Descubren en Chipre el primer pueblo agrícola de una isla mediterránea

Hasta el momento se creía que las primeras sociedades agrícolas del Neolítico no llegaron a Chipre hasta cientos de años después del nacimiento de la agricultura en Oriente Medio, pero los recientes hallazgos demuestran otra cosa.

El asentamiento agrícola más antiguo jamás encontrado en una isla mediterránea ha sido descubierto en Chipre por un equipo de arqueólogos franceses pertenecientes a CNRS, el Museo Nacional de Historia Natural, INRAP, EHESS y la Universidad de Toulouse.

Previamente se creía que, debido a su aislamiento geográfico, las primeras sociedades agrarias del Neolítico no llegaron a Chipre hasta cientos de años después del nacimiento de la agricultura en el Medio Oriente (aproximadamente entre 9.500 y 9.400 antes de Cristo).

Sin embargo, el descubrimiento de Klimonas, un pueblo que data de aproximadamente el año 9.000 antes de Cristo, prueba que los primeros cultivadores migraron a Chipre desde el continente del Medio Oriente poco después de que surgiera la agricultura en la zona, llevando con ellos el trigo así como perros y gatos.

Pendiente de concha encontrado en Chipre

Los hallazgos, que también desvelan la temprana evolución de las habilidades de navegación marítima por la población, han sido publicados en Procesos de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

Los habitantes sedentarios de comienzos del Neolítico comenzaron a cultivar cereales silvestres en Medio Oriente sobre el 9.500 antes de Cristo. Descubrimientos recientes han mostrado que la isla de Chipre fue visitada por grupos humanos durante ese periodo, pero hasta ahora las únicas trazas de cultivos de cereal y la construcción de aldeas encontradas no eran anteriores a 8.400 antes de Cristo.

Los últimos hallazgos de las excavaciones arqueológicas de Klimonas indican que estas comunidades organizadas se construyeron en Chipre entre 9.100 y 8.600 antes de Cristo: el sitio ha sacado a la luz restos de un edificio de ladrillo de barro común semienterrado de unos 10 metros de diámetro y rodeado de viviendas que debió de haber sido utilizado para almacenar las cosechas de la aldea.

Los arqueólogos han encontrado algunas ofrendas votivas en el interior del edificio, incluyendo puntas de flecha de sílex y cuentas de piedra verde. Un gran número de restos de otros objetos, incluyendo virutas de sílex, herramientas de piedra y adornos de concha, se han descubierto en la aldea.

Las herramientas de piedra y las estructuras erigidas por los primeros aldeanos se parecen a las que se encuentran en lugares neolíticos del mismo periodo en el continente cercano.

Restos de semillas carbonizadas de plantas locales y cereales introducidos desde las costas levantinas (incluyendo farro, uno de los primeros trigos de Oriente Medio) también se han encontrado en Klimonas.

Un análisis de los restos óseos encontrados en el lugar ha revelado que la carne consumida por los aldeanos provenía de la caza de un jabalí pequeño indígena de Chipre (el único gran juego de la isla en ese tiempo) y que se introdujeron pequeños animales domésticos como perros y gatos desde el continente.

Esto podría indicar que estas tempranas sociedades agrícolas migraron del continente poco después de la aparición de la agricultura. Además, su habilidad para mover a un grupo entero de gente largas distancias muestra que habían dominado ya la navegación en los albores de la época neolítica.

El yacimiento de Klimonas será excavado hasta de finales de mayo de 2012 y una nueva ronda de excavaciones comenzará en 2013. Unificando varios laboratorios, la investigación está financiada por CNRS, el proyecto europeo LeCHE, el Museo Nacional de Historia Natural de Francia (MNHN), INRAP, el Ministerio francés de Asuntos Exteriores y Europeos y la Escuela Francesa de Atenas.

Descubren en Chipre el primer pueblo agrícola de una isla mediterránea
Puntúa este artículo

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.

Artículos relacionados