Concepto de civilización: definición y características

colosseo roma

Derivada del latín ‘civitas‘ y ésta a su vez de ‘civis’, representa al habitante de una ciudad, el término civilización surge de la mano de los enciclopedistas franceses en el siglo XVIII como concepto opuesto a barbarie (para ellos existían pueblos progresistas o civilizados y pueblos bárbaros o primitivos).

Ya en el siglo XIX se pluraliza el concepto significando aquel conjunto de caracteres que posee la vida de un grupo o de una época.

Hoy en día, la civilización sería la etapa en que el hombre se organizó en ciudades, permitiendo el surgimiento de la vida urbana.

También se emplea haciendo referencia a los logros de la humanidad, mejor dicho, a la herencia cultural de la misma (fuego, rueda, escritura, cibernética, etc.).

Para que ésta exista son necesarios ciertos elementos constitutivos.

Elementos de una civilización:

El espacio: debe estar contenida en un espacio geográfico localizable, lo que determina una diferente relación del hombre con la naturaleza otorgándole a cada civilización su peculiaridad.
La sociedad: en ese marco geográfico los grupos humanos forman sociedades. Una civilización no puede existir sin sociedad y viceversa.
La economía: con su trabajo, el hombre explota los recursos naturales por lo que su relación con los sistemas de producción sería el sistema económico propio de cada civilización.
La organización política: para reglamentar la vida en sociedad se organizan institucionalmente y políticamente según ciertas normas jurídicas, morales y sociales.
La mentalidad colectiva: El hombre ha intentado dar una explicación al mundo que lo rodea de diferentes maneras según la época y cultura, conformando así un conjunto de creencias, valores y temores (principalmente religiosos). Esto es lo que le da sentido de pertenencia al hombre a determinada sociedad.

Una civilización es un “pasado con vida”, la historia de cada una de ellas es la búsqueda de lo que aún hoy tiene vigencia en su estructura principal (el medio, las jerarquías sociales, pensamiento colectivo, etc.).

Ninguna civilización se puede comprender sin cierto conocimiento del pasado, experiencias y valores.

Artículos relacionados