Publicado el: Lun, Mar 9th, 2015

Maloclusión y apiñamiento dental hace 12.000 años

Mandíbula inferior analizada en el estudio.

Mandíbula inferior analizada en el estudio.

Gracias a los estudios que se realizan a los restos humanos hallados en diferentes yacimientos, podemos conocer muchas cosas de nuestros antepasados y saber cómo vivían así como muchas de sus características y aspectos destacados de su día a día.

Tras haber sido analizadas las mandíbulas y dientes de 292 esqueletos de Anatolia, el Levante y Europa, con restos que se remontan hasta los 28.000 años, se ha descubierto un punto discordante entre los cazadores/recolectores de Europa, Oriente Próximo y Anatolia.

En los análisis realizados hasta ahora se muestra que las mandíbulas inferiores de los que están considerados como unos de los primeros agricultores de mundo en la zona del Levante tenían ciertas diferencias si se compara con otras mandíbulas de personas que vivieron en la misma época pero en diferentes lugares.

Así lo afirma el doctor Ron Pinhasi de la Escuela de Arqueología e Instituto de la Tierra de la Universidad Colleage de Dublin. Según sus propias palabras, se demuestra que las poblaciones de cazadores/recolectores cuentan con una estupenda armonía entre las mandíbulas inferiores y los dientes inferiores, algo que no tiene absolutamente nada que ver con las mandíbulas examinadas de los primeros agricultores.

Esto puede ser debido al cambio a la dieta, diferente que tenían los cazadores/recolectores en comparación con la de los primeros agricultores. Los primeros contaban entre su alimentación con carne, verduras crudas silvestres, etc. Por su parte, los agricultores comían alimentos procesados o cocinados como podían ser los cereales o incluso alguna legumbre.

Con el paso de los años, esta dieta blanda fue modelando la mandíbula de los agricultores dado que se necesitaba menos esfuerzo para masticar, provocando apiñamiento dental y también maloclusión, algo que puede considerarse como los primeros seres de la historia que sufrieron esta afección dental.

Se ha demostrado la existencia de un nexo de unión entre el acto de masticar, la dieta y también diferentes patrones de desgaste provocados por ello. Esto demuestra que la maloclusión o el apiñamiento dental no es algo de hace unos cuantos años atrás en el tiempo sino de miles de años, especialmente entre los agricultores de la zona del Levante.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados