InicioOcioDestinosLos sitios arqueológicos que debes visitar en América del Sur

Los sitios arqueológicos que debes visitar en América del Sur

América del Sur es un continente fascinante en términos de flora, fauna y cultura. Aún más impresionante es la combinación de los tres sitios específicos donde los visitantes pueden ver rastros del pasado, del comienzo de la civilización.

Después de todo, qué mejor historia que contar mientras juegas una partida de black jack con tus amigos, que la de haber tenido la oportunidad de admirar los sitios arqueológicos más encantadores de Sudamérica. Echemos un vistazo a los tres lugares más fascinantes.

1. Machu Picchu, Perú

El sitio de las antiguas ruinas incas de Machu Picchu, se encuentra a unos 80 km al noroeste de Cuzco, Perú, en la Cordillera de Vilcabamba, de los Andes, a una altura de 2,350 metros.

Es una de las pocas ruinas precolombinas importantes encontradas casi intactas y su existencia no fue ampliamente conocida en el Occidente hasta que fue «descubierta» en 1911.

sitio arqueologico machu picchu peru
Machu Picchu en Perú. Crédito: Depositphotos.

Entre otras evidencias, el estilo de construcción sugiere que se trataba de un complejo palaciego del gobernante Pachacuti Inca Yupanqui.

Hoy, Machu Picchu es la principal atracción turística de Perú. Se puede llegar a las ruinas en una excursión de un día desde Cuzco o haciendo una caminata por el Camino del Inca.

La ruta se compone de varios miles de escalones de piedra, numerosos muros de contención altos y túneles, y está bordeada por ruinas incas de varios tipos y tamaños. En la cercana localidad de Aguas Calientes hay un hotel con restaurante y baños termales.

El sitio también es bastante notable en lo que respecta a su flora y fauna. En el Camino del Inca se pueden encontrar más de 400 especies de orquídeas, begonias, árboles y arbustos, junto con 400 especies de aves registradas.

También se pueden encontrar el oso de anteojos, el puma, el ciervo enano y varios reptiles.

2. Cueva de las Manos, Argentina

cueva de las manos santa cruz argentina
Cueva de las Manos, Argentina. Crédito: Depositphotos.

Cueva de las Manos, en la provincia de Santa Cruz, Argentina, es conocida por sus cientos de pinturas de manos estarcidas, en múltiples collages, en las paredes de roca.

El arte en la cueva se remonta al período arcaico de la América del Sur precolombina, o desde el Pleistoceno tardío hasta los períodos geológicos del Holoceno temprano.

Ha sido ocupado por varias oleadas de personas a lo largo del tiempo y algunas de las primeras obras de arte han sido fechadas por radiocarbono alrededor del 7.300 a.C..

Muchos la consideran la mejor evidencia material de los primeros grupos de cazadores-recolectores de América del Sur.

Hoy en día, la cueva se puede visitar durante todo el año gracias al clima agradable y templado de Argentina.

Sin embargo, se recomienda que los viajeros se dirijan a La Cueva de las Manos en cualquier momento de septiembre a febrero, para evitar las multitudes de personas y grupos de los meses de verano.

Durante su visita en febrero, asegúrate de no perderte el Festival Cueva de las Manos, una tradición que comenzó en 1979.

3. Huacas de Moche

los moches dios ai apaec
El Dios Moche Ai Apaec en el muro de la huaca de la luna

Fuera de la moderna ciudad de Trujillo, cerca de la desembocadura del valle del río Moche, se encuentra el sitio Huacas de Moche.

La mayor información arqueológica ha sido proporcionada por la más pequeña de las dos huacas en el sitio, la Huaca de la Luna, que ha quedado relativamente intacta después de que la Huaca del Sol fue parcialmente destruida y saqueada por los conquistadores españoles en el siglo XVII.

El sitio arqueológico se ha desarrollado de una huaca abandonada a uno de los sitios más reconocidos, investigados e interpretados en la costa norte del Perú.

En contraste, también se considera la construcción más importante de toda la historia de la cultura Moche, ya que el Valle de Moche fue considerado la capital de esta cultura.

Hoy, al visitar las Huacas de Moche, los visitantes pueden admirar los coloridos murales, creados con el uso de óxidos de diferentes minerales, que cuentan la historia del dios Ai-apaec.

Los dos templos están separados por 500 m de desierto abierto.

Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular