miércoles, febrero 8, 2023
InicioHistoriaOrigen, historia y ¿fin? del sostén. Resumen y características

Origen, historia y ¿fin? del sostén. Resumen y características

- Advertisement -

​Historia del sostén

El sostén en la antigüedad y Edad Media

En la antigüedad, las mujeres solían utilizar fajas o cinturones para sujetar sus senos. Estos eran generalmente hechos de telas suaves como la seda o el lino, y se ataban alrededor del torso para sostener los senos en su lugar.

En la Edad Media, los sostenes se hicieron más sofisticados y se empezaron a utilizar tirantes para sostener los senos de manera más cómoda.

- Advertisement -

A medida que la moda evolucionó, el sostén también experimentó cambios en su diseño y construcción.

La modernidad

En el siglo XVIII, se empezaron a utilizar materiales mas resistentes para darle a la prenda una forma más estructurada y sostenida.

En el siglo XIX y con el auge del corsé, el sujetador se convirtió en una prenda más cómoda y ligera que se usaba junto al anterior para dar forma al torso.

El sostén en el siglo XX

En el siglo XX, el sostén experimentó un gran cambio en su diseño y en la forma en que se utilizaba, comenzando a utilizarse materiales mas cómodos y transpirables como el algodón, y se desarrollándose diferentes estilos y tamaños para adaptarse a las necesidades de las mujeres.

Especialmente importante fue el aporte que realizaron Christine Hardt en 1889, quien patentó el primer sujetador, Sigmund Lindauer, quien fue el pionero en desarrollarlo en forma masiva en 1912 y finalmente, Mary Phelps Jacob, conocida posteriormente como Caresse Crosby.

boceto sujetador de jacob siglo xx
Sostén de Jacob. Crédito: Dominio Público.

Su aporte fue de gran magnitud. Una noche en que se disponía a participar en un baile, vio que la única prenda interior que tenía era un corsé que estaba endurecido con un hueso de ballena, el cual salía por sobre su escote y debajo de la tela.

- Advertisement -

Debido a esto, junto a su doncella crearon un sujetador con dos pañuelos de seda y un cordón.

Esta innovación atrajo las miradas de todos, llegando a realizarle pedidos sobre el nuevo producto, hasta que una persona le ofreció un dólar por el esfuerzo realizado a modo de pago.

Esto le hizo ver una gran oportunidad de negocio y en 1914 le fue otorgada la patente por la Oficina de Estados Unidos por su “sujetador sin espalda”.

Sin embargo, su negocio no terminó de despegar como preveía y, desanimada por su marido, vendió la patente a Warners Brothers Corset Company en 1.500 dólares (actualmente casi 22.500 USD), empresa que lograría facturar en los siguientes años más de 15 millones de dólares con la venta de sujetadores.

Hoy en día, el sostén sigue siendo una prenda común en la ropa femenina y se ha convertido en una pieza esencial en el vestuario de muchas mujeres en todo el mundo.

Siglo XXI, ¿el fin del uso del sostén?

Sin embargo, a raíz de la pandemia, esto parece estar cambiando, generándose un debate entre NO sujetador y sujetadores.

Un estudio realizado en Francia, ha descubierto que las jóvenes de ese país se muestran reacias a utilizarlos, siendo esta una herencia del confinamiento por el COVID, en donde esta prenda dejó de ser utilizado diariamente.

Imagen del uso del sujetador en Francia. Crédito: IFOP.

Así, se encontró que un 13% de las mujeres francesas menores de 25 años no utilizaban más el sujetador, una cifra enorme teniendo en cuenta que, antes de la pandemia, el porcentaje era de sólo el 4%.

El motivo de esta nueva práctica, según François Kraus de IFOP (Instituto de Estudios de Opinión y Marketing en Francia y el Extranjero), es por un lado, un movimiento feminista que promueve la liberación del cuerpo de la mujer y por otro lado, una corriente de positivismo corporal en donde se anima a que prime la comodidad por sobre el tradicionalismo de la vestimenta.

Ambos movimientos actuales son muy significativos en las nuevas generaciones no sólo de Francia sino del mundo entero.

Recordemos que Francia fue el país en donde las mujeres fueron pioneras en el uso del sujetador, el cual se aclamaba como respuesta a la opresión del corsé, siendo, en la actualidad, el sostén el que representaría ese símbolo opresor, teniendo en cuenta la comodidad que se tiene sin él.

Otro punto que influye es sin duda la mayor secularización de la sociedad, existiendo en la actualidad una menor sensibilidad a las presiones puritanas religiosas.

- Advertisement -

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.