La Batalla de las Termópilas

La Batalla de las Termópilas es uno de los enfrentamientos más célebres entre griegos y persas, comandados por Leónidas y Jerjes I respectivamente, que tuvieron lugar durante las conocidas “Guerras Médicas”.

Principios de septiembre, año 480 a.C. En un desfiladero de unos 6 Km de largo situado en la costa norte de Grecia conocido como Termópilas (“Puerta Caliente”), un lugar de defensa natural contra las invasiones provenientes del norte de Grecia, va a tener lugar uno de los acontecimientos más conocidos y famosos de la historia antigua: La Batalla de las Termópilas.

Batalla de las Termópilas, por Jacques-Louis David

Pongámonos un poco en situación, nos encontramos en medio de un conflicto de la edad antigua conocido como “Las Guerras Médicas”, que enfrentaban a Persas (“Medos” en griego, de ahí el término Médicas) y Griegos. Tras la primera derrota Persa 10 años antes Jerjes I, hijo de Darío I (Derrotado en la Primera Guerra Médica en 490 a.C.) avanza sobre Grecia desde el norte con el ejército más grande reunido hasta entonces, la milicia de la Liga Griega sale a su encuentro y tiene lugar la batalla de las Termópilas (o segunda guerra Médica).

Se cree que el ejército Persa de Jerjes estaba compuesto aproximadamente por unos 250.000 hombres, y el de la Liga Griega liderado por Leónidas aproximadamente entre 6000 y 10.000 efectivos, dentro de los cuales se encontraba una élite minoritaria conocidos como Hoplitas (la élite guerrera espartana), cada uno de ellos contaba con 2 sirvientes elíotas además de las milicias de otras colonias griegas como Tespia o Tebas. Cifras todas ella lejanas a las leyendas y cuentos, pero que, sin embargo, no dejan de ser impresionantes para la capacidad logística de la época. Estamos hablando de una proporción de 50/1 en número de hombres. Los persas abastecían a su inmenso ejército siguiéndolo por toda la costa con una flota hasta llegar al Peloponeso.

Antes de la batalla los griegos levantaron un muro de 2 metros de alto conocido como muro Focense que les ayudaría a resistir las acometidas persas. La Batalla en tierra duró 2 días y finalizó con la derrota espartana tras ser rodeados por un camino oculto en las montañas del interior y que fue desvelado a los persas por el traidor Efialtes.

Mapa de las guerras entre griegos y persas

Cuando Leónidas supo que iba a ser rodeado ordenó a la mayoría de su ejército que se retirara y se quedó con unos 1500 hombres en total con la intención de retrasar el avance persa. Aunque no se menciona habitualmente en los escritos también hubo batalla por mar, concretamente en el cabo de Artemisio, la flota griega avanzó con el objetivo de impedir el abastecimiento de los persas. Los expertos sugieren que aunque los griegos hubieran resistido al ejército persa en el desfiladero la flota persa habría derrotado a la griega por el mar, obligando a los griegos a retirarse.

La batalla supuso un duro golpe moral al ejército de Jerjes que sufrió muchísimas bajas ante las falanges griegas a pesar de su superioridad numérica, poco útil en las Termópilas debido a su estrechez. El armamento y la indumentaria Helena (largas lanzas, armaduras y escudos de bronce) era muy superior a la Persa (cuerpo descubierto, escudos de mimbre, lanzas cortas, cuchillos y arcos), esto junto con la formación militar que habían adquirido muchos griegos (especialmente los espartanos) los hizo resistir varios días. Al finalizar la batalla los persas habían perdido en torno a 20.000 hombres.

Gracias a la gran victoria moral conseguida en este desfiladero, los griegos acabarían con las intenciones persas de conquistar Grecia derrotándolos algo más tarde en Platea, lo que se conoce como la “Tercera Guerra Médica“.

La Batalla de las Termópilas
Puntúa este artículo

Artículos relacionados