Inicio Curiosidades La desaparición del cráneo de Francisco de Goya

La desaparición del cráneo de Francisco de Goya

27
desaparicion del craneo de francisco de goya
La desaparición del cráneo de Francisco de Goya. Crédito: Dominio Público
Publicidad
Publicidad

La desaparición del cráneo de Francisco de Goya es uno de los mayores misterios del mundo del arte. Y, tratándose del personaje que es, resulta sorprendente que sea desconocida para la mayor parte de los españoles.

El hallazgo de la tumba de Goya

Goya llegó a Burdeos (Francia) en 1824, huyendo del recién instaurado absolutismo en España. Apenas unos años después de su exilio, un proceso tumoral, empeorado tras una caída, marcó sus últimos días de existencia.

El pintor aragonés murió en el exilio el 16 de abril del año 1828. No volvería a España hasta siete décadas después.

Fue en 1878 cuando Joaquín Pereyra, cónsul español de Burdeos, descubrió por casualidad la cripta en la que se encontraba Francisco de Goya. Ni la Corona ni la familia habían reclamado sus restos y allí habían quedado, olvidados por todos. Pereyra decidió entonces cuál iba a ser su último servicio diplomático a España: repatriar los restos del pintor.

Exhumación e incertidumbre: ¿dónde está el cráneo de Goya?

Tras años de lenta burocracia, una mañana de 1888, Joaquín Pereyra, acompañado del director del cementerio, notario, testigos, operarios y un fotógrafo, se dirigieron a la cripta para proceder a la exhumación de Goya.

Pero algo inesperado sorprendió a unos y a otros. Tras correr la losa de mármol, el director le comunicó a Pereyra dos anomalías: la primera, que allí se hallaba un segundo cuerpo que no sabían de quién era; la segunda, que al esqueleto de Goya le faltaba el cráneo.

El otro cuerpo resultó ser el de su amigo y consuegro, Martín Miguel de Goicoechea, pero la apertura de la tumba fue torpe y los restos se mezclaron, haciendo imposible averiguar la identidad exacta de cada uno de los huesos allí ubicados.

Se decidió no separarlos para asegurarse así de que, entre todos esos huesos, se hallaba el esqueleto completo del pintor. Completo, excepto por su cabeza.

Aunque son varias las teorías al respecto, a día de hoy no se sabe a ciencia cierta dónde está y qué ocurrió con el cráneo de Goya. Y con estos mimbres, ¿cómo no hacer una novela?

La última mirada de Goya, la novela que revive uno de los grandes misterios de la historia del arte español

Javier Alandes ha tomado el momento de la apertura de la cripta de Goya como punto de arranque para su novela ‘La última mirada de Goya‘. Publicada por Editorial Contraluz, el autor combina en ella con maestría realidad y ficción para dar respuesta a todos los interrogantes del caso.

portada la ultima mirada de goya
Sinopsis de ‘La última mirada de Goya’, de Javier Alandes.

En busca de la cabeza del ilustre pintor viajaremos al Burdeos 1828, donde nos encontramos a un anciano Francisco de Goya exiliado en la ciudad francesa, huyendo de las represalias por parte de Fernando VII a los hombres de pensamiento ilustrado.

Pero en esos últimos meses de su vida, un corrupto funcionario de la Corona pondrá en marcha un plan para asesinar a Goya y cobrar venganza por varios hechos del pasado. Es ahí donde entran en juego espías y sicarios para dar caza al pintor.

Descubriremos entonces cómo Joaquín Pereyra, tras la aflicción de no poder repatriar a España los restos de Goya, contrata al mejor detective de París para que intente resolver el caso.

Dos tramas temporales que se irán cruzando en la creación de un lienzo que responda a todas las preguntas que surgirán tras la apertura de la cripta.

*Este artículo es cortesía del autor de ‘La última mirada de Goya’, Javier Alandes.

Publicidad

Sin comentarios

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.