Resumen de la Epopeya de Gilgamesh

diluvio epopeya de gilgamesh
Tablilla sobre el diluvio, 11ª tablilla dentro de la Epopeya de Gilgamesh, en el Museo Británico.

Gilgamesh es el rey semimítico de Uruk en Mesopotamia, mejor conocido por la Epopeya de Gilgamesh (escrita en el periodo de años entre el 2150 y 1400 antes de Cristo), la gran obra poética sumeria que es 1500 años anterior a la escritura de Homero y, por lo tanto, es la obra más antigua de la literatura épica mundial.

El motivo de la búsqueda del significado de la vida se explora por completo en Gilgamesh cuando el héroe-rey abandona su reino tras la muerte de su mejor amigo, Enkidu, para encontrar la figura mística Utnapishtim y obtener la vida eterna.

El miedo a la muerte de Gilgamesh es en realidad un temor a la falta de sentido y, aunque no logra ganar la inmortalidad, la búsqueda en sí misma da sentido a su vida. Este tema ha sido explorado por escritores y filósofos desde la antigüedad hasta nuestros días.

Breve resumen de la Epopeya de Gilgamesh

En la Epopeya de Gilgamesh, los dioses creen que el gran rey es demasiado orgulloso y arrogante, por lo que deciden enseñarle una lección enviando al hombre salvaje, Enkidu, a humillarlo. La lucha entre Enkidu y Gilgamesh es considerada pareja por la población, pero, después de una feroz batalla, Enkidu es vencido. Él acepta libremente su derrota y los dos se hacen amigos y se embarcan en aventuras juntos.

Ambos matan a Humbaba, demonio del bosque de cedros, y esto atrae la atención de Inanna (conocida por su nombre acadio/babilónico Ishtar en la historia). Inanna trata de seducir a Gilgamesh, pero él la rechaza, citando a todos los otros hombres que ha tenido como amantes que terminaron sus vidas mal.

enkidu lucha con un leon
Enkidu lucha con un león.

Inanna se enfurece y envía a su cuñado, el Toro del Cielo, a la tierra para destruir a Gilgamesh. Enkidu acude en ayuda de su amigo y mata al toro pero, al hacerlo, ha ofendido a los dioses, lo que le acarrea la condena a muerte.

Cuando Enkidu muere, Gilgamesh cae en un profundo dolor y, reconociendo su propia mortalidad a través de la muerte de su amigo, cuestiona el significado de la vida y el valor del logro humano frente a la extinción definitiva.

Al deshacerse de toda su vieja vanidad y orgullo, Gilgamesh emprende una búsqueda para encontrar el significado de la vida y, finalmente, alguna forma de derrotar a la muerte. Viaja a través de las montañas, a través de vastos océanos, y finalmente localiza a Utnapishtim, quien le ofrece dos posibilidades de inmortalidad, fallando él a ambas.

Primero, no puede permanecer despierto durante seis días y seis noches y, segundo, no protege una planta mágica; una serpiente come la planta mientras Gilgamesh duerme. Al no haber ganado la inmortalidad, el barquero Urshanabi lo lleva de vuelta a casa y, una vez allí, escribe su historia.

El legado de la Epopeya de Gilgamesh a lo largo de la historia

A través de su lucha por encontrar un sentido en la vida, Gilgamesh desafió a la muerte y, al hacerlo, se convierte en el primer héroe épico en la literatura mundial. El dolor de la Epopeya de Gilgamesh, y las preguntas que evoca la muerte de su amigo, resuenan en cada ser humano que ha luchado con el significado de la vida frente a la muerte.

A pesar de que Gilgamesh finalmente no logra ganar la inmortalidad en la historia, sus hazañas viven a través de la palabra escrita y, por lo tanto, él también.

Desde que la Epopeya de Gilgamesh existió en forma oral mucho antes de que se escribiera, ha habido mucho debate sobre si el relato existente es más sumerio temprano o más tarde babilónico en influencia cultural.

La versión mejor conservada de la historia, como se señaló, proviene de Shin-Leqi-Unninni, quien muy probablemente adornó el material original de origen sumerio.

La evidencia histórica de la existencia de Gilgamesh se encuentra en inscripciones que lo acreditan con la construcción de las grandes murallas de Uruk (el moderno Warka, Irak) que, en la historia, son las tablillas en las que registra por primera vez sus grandes hechos y su búsqueda del significado de la vida.

gilgamesh
Gilgamesh

Hay otras referencias a él por parte de personajes históricos conocidos de su época, como el Rey Enmebaragesi de Kish y, por supuesto, la Lista de los Reyes Sumerios y las leyendas que crecieron durante su reinado.

En la actualidad, todavía se habla de Gilgamesh. Un equipo alemán de arqueólogos afirma haber descubierto la Tumba de Gilgamesh en abril de 2003. Las excavaciones arqueológicas, realizadas a través de la tecnología moderna que involucra la magnetización en y alrededor del antiguo cauce del río Éufrates, han revelado cercados de jardines, edificios específicos y estructuras descritas en la Epopeya de Gilgamesh, incluida la tumba del gran rey.

Según la leyenda, Gilgamesh fue enterrado en el fondo del Éufrates cuando las aguas se separaron a su muerte. Sin embargo, si el rey histórico existió ya no es relevante, ya que el personaje ha adquirido una vida propia a lo largo de los siglos.

La historia del fracaso de Gilgamesh de realizar su sueño de inmortalidad es el mismo medio por el cual lo logra. La épica en sí misma es la inmortalidad y ha servido como modelo para cualquier relato similar que se haya escrito desde entonces. Sin duda, se leyó ampliamente antes de la caída del Imperio asirio en 612 a.C. y se ha vuelto cada vez más popular e influyente desde su redescubrimiento en 1879.

La Epopeya de Gilgamesh alienta la esperanza de que, aunque uno no pueda vivir para siempre, las decisiones que tome en la vida resuenen en las vidas de los demás. Estos otros pueden ser amigos, familiares, conocidos o pueden ser extraños que viven mucho después de la muerte de uno y que siguen siendo conmovidos por la historia eterna de la negativa del héroe a aceptar una vida sin sentido.

La lucha de Gilgamesh contra la aparente falta de sentido lo define, tal como define a cualquiera que haya vivido, y su búsqueda continúa inspirando a aquellos que reconocen cuán eterna e intrínsecamente humana es esa lucha.

Artículos relacionados