron los españoles, encontraron que no todas las culturas, según su posición geográfica, se encontraban en un desarrollo que le igualara a otra. Se hallaron, por el contrario, muchas más diferencias que semejanzas.

Todo esto les dio a entender, tanto a arqueólogos como antropólogos, que era necesario delimitar en dos áreas todo lo que hallaron. Por un lado, tenemos a lo llamado América nuclear, cuyos pueblos que comprenden son México, así como parte de América Central y la Cordillera de los Andes, entre tanto, también todo lo que se abarca a partir de Colombia hasta Chile.

Tenemos entonces que, a lo que llamamos periodo clásico, comenzaría a partir del año 292 aproximadamente, con la cultura Maya, aunque culminaría hacia 900, siendo así, según historiadores, el máximo auge del arte prehispánico.

ruinas mayas
Cultura maya. Crédito: Dominio Público.

Sí hubo un momento, como ya se ha mencionado, en el que existiera una interacción entre culturas, en especial durante el periodo clásico entre las civilizaciones de los Andes y Mesoamérica.

Marco geográfico de las culturas prehispánicas

El entorno geográfico depende del virreinato español al establecerse en el continente, porque justamente el término precolombino designa un hito desde la perspectiva hispanoamericana. Por lo tano, los nombres de las culturas americanas en otros territorios no españoles son también diferentes.

Entre estas regiones culturales prehispánicas, son quince las regiones particularmente más llamativas por su gran cantidad de vestigios y materiales, especialmente en dos regiones: Los Andes y Mesoamérica.

Por su parte, en los Andes, incluyendo los territorios de todos aquellos países que van desde Venezuela y Colombia en el norte, hasta las montañas del sur de Chile en el norte y Argentina en el sur.

Acá se destacan particularmente los Chibchas, el cual será el punto de encuentro los Andes y Mesoamérica; asimismo, San Agustín, Sinú, los Colima, Nazca, Chavín e Inca.

Es en Mesoamérica en el que incluiremos tanto Centroamérica como el territorio actual de México, cuando la civilización comenzó con el establecimiento de los pobladores de Teotihuacán, Los Olmecas, una de las primeras ciudades de América. Las otras culturas desarrolladas acá fueron los Tolteca, Mixteca, los Mayas y los Aztecas.

Periodos del arte prehispánico

Los historiadores, antropólogos y arqueólogos han llamado a Mesoamérica a una vasta área cultural, geográfica e histórica, con un área de aproximadamente un millón de kilómetros cuadrados, limitando por el río Sinaloa en el noreste del actual México, y en el Golfo de México por las cuentas del Lerma y Soto de la Marina, así como al sur en Honduras por el Río Ulúa, y Costa Rica, en Puntarenas.

Siendo México su epicentro; desde un punto de vista histórico y artístico, es la cuna de la cultura de las tres regiones más importantes: el valle de México en el centro, la costa del Golfo hacia el este y el valle de Oaxaca al sureste del primero.

Aunque se realicen varias clasificaciones en orden cronológico, la historia del área mencionada se divide en cinco principales periodos.

Estos periodos van desde el Lítico, en el que se forman un grupo de cazadores-recolectores sin grandes desarrollos artísticos del que se tenga conocimiento hasta ahora, desarrollado entre el 40.000 / 20.000 a.C. – 6000 a.C. aproximadamente.

A esto le seguirá el periodo arcaico, desarrollado principalmente con unas primeras aldeas en el Valle de Teotihuacán; le seguirán los tres grandes periodos de gran desarrollo: preclásico, clásico y postclásico.

Período formativo o pre-clásico

El periodo comprendido entre el 1500 a.C. y el 300 d.C. incluye pequeñas dominaciones con diferentes culturas que se desarrollaron de forma independiente creándose culturas diferentes.

Periodo clásico

Este periodo comenzó a finales del 300 d.C. siendo esta la etapa en la que su estilo tomaría más forma, especialmente en las culturas que se organizaron y permanecieron activas formando un gran imperio, pero con organizaciones peculiares según sea el caso.

Periodo postclásico

Esta etapa se inicia en el año 900 d.C. hasta 1540 d.C. aproximadamente. Esta etapa se caracteriza por las habituales guerras provocadas por el crecimiento demográfico y el desarrollo tecnológico principalmente. Al aumentar la población, el caos inició para, también, pelear por tierras, poder y demás.

Características del arte prehispánico

Aunque cada cultura, tanto en Mesoamérica como en la región de los Andes, desarrolló estilos diferentes que le caracterizan de formas particulares según sea el caso, estos pueblos se encuentran levemente. Una de las formas artísticas más rica de estos pueblos fue la alfarería.

La mayoría de la alfarería fue desarrollada por grupos sedentarios de agricultores, cuyos objetos desarrollados eran con fines utilitarios, más que artísticos o estéticos. La decoración de éstos, sin embargo, existía, siendo objetos tales como platos y vasos llenos de colores, con motivos particulares.

Además, estos objetos también eran empleados por muchas de estas culturas con fines ceremoniales para diversos rituales. Según la importancia de cada pueblo respecto a la muerte, se realizaban vasijas funerarias que solían estar realizadas a partir de figuras de animales e incluso antropomórficas.

A pesar de que hoy día se ha rescatado una gran cantidad de objetos realizados por las culturas prehispánicas, al que además le damos hoy el valor artístico y cultural merecido, muchas de sus obras llegaron a ser destruidas por los conquistadores para la fundición, en especial aquellas que realizaron con metales tales como el oro, entre otros.

Otras tantas culturas aún hoy celebran, respetan e intentan continuar con las ideologías prehispánicas, especialmente en regiones como México, Perú, Ecuador, entre otras, en las que se dejó plasmado un legado estas formas de vida, tanto con objetos como con la rica arquitectura.

Tampoco hay que dejar de lado que una de las características fundamentales de los pueblos prehispánicos fue la religión, que además dio vida a todo el conjunto artístico que desarrollaron.

El arte prehispánico en la región de Los Andes

En la región de los Andes, la cual abarcó los territorios comprendidos entre Venezuela y el norte de Colombia, llegando hasta las montañas de Chile desde el sur hasta el norte y hasta el sur de Argentina, una de las elaboraciones artísticas en las que más se destacaron fue en los tejidos.

Siendo uno de los pueblos más grandes en su desarrollo el Imperio incaico, aunque también existieron otras culturas como los Nazca, Moche o Cochasquí, e incluso los Huari o Tiahuanaco que tuvieron un mayor alcance, entre otros que hoy día siguen formando parte de estudios científicos, arqueológicos y arqueólogos. Así como también los Wari, Vicús, Recuay, Tiwanaku, Paracas, Maytas-Chribaya, Lambayeque, Ica-Chimcha, Chimú, Chavín y Chancay, Cajamarca, Pukara del Titicaca, entre otros.

manto cultura paracas
Manto de Paracas. Crédito: Embajada de Perú en EEUU

La técnica empleada, así como la estética, de las comunidades precolombinas de la región de los Andes destacaron en grandes rasgos. Los primeros en preocuparse en los textiles fueron cazadores y pescadores al rodearse especialmente por las fibras vegetales que manejaban, siendo éstos quienes domesticarían el algodón mucho antes que muchas otras plantas alimenticias.

Se puede decir que la región andina prehispánica fue una civilización del tejido; podríamos decir que hasta el día de hoy las habilidades de sus tejedores tradicionales van de la mano con la forma de pensar, diversos símbolos y ciertas relaciones sociales.

El arte de tejer forma parte de una serie de pasos y técnicas particulares donde cada grupo social tiene sus propias intenciones culturales específicas, y que han llevado a transformar las materias primas en textiles; esto desde la obtención de fibras, el hilado y teñido, hasta el tejido en telares, así como bordado y pintura.

Así como en muchas otras sociedades, la identidad étnica, los roles sociales y políticos de sus portadores están vinculados a sus textiles, así como la vida está vinculada a la muerte y la vida cotidiana, considerando su estrecho vínculo al mundo espiritual sagrado.

El arte prehispánico en la región de Mesoamérica

Mesoamérica ocupó a las más grandes civilizaciones prehispánicas, particularmente desarrolladas al norte de México en gran medida.

Cronológicamente se desarrollaron entre 2500 a.C. y 1500 d.C. considerando que fue la época en la que muchas civilizaciones indígenas fueron destruidas tras la invasión europea.

No hay duda de que estas civilizaciones que formaron parte de Mesoamérica, se desarrolló fuera de Europa e incluso fuera del mundo oriental, aunque estando al margen de éstas. Tal aislamiento se remonta al Paleolítico tardío, cuando los futuros indios americanos de Asia cruzaron el paso entre Siberia y Alaska. Con la desaparición del puente de Bering, los pueblos americanos quedarían aislados de toda influencia externa.

Surge una arquitectura monumental y muy avanzada, así como de increíbles tallas en madera y piedra, cerámica y pintura.

Sin dejar de lado el rico conocimiento desarrollado por estas tierras al crear todo un mundo místico a partir de sus creencias, el empleo de los recursos naturales para el desarrollo de sus grandes creaciones artísticas, e incluso para organizarse y formar sus propia civilización.

Existieron acá culturas como la Olmeca, los Maya, la cultura Teotihuacana y los Aztecas como los más grandes, aunque también estuvieron los Toltecas, Zapoteca, Purépecha, Huastecas, Tlaxcaltecas y Totonacas, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Publicidad

ChatEsoterico.com
La historia es una parte esencial de nuestra historia, y sabemos que bitcoin casino será parte de nuestra historia en el futuro. En el mundo de hoy, todo se está moviendo tan rápido, que incluso ha aparecido el btc casino que a reemplazado la necesidad de usar moneda fiduciaria. El bitcoin casino está a la vanguardia de la creación de una nueva historia en el mundo financiero.

Comentarios