Exposición “Animales y Faraones. El reino animal en el Antiguo Egipto” en CaixaForum Madrid

Momia de Gato.
Momia de Gato.

La Obra Social la Caixa presenta en CaixaForum Madrid una exposición imperdible: “Animales y Faraones. El reino animal en el Antiguo Egipto“, en la que nos permiten adentrarnos en una de las culturas más fascinantes a través de una nueva óptica, su fauna, aprovechando una civilización en la que los animales tenían una presencia mucho más importante que en otras culturas.

Gracias a la cooperación del Museo del Louvre, CaixaForum ofrece una muestra (la primera de muchas que vendrán) en la que a través de 430 objetos arqueológicos nos adentraremos en la vida cotidiana egipcia a través de su fauna.

La presencia de los animales en el arte egipcio en múltiples formas y contextos es magnífica y queda perfectamente retratada en esta exposición. Esta profusión junto con la gran cantidad de cultos a animales sagrados llevó a que grandes historiadores del pasado los tomaran como simple zoólatras. Así lo manifiesta Clemente de Alejandría:

«Los templos de los egipcios, sus propileos y sus atrios, están magníficamente construidos; sus patios están rodeados de columnas […]; las naos brillan con el destello del oro, la plata y el electro y de las piedras preciosas procedentes de la India y de Etiopía; los santuarios, tapados con cortinajes bordados de oro, quedan en la penumbra. Pero si avanzáis hacia el fondo del recinto y buscáis la estatua a la que está consagrado el templo […] ¿Qué veréis entonces? ¡Un gato, un cocodrilo, una serpiente autóctona o cualquier otro animal de este tipo! El Dios de los egipcios parece… ¡Es una fiera salvaje que se revuelca en un lecho de púrpura!»

Clemente de Alejandría (c. 150-215), El pedagogo, Libro III, capítulo II, citado por Champollion, 1823

Detalles increíbles en la exposición Animales y Faraones.
Detalles increíbles en la exposición Animales y Faraones.

Este pensamiento continuo intacto hasta la época moderna, cuando aparece la egiptología científica y demuestra que esta religiosidad es mucho más compleja de lo que se pensaba, llegando a una conclusión impactante como nos demuestra CaixaForum: “Los egipcios no adoraban a los animales: elegían cuidadosamente las formas animales para convertirlas, por comparación o asimilación, en manifestaciones de la esencia divina accesibles a los humanos. En su representación hay un discurso religioso, simbólico o político basado en una observación minuciosa e incansable de la naturaleza“.

La figura del animal es un pilar del pensamiento religioso egipcio, apropiándose de ellos para crear imágenes que los simbolizan como vehículos.

La exposición cuenta con nueve ámbitos en donde se muestran los vínculos existentes entre el hombre y la naturaleza a través de los animales y cómo éstos actuaban como compañeros, representación de dioses o medios de transporte.

430 piezas entre las que encontramos joyería, estatuas, estelas, relieves, pinturas, murales, amuletos cofres y 14 momias de diversos animales, entre las que encontramos gatos, corderos, ibis, perros, peces, halcones, serpientes y cocodrilos.

Momia de cocodrilo.
Momia de cocodrilo.

Las piezas de grandes dimensiones también ocupan un lugar privilegiado dentro de la exposición, como las estatuas Esfinge real, León tumbado sobre un costado y la impresionante piedra de granito de cinco toneladas de peso que cierra la obra en donde se representa a los babuinos que formaban la base del obelisco oriental del templo de Luxor.

En total, la muestra reúne 430 obras, la inmensa mayoría de las cuales proceden del Museo del Louvre. La lista se completa con algunos préstamos de otras instituciones, como son la Bibliothèque centrale des musées nationaux (París), el Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC (Madrid), El Museu de Ciències Naturals de Barcelona, el Museu de Montserrat y el Museu Egipci de Barcelona.

Esta exposición se puede visitar hasta el próximo 23 de agosto en CaixaForum Madrid (Paseo del Prado 36).

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro