‘La sombra del mercenario’, de Rufino Fernández

La sombra del mercenario‘ es una novela histórica escrita con mimo, bien documentada, con una técnica narrativa que a veces incluso se asemeja a la poesía y frases acertadas que reflejan los sentimientos y pasiones de un soldado que espera su muerte en lo alto de una montaña.

'La sombra del mercenario'

Escrito en primera y tercera persona, el autor alterna los espacios que dedica a Abato desde su vejez con la narración de las batallas de Aníbal. A través de saltos hacia delante y hacia atrás, Rufino Fernández recorre algunos episodios que marcaron el transcurso de la Segunda Guerra Púnica, ilustrando acertadamente una época y la vida de un hombre.

Puede parecer que este recurso suponga un problema para el lector, que se pierda al principio en una nebulosa de situaciones cambiantes constantemente. Los párrafos escritos en primera persona en ocasiones cierran bruscamente el desarrollo de algún acontecimiento con las reflexiones del mercenario, que nos acerca a su vida, sus sentimientos e inquietudes, a su encuentro cara a cara con Cneo Cornelio Escipión o las andanzas en Cannas, Tesino, Trasimeno o Zama así como muchas otras hasta que el autor muestra cómo se desarrolló la batalla de Roma.

Pero mediante la sutileza de su lenguaje, la descripción de las situaciones, la riqueza de los matices y una gran destreza narrativa, Rufino Fernández consigue enganchar al lector de principio a fin.

Cada capítulo de la novela comienza con alguna de las historias clásicas de Horacio, Ovidio, Séneca, Virgilio o Cicerón, lo que otorga a la novela un extra de calidad en una obra que consigue contar con ella desde el principio.

La sombra del mercenario no está solo escrita con gran maestría, sino que además es de lo más atractiva. Los episodios, cuidadosamente escogidos, narrados con elegancia y una gran dosis de sangre y vísceras, consiguen mantener inmerso al lector en la historia hasta el final.

Mitología, ritos funerarios, referencias a Homero, Herodoto y Confucio, detalladas referencias al armamento, técnicas de combate, geografía de la región, la vida diaria de los gladiadores y personajes reales que se relacionan con los ficticios son algunos de los elementos significativos de esta novela, dejándonos una historia con la que el lector podrá vivir una etapa completa y sentirse parte de ella.

Casi graduada en Publicidad y RRPP. Empezó a gustarme la historia en 2º de Bachillerato gracias a un profesor muy bueno que nos hizo ver que tenemos que conocer nuestro pasado para saber hacia dónde nos lleva el futuro. Desde entonces no he tenido oportunidad de indagar más en todo lo que nuestra historia nos ofrece, pero ahora puedo retomar esa inquietud y compartirla con vosotros.

Artículos relacionados