El Guernica de Picasso tiene un nuevo “médico” robot

El Guernica, la obra maestra de Picasso, ahora cuenta con un “médico” robot de atención primaria, “Pablito”, una plataforma gigante capaz de detectar anomalías y daños con una precisión increíble.

La enorme (literalmente por sus 777 cm x 349 cm), obra maestra de Picasso, el “Guernica”, ha vivido una vida itinerante pues en sus inicios fue exhibido con gran éxito en el pabellón español de la Feria Mundial de 1937 en París, y luego salir del país para instalarse en el Museo de Arte Moderno de Nueva York hasta que regresara la democracia, como lo había pedido el artista.

"Pablito" escanea el Guernica de Picasso

En el año 1974, el artista iraní Tony Shafrazi escribió con pintura roja sobre el cuadro la frase “kill lies all”, a modo de protesta contra la intervención norteamericana en Vietnam. Ya en 1981, la obra regresa a España para instalarse en el Casón del Buen Retiro, hasta que en 1992 pasa al Museo Reina Sofía a formar parte de su exposición permanente.

Todo este movimiento ha dejado el mural en una condición delicada, al extremo que los curadores del Reina Sofía suelen ser reacios a moverle en absoluto, ni siquiera a su laboratorio de conservación.

En ese contexto es que los conservadores junto a expertos y con el apoyo de Telefónica, trabajaron juntos para encontrar una solución tecnológica al problema y el resultado es un robot que se mueve a lo largo de una gran plataforma, que va tomando fotografías de infrarrojos a ultravioletas y que revela detalles de sus condiciones a nivel microscópico.

El robot también tiene un apodo: “Pablito”, en forma cariñosa y como modo de guiño al gran artista creador de la puntura, además de ser una referencia irónica a su gran inmensidad. Cada día que el museo cierra sus puertas, “Pablito” es arrastrado y colocado a un metro de la pintura para comenzar a trabajar durante toda la noche.

Por las noches, la estructura de 9 metros de largo y 5 de alto de 1,5 toneladas de peso, se pone en marcha y explora cuidadosamente y minuciosamente la obra de arte, creando lentamente una complicación fotográfica como si fuese ADN”.

Puede ser programado para acercarse o alejarse de la pintura en función de las necesidades y tiene una precisión de movimiento de 25 micras, o 25 milésimas de un milímetro, lo que permite ver a los analistas hasta las burbujas de aire y arañazos indetectables para el ojo humano”.

Nos dará información desconocida sobre la pintura”, expresó Humberto Durán, el técnico informático de restauración que presidió el diseño de este proyecto.

Hasta el momento, el estado del Guernica es estable y no requiere intervención, aunque las exploraciones periódicas del robot “Pablito” asegurarán que cualquier deterioro o problema de conservación detectado pueda ser abordado cuando aún son pequeños problemas.

Fuente: Fox News

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro