Cova Eirós, sin presupuesto para este año

Cueva Eirós
Cueva Eirós

Es una pena ver cómo los recortes están afectando hasta el más pequeño de los sectores de la sociedad, todos estamos afectados y muchas investigaciones y excavaciones arqueológicas de las que tenemos en marcha en España, tendrán que apretarse muchísimo más el cinturón este año o incluso detener las operaciones por falta total de financiación, ayudas estatales o incluso desinterés.

Esto es lo que ocurre con Cova Eirós (Cueva Eirós), la cual no cuenta para este año con ninguna clase de presupuesto para poder continuar con los trabajos que se están realizando en el propio yacimiento. De momento se está intentando conseguir alguna financiación para poder retomar los trabajos de cara a la temporada estival, intentando que su trabajo no se detenga.

Se trata de una cueva prehistórica ubicada en la localidad lucense de Triacastela (Galicia) y en su interior hay un importante yacimiento arqueológico con más de 35.000 años de antigüedad que se remonta al Paleolítico medio, con información de incalculable valor.

En el interior de Cova Eirós se han encontrado diferentes restos humanos, tanto de Homo Neanderthalensis como de Homo Sapiens y es un lugar único donde poder estudiar la transición entre los últimos neandertales y los primeros humanos modernos.

A pesar de ello y de la gran importancia que supone continuar con las investigaciones, la tijera de los recortes ha hecho que no haya destinada ninguna partida presupuestaria para poder soportar los costes que acarrea mantener activa una actividad arqueológica como la que hay en este lugar.

Los responsables del proyecto Ocupaciones humanas durante el Pleistoceno de la cuenca media del Miño, siguen intentando por todos los medios conseguir una nueva subvención, bien sea estatal o de la Xunta de Galicia.

A pesar de ello, y además de contar con el beneplácito de las autoridades para dar luz verde a algún presupuesto, aunque sea bajo, debe conseguirse de manera rápida porque en estos casos de subvenciones no se realiza una firma y se concede el dinero, éste tarda en llegar y es posible que llegue cuando la campaña de verano ya haya pasado su ecuador, en el mejor de los casos, perdiendo un tiempo inestimable para continuar las investigaciones.

Actualmente se están manteniendo negociaciones tanto con el Ayuntamiento de Triacastela como con la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural para intentar agilizar los trámites y conseguir el suficiente dinero para comenzar la campaña a tiempo y reanudar las investigaciones.