Encontrados restos de un templo construido por Tutmosis II en una cantera del Antiguo Egipto

Un templo ha sido encontrado en una cantera del Antiguo Egipcio y arroja interesantes novedades.

Restos del templo egipcio
Restos del templo egipcio

Restos de un templo perdido de 3.300 años de antigüedad, probablemente construido durante la XVIII dinastía por el faraón Tutmosis II, han sido desenterrados en Gebel Silisilah, una de las canteras de arenisca más grandes del Antiguo Egipto, situada en Asuán.

El templo, anteriormente descrito como ‘el templo destruido de Ramsés’, fue descubierto durante unos trabajos de excavación realizados por un equipo de la Universidad Lund de Suecia y dirigidos por la doctora Maria Nilsson y el doctor John Ward.

Tuvimos mucho éxito al localizar la base del templo gracias a un mapa rudimentario publicado por Borchardt y un plano no publicado dibujado por Lacovara“, ha contado Nilsson al ‘The Cairo Post’.

Los restos del templo han revelado pruebas arqueológicas para al menos cuatro períodos cronológicos: Tutmosis/Hatshepsut, Amenhotep III, Ramses II y el período romano, de acuerdo con Nilsson.
Gebel Silsila es un desfiladero rocoso entre las ciudades de Kom Ombo y Edfu, donde el Nilo se estrecha y los acantilados de piedra bajan hasta el borde del río.

“La importancia de este hallazgo es que cambia la Historia del lugar, ahora podemos afirmar que Gebel Silsila no era solo una cantera, sino también un lugar sagrado. Los arqueólogos están ahora estudiando los materiales encontrados, y trabajando para producir un plano en 3D del santuario”, ha declarado el doctor Ward al ‘The Cairo Post’.

Entre otros hallazgos en el área de templo están algunas camas de la XVIII dinastía, unas baldosas de colores y fragmentos de cerámicas.

“Los restos del templo tienen unas medidas de 35,2×18,4 e incluyen cuatro niveles distintos, columnas y muros interiores y exteriores”, según ha comentado Nilsson, que también ha dicho que en la primera fase la construcción del templo se realizó con caliza, lo cual es único en una cantera de piedra y podría significar el cambio de la construcción con caliza a arenisca.

Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

more recommended stories