Exposición: «Dionysos-Baco. Un Dios para los humanos» en el Museo Nacional de Arte Romano

exposicion dionisio baco mnar

El Museo Nacional de Arte Romano presenta la exposición «Dionysos-Baco. Un Dios para los humanos». Una muestra, comisariada por Trinidad Nogales, directora del museo, que pretende dar a conocer un fenómeno apasionante que recorrió desde la Grecia Clásica hasta el imperio romano y que unió, en una especie de común manifestación, a las gentes de lugares muy distantes.

Se exponen más de 40 objetos entre ellos, las cerámicas griegas del Museo Arqueológico Nacional o el excepcional conjunto de las pinturas de la Casa del Mitreo, expuesto por vez primera totalmente restaurado, nos da idea de la familiaridad del ciclo mitológico de Dionysos-Baco para los emeritenses. Unas pinturas de elevada calidad que ponen de relieve la importancia del mito.

cabeza sileno
Cabeza de Sileno

El relato expositivo se ha estructurado en diferentes bloques temáticos. Dionysos, dios de origen griego, será para los romanos Baco. Ambos, Dionysos-Baco, están estrechamente ligados al teatro desde sus orígenes, en el siglo VI a.C., hasta el período romano. Esta relación se plasma en las obras teatrales, hilo conductor de nuestro festival emeritense.

Comienza el recorrido en la SALA V de la planta baja dedicada a los cultos oficiales. Tras acceder a la sala encontramos varias obras de cerámica ática griega, cedidos por el Museo Arqueológico Nacional para esta muestra, vasos con temas dionisíacos en su decoración, inician el discurso expositivo, pues no en vano eran piezas utilizadas en banquetes, simposia. Objetos singulares que nos retrotraen a los siglos V y IV a.C., donde los humanos veneraban a Dionysos en sus encuentros públicos y privados.

El mito de Dionysos-Baco aparece con frecuencia en las representaciones griegas y romanas, pues sus ciclos vitales y los personajes que le acompañan son propios del ciclo teatral, la fiesta y la celebración colectiva, además de encarnar la vertiente más libre del ser, frente al orden establecido.

La mesura en el simposio
Eubulo (cómico del siglo IV a. C.) transmitido por Ateneo, pone en boca de Dionysos:

Sólo tres cráteras mezclo
para los que son prudentes: la una, de
salud, la que apuran primero. La segunda,
de amor y placer. La tercera de sueño,
que al apurarla los invitados sabios
regresan a casa. La cuarta ya no
es nuestra, sino de la insolencia. La quinta del
griterío; la sexta, de los bailes por la calle; la séptima,
de los ojos
[morados;
la octava, de los alguaciles; la novena, de la
cólera; la décima de la locura, que también hace caer.

Ya en la sala propiamente dicha, a la izquierda, se encuentra el mosaico de Baco y Ariadna, plasmando su encuentro amoroso en la isla de Naxos. Uno de los rasgos de Dionysos-Baco es su intensa relación con hombres y mujeres, sus seguidores.

Ama y se une en matrimonio a Ariadna, mujer mortal. En Augusta Emerita aparece este tema representado en distintos soportes, destacando el siguiente mosaico, realizado por el taller de Annius Bonus, en él se narra el encuentro. A su vez este mosaico muestra una pieza doméstica de fines del siglo IV d.C. principios del siglo V d. C. como colofón de los ciclos paganos ante un nuevo mundo cristiano.

mosaico baco y ariadna merida
Mosaico de Baco y Ariadna, en la Estación de ferrocarril, Mérida.

En la vida cotidiana de la sociedad romana también estaba presente el Dios Baco como podemos observar en el conjunto de piezas que jalona la sala. El brocal del pozo –puteal– con las figuras de Baco y Ariadna, lucernas, terracotas y objetos de bronce como la mirilla decorada mediante calado con una escena de tíaso báquico.

También hay objetos de la vida cotidiana, lámparas, terracotas y pequeños bronces, que proceden de ambientes domésticos, donde el dios convivía con los habitantes de la casa. Junto a estas sencillas obras, otras exclusivas de vidrio dan idea del lujo que los banquetes poseían como parte de estos ritos de Baco.

vajilla banquetes dionisio
Escenografía de vajilla para banquetes

El culto como dios de la fiesta y la presencia en los teatros serán protagonista con piezas como el fragmento de Sileno, conservada en el almacén del museo. También  el mundo del teatro está muy presente con el relieve de ménade danzante, procedente del teatro emeritense, en el que se escenifica uno de esos cortejos y danzas orgiásticas que acompañaban a Baco en la sociedad romana. Piezas de la colección emeritense, domésticas, funerarias y suntuarias con el motivo de Baco en sus distintos pasajes vitales.

En la SALA VII la restitución de las pinturas de la Casa del Mitreo es protagonista. Al fondo de la sala se localiza la restitución, que tras los trabajos de documentación, investigación y restauración, en esta la exposición se presentará y expondrá la propuesta de reconstrucción de las figuras, en la que se ha incluido en la restauración para facilitar la comprensión de las diferentes escenas.

En algunos casos esa reconstrucción se ha podido plantear a partir de la posición de la figura o de la actividad que realiza. En otros, sin embargo, ha sido la identificación de los personajes mediante sus atributos iconográficos la que ha permitido completar las figuras y escenas comparándolas con otras representaciones similares.

Fue durante las excavaciones realizadas en 1967 por Eugenio García Sandoval en la Casa del Mitreo cuando se encontraron en el aljibe, un gran número de fragmentos de enlucidos pintados. Los fragmentos conservados son sólo una pequeña parte del enlucido pintado que recubría las paredes de la habitación, y sólo mediante un estudio detallado se ha podido plantear la reconstrucción del sistema compositivo de la decoración pictórica.

Pinturas con temas y ciclos báquicos, que ponen de manifiesto este símbolo en ambientes domésticos dedicados al placer del encuentro y banquete. Se presenta en esta exposición por vez primera este conjunto pictórico, uno de los mejores y más singulares de la Península Ibérica.

Dionysos-Baco tanto en su versión más juvenil como anciana, en su imagen griega o romana, siempre nos muestra un ser con múltiples facetas, un dios para los humanos. Acompañará a nuestros visitantes y le revelará, con las elocuentes imágenes de nuestras colecciones, nuevas visiones de aquel universo mitológico del mundo clásico.

De Junio a Diciembre de 2019

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.