lunes, septiembre 28, 2020
Inicio Noticias El último banquete de Ötzi y la alimentación de hace 5.000 años

El último banquete de Ötzi y la alimentación de hace 5.000 años

En 1991, un grupo de turistas alemanes descubrió un cuerpo humano momificado en los Alpes del este de Italia. Su nombre es Ötzi o el hombre de hielo, la momia preservada en hielo más antigua hasta la fecha.

Ahora, investigadores del Eurac Research Institute for Mummy Studies, en Bolzano (Italia), han llevado a cabo el primer análisis en profundidad del contenido estomacal del cadáver desecado, cuyos resultados se publican esta semana en la revista Current Biology.

El trabajo revela nuevos datos sobre los hábitos alimentarios de nuestros antepasados de hace más 5.000 años hasta la Edad del Cobre. Entre otros, que el último tentempié de Ötzi y, por extensión, su dieta, eran bastante grasientos.

Las conclusiones del estudio sugieren que el hombre de hielo planeaba aventurarse en las montañas, “por ello devoró todo un festín antes de morir”, explicó a Sinc Fran Maixner, investigador del Eurac Research Institute for Mummy Studies. Gracias a la microscopía y un enfoque multiómico complementario, los investigadores consiguieron reconstruir su último banquete.

“Su composición demostraba que esta última comida tenía una alta proporción de grasa, procedente en su mayoría de la ingesta de carne animal; cereales de trigo de escaña y rastros tóxicos de Bracken –un género grande de helechos–”, explica el experto.

“Los análisis detallados de los lípidos revelaron que estos procedían en su mayoría de los tejidos grasos –tejido adiposo– de cabra montesa y ciervo”.

Maixner y sus compañeros, incluyendo el científico Albert Zink, del mismo instituto, explican que el análisis del estómago no se había podido realizar hasta ahora porque en un primer momento no fueron capaces de identificar dónde se ubicaba: se había desplazado hacia arriba durante el proceso de momificación.

No fue hasta 2009, durante una nueva investigación a través de tomografías computarizadas, cuando los investigadores lo detectaron y comenzaron a analizar su contenido.

“El estómago estaba bien preservado en comparación con las muestras del intestino delgado”, explica Maixner.

“Además, contenía grandes cantidades de biomoléculas únicas como los lípidos, que abrieron nuevas oportunidades metodológicas para abordar nuestras preguntas sobre la dieta de Ötzi”.

Los científicos combinaron la microscopía clásica y modernas aproximaciones moleculares para determinar la composición exacta de la comida previa a la muerte del hombre de hielo. El enfoque de amplio espectro les permitió hacer inferencias basadas en ADN antiguo, proteínas, metabolitos y lípidos.

Grasa para la supervivencia de Ötzi

El análisis reveló que la principal fuente de grasa provenía de la cabra montesa, cerca de la mitad del contenido estomacal. Aunque los resultados sorprendieron a los investigadores, estos consideran que este tipo de alimentación tiene sentido dado el entorno alpino extremo en el que vivía Ötzi.

“La zona de los Alpes en la que vivía, a unos 3.210 metros, suponía todo un reto para la fisiología humana. Para sobrevivir y evitar una repentina caída de energía era necesario un aporte de nutrientes óptimo, como el de su última comida: una mezcla equilibrada de carbohidratos, proteínas y lípidos”, afirma Maixner.

“Parece que era consciente de que la grasa representa una excelente fuente de energía”.

La presencia de las partículas tóxicas de helecho es más difícil de explicar: los investigadores creen que es posible que el hombre de hielo sufriera problemas intestinales relacionados con parásitos encontrados previamente en su intestino, por lo que tomó el helecho como medicamento.

Otra teoría es que podría haber usado las hojas de la planta para envolver comida y haber ingerido las esporas tóxicas por error.

El trabajo también muestra restos de la comunidad bacteriana intestinal original presente en las entrañas de Ötzi. Ahora, el objetivo de los investigadores es realizar más estudios para reconstruir los antiguos microbiomas del intestino de esta momia y otros restos humanos momificados.

Via Agencia Sinc

Marcelo Ferrando Castro
Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Descubren en Alemania la armadura «mejor conservada» perteneciente a un legionario romano

El hallazgo fue realizado en Kalkriese, lugar de la batalla del bosque de Teutoburgo, que tuvo lugar hace más de 2.000 años.

Trabaja en su jardín en Siberia y halla un entierro colectivo neolítico de 7.000 años de antigüedad

El hallazgo lo hicieron padre e hijo mientras trabajaban en un pozo de compost en el jardín familiar.Un...

El encanto de Innsbruck, historia y montañas en la capital del Tirol

Si buscas un lugar en donde puedas disfrutar tanto de la ciudad como de las montañas, la capital del Tirol es, sin...

Vidente su definición – Qué es y que hacen, Significado y Concepto

¿Tienes curiosidad sobre qué es y que hace un vidente y su definición? A grandes rasgos, el vidente es una persona que...

Comentarios