Call of Duty: World at War

Call of Duty: World at War

No cabe duda de que Call of Duty se ha convertido en uno de los fenómenos de esta generación de videojuegos, siendo uno de los grandes referentes dentro del sector. Uno de los aspectos que más destaca en esta saga es su ambientación, en concreto en el título desarrollado por Treyarch, Call Of Duty: World at War, aunque ya está aquí Call of Duty Black Ops 2 y os traemos el nuevo tráiler.

 

Retomando World at War, Este juego cuenta con un gran componente histórico ya que los hechos tienen lugar durante la Segunda Guerra Mundial, un tema muy recurrido en otros grandes juegos como Medal Of Honor y Brothers in Arms y que ha dado muy buenos resultados.

La saga Call of Duty en sus inicios, ya tocó temas históricos ambientados en la Segunda Guerra Mundial, sin embargo no consiguió ni muchos menos el éxito que ha alcanzado ahora. El boom de la saga llegó con Call of Duty: Modern Warfare, aunque esta vez el título estaba ambientado en un conflicto moderno. Su mecánica de juego y sus renovados gráficos le hicieron consagrarse como uno de los grandes del género. Con la siguiente entrega, Call Of Duty: World At War, Treyarch decidió regresar a la Segunda Guerra Mundial con la intención de perfeccionar definitivamente el género.

El juego está formado por dos hilos argumentales. En uno de ellos controlaremos al soldado Miller, con quien empieza el juego. En la primera escena ya se puede palpar el tono que va a tener la campaña, con escenas sangrientas y un lenguaje bastante soez propio de una guerra, claro está. Esta dureza se hace visible sobre todo en las misiones del ejército ruso, que comenzarán con los nazis tomando cruelmente Stalingrado. En esta parte del juego iremos junto al Sargento Reznov, que no se andará con rodeos a la hora de aniquilar a los enemigos. La otra campaña tiene lugar en el Pacífico, la cual es bastante más suave que la primera, en cuanto a violencia y sangre se refiere.

Call of Duty: World at War

En general, la campaña tampoco resulta algo muy innovador, aunque sí se pueden hacer palpables los avances y las mejoras que ha habido respecto a los primeros títulos de la saga. Todo ello nos permitirá vivir el conflicto desde un nuevo punto de vista cumpliendo las expectativas que había puestas en el juego aunque un poco por debajo de lo esperado.

Respecto al apartado visual, Call of Duty: World at War deja muy buenas sensaciones. Los enemigos cuentan con un gran nivel de detalle aunque a veces se pueden notar ciertos síntomas de repetición, como por ejemplo en el gran ejército alemán. Las armas han sido recreadas perfectamente y cuentan con un diseño espectacular. El punto fuerte del título son los escenarios, muy bien ambientados y variados, alternando entre la selva de las islas japonesas y las ciudades que quedarán arrasadas a manos del ejército rojo.

La acción en el juego es constante, aprovechando al máximo las capacidades de esta nueva generación de consolas. Las explosiones, derrumbamientos y demás efectos estarán a la orden del día y no permitirán al jugador ni un segundo de descanso. Como por ejemplo, algunos niveles del juego en los que dispondremos de un lanzallamas para quemar todo lo que se cruce por nuestro camino. El resto de armas irán desde subfusiles hasta ametralladoras pesadas, así como escopetas o rifles de francotirador. Cabe destacar también la inteligencia artificial del ejército japonés, en el que los soldados fingirán estar muertos para tendernos emboscadas. Respecto al ejército alemán, son menos radicales que los japoneses y buscarán coberturas continuamente, lo cual contrapone ambas historias todavía más.

Una de las novedades del título es la posibilidad de jugar a la campaña de forma cooperativa, permitiendo superar las distintas misiones con hasta 3 compañeros, lo cual alarga la vida del juego considerablemente. Otra novedad es el componente competitivo que han añadido, incluyendo un marcador de puntuación tal y como ocurre en el apartado multijugador, premiando el número de enemigos que eliminemos y las formas en las que los matemos.

De esta forma, el título ofrece su verdadero potencial en el momento en que juguemos con algún amigo, ya que la aventura se volverá mucho más intensa y divertida. Esto permitirá tomar decisiones conjuntas e idear estrategias para acabar con los enemigos. Además, está el modo Nazi Zombies, donde habrá que resistir oleadas de enemigos no muertos, la única pega de este modo es que se reduce a un único escenario, sin embargo añadirá más horas de vida al juego ya que es un modo muy rejugable.

Observando el trabajo que realizaron en el apartado online con la entrega anterior, este título no podía ser menos. En este caso Treyarch ha decidido incluir alguna novedad respecto a su antecesor pero sin cambiar nada en la base más allá de los mapas y los bonus por rachas de muertes. Cabe destacar la inclusión de vehículos, una novedad satisfactoria aunque algo floja. Hay algunos mapas como el denominado Asylum o Castle muy destacables, aunque hay otros que no se encuentran a la altura de lo esperado. Respecto a los vehículos, parecen demasiado letales, restando un poco de emoción al juego. Por lo general, han conseguido un apartado multijugador muy pulido y divertido aunque quizás un poco por debajo de la anterior entrega ya que las innovaciones introducidas no han conseguido encajar del todo bien en el juego.

En conclusión, nos encontramos ante un gran juego, quizás un poco continuista respecto a otras ediciones, pero Treyarch ha sabido ambientar perfectamente ese género tan exitoso como es el de las contiendas durante la Segunda Guerra Mundial, aportando un toque diferente y personal respecto a lo ya visto anteriormente. Como resultado, han logrado ofrecer una campaña intensa y divertida, sobre todo en el modo cooperativo, y aunque cuenta con dosis de acción un poco exageradas, es innegable que el juego logra transmitir perfectamente el ambiente bélico vivido durante la Segunda Guerra Mundial. El juego se encuentra disponible para PC, Xbox 360 y Playstation 3.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Artículos relacionados