La pinturas de la cueva Chauvet son las más antiguas del mundo

Un estudio confirmó el lunes que las pinturas de la cueva Chauvet en Francia, son las más antiguas del mundo.

Un estudio publicado el pasado lunes cierra por fin el debate sobre si las sofisticadas pinturas de los animales en la cueva Chauvet (Francia) son ciertamente las más antiguas de su especie en el mundo. El estudio ha sido publicado en la revista estadounidense “Proceedings of the National Academy of Sciences” y demuestra que, efectivamente, son las de mayor antigüedad.

Las pinturas de la cueva Chauvet son las más antiguas del mundo

Las delicadas curvas y los finos detalles en los dibujos de los osos, rinocerontes y caballos en la cueva Chauvet en el sur de Francia son tan avanzados que algunos estudiosos pensaban que datarían de entre 12.000 y 17.000 años atrás. Si fuera así, los trazados serían situados como reliquias de la cultura magdalena, en la que nuestros ancestros usaban las herramientas de piedra y de hueso para crear un arte evolutivo que mejoraba con el paso del tiempo y la práctica.

Sin embargo, los científicos han demostrado mediante pruebas de radiocarbono sobre las rocas y sobre los huesos de los animales de la cueva Chauvet que las pinturas son más antiguas, probablemente de hace 30.000 o 32.000 años atrás. Por tanto, las nuevas pruebas finiquitarían las teorías de aquellos que piensan que el arte antiguo tuvo formas aún más primitivas.

Los científicos franceses han confirmado que las pinturas son las más antiguas y elaboradas que se han descubierto hasta la fecha. Sus hallazgos están basados en un análisis geomorfológico de las superficies rocosas de la entrada a la cueva.

Las huellas de hombre moderno más antiguas del mundo fueron descubiertas en la cueva Chauvet en 1999

La investigación muestra que un saliente de la roca empezó a colapsarse hace 29.000 años y que lo ha ido haciendo aún más durante el tiempo, hasta sellar la entrada hace 21.000 años. Esto significaría que las pinturas tuvieron que haber sido realizadas antes que eso, probablemente por las personas de la cultura auriñaciense, que vivieron entre 28.000 y 40.000 años atrás.

El estudio confirma que los dibujos de la cueva Chauvet son los más antiguos y los más elaborados que se han descubierto hasta ahora, si se pone en unión con las fechas que estableció la prueba del radiocarbono sobre la ocupación humana y animal de la cueva.

Gráfico de la cueva Chauvet con los recientes estudios

Según el autor de la investigación, Benjamin Sadier, los hallazgos ponen fin a cualquier debate sobre cuándo los dibujos pudieron haber sido elaborados: “Lo que muestra nuestro trabajo es que el método de datar en función del estilo ya no es válido. Probando que esta cueva se cerró hace 21.500 años, erradicamos por completo la hipótesis de una pintura más reciente de la cueva y también confirmamos que la antigüedad de la cueva concuerda con la datación del radiocarbono”.

Sadier piensa que antes estaban “bastante seguros” de la vejez de las pinturas, pero que ahora están “completamente seguros”: “Es un modo de recolectar evidencias independientes, lo que significa que podemos sacar la edad de la cueva mediante pruebas razones geológicas, en lugar de arqueológicas”.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.