Inicio Arqueología Medio Oriente Encuentran el registro del primer beso en Mesopotamia hace 4.500 años

Encuentran el registro del primer beso en Mesopotamia hace 4.500 años

El primer beso fue registrado en Mesopotamia.
Los registros de los primeros besos fueron hace 4.500 años. Crédito: Science.
Publicidad

Investigadores de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, han concluido que el primer beso reseñado en la historia fue en Mesopotamia hace 4.500 años, mil años antes de lo que se pensaba anteriormente.

Este hallazgo fue gracias al estudio de las tablillas cuneiformes, en las que se comentaba como besar era común en momentos de intimidad, o podía darse entre amigos o familiares; sin embargo, los investigadores señalan que es una actividad inherente al ser humano, y no puede señalarse a ninguna cultura como la creadora del beso.

Una prueba de lo comentado anteriormente, la han visto los investigadores en los chimpancés y bonobos nuestros parientes más cercanos, quienes también acostumbran besarse.

Publicidad

Otro dato acerca de los besos hallados en Mesopotamia es una enfermedad similar al herpes labial, ya que las descripciones de la enfermedad llamada en las tablillas como bu´shanu, describía síntomas como vesículas en la boca o la garganta, tal como sucede con el herpes actualmente.

Otras enfermedades producidas por los besos, como el parvovirus humano con su erupción roja en las mejillas de los niños, o el virus Eipstein Barr, también se reseñan en las tablillas cuneiformes.

Publicidad
Artículo anteriorSinopsis de ‘El mundo real de los Bridgerton’, de Catherine Curzon
Artículo siguienteDescubren que el arroz se ha cultivado en Irán desde hace 3 mil años
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.