Arqueólogos descubren “Las Puertas del Inframundo” en Turquía

Un grupo de arqueólogos italianos ha encontrado la Puerta al Infierno, una cueva que, según la mitología griega y romana, es un portal al inframundo. Los arqueólogos trabajaban en la antigua ciudad de Frigia en Hierápolis, en la actual Turquía, y describieron la cueva como un agujero lleno de gases letales.

puertas del infierno turquia

El portal, conocido en la antigüedad grecorromana como la Puerta de Plutón (Plutonium) era un conocido lugar de peregrinación que aparece en los escritos de Cicerón y del geógrafo griego Estrabón. Gracias a estos registros históricos, los arqueólogos saben desde hace mucho tiempo que esta particular puerta al infierno existía en algún lugar en medio de las ruinas de Hierápolis, pero habían sido incapaces de encontrar su ubicación exacta. También era el lugar donde los sacerdotes pasaban la noche para recibir las visiones que les mandaban los dioses.

La verdad es que La Puerta de Plutón es un fenómeno natural, una abertura en la corteza terrestre de la que se escapan numerosos gases tóxicos, también conocidos como gases “mefíticos”, por la antigua diosa Samnita Mephitis. Sin embargo, estos gases pueden provocar la muerte instantánea de quien los aspire.

Estos portales nocivos se encuentran por todo el mundo, aunque este es el más frío. Una puerta del infierno de Turkmenistán lleva ardiendo desde hace más de 40 años.

El descubrimiento se ha anunciado este mes en una conferencia de arqueología italiana en Estambul. Francesco D’Andria, profesor de arqueología clásica de la Universidad de Salento y líder de la expedición, declaró al Discovery News: “Descubrimos las puertas al reconstruir la ruta de las aguas termales. De hecho, los manantiales de Pamukkale tienen su origen en esta cueva”.

Las visiones de los sacerdotes eran en verdad alucinaciones causadas por respirar los vapores tóxicos de la cueva. Además de la piscina, los arqueólogos encontraron un templo, unas escaleras, unas columnas y una dedicatoria a la diosa Perséfone y al dios Plutón, deidades del inframundo. Según los expertos, los antiguos griegos solían colocar aves en las puertas para ver cómo morían, aunque otros animales se llevaban allí como parte de los rituales.

Las puertas aparecen en varios textos antiguos, como Estrabón, historiador griego del año 24 a.C., que escribió: “Este lugar está tan lleno de vapor que es muy neblinoso y denso. Se puede ver el suelo con dificultad. Cualquier animal que pasa encuentra la muerte instantánea”.

Los arqueólogos están realizando reconstrucciones digitales del lugar, ya que los cristianos destruyeron los objetos y las columnas en el siglo VI d.C. y posiblemente los terremotos terminaron derrumbando el sitio completamente.

Arqueólogos descubren “Las Puertas del Inframundo” en Turquía
Puntúa este artículo

Casi graduada en Publicidad y RRPP. Empezó a gustarme la historia en 2º de Bachillerato gracias a un profesor muy bueno que nos hizo ver que tenemos que conocer nuestro pasado para saber hacia dónde nos lleva el futuro. Desde entonces no he tenido oportunidad de indagar más en todo lo que nuestra historia nos ofrece, pero ahora puedo retomar esa inquietud y compartirla con vosotros.

Artículos relacionados