Hallado un tesoro Ophel cerca del Templo Mount en Israel

El arqueólogo Eilat Mazar, de la Universidad de Jerusalén, ha hallado un tesoro Ophel (llamado así por el lugar de la excavación) de gran valor en las excavaciones del pasado verano al pie del Templo Mount.

Concretamente el experto ha descubierto 36 monedas de oro, joyas de oro y plata, y un medallón de 10 centímetros con el símbolo de menorah (Templo candelabrum), el shofar (cuerno de ram) y un pergamino de la Torah.

antiguo medallon judio

Según Mazar, en la zona han hallado restos muy relevantes del primer período del Templo, mucho antes que la historia de Jerusalén. El descubrimiento sucedió en la última fase de la excavaciones de Ophel y data del la era bizantina (siglo 7 d.C.) Se encontraba en una ruinosa estructura pública apenas 50 metros de la pared sur del Templo Mount.

El menorah es un candelabro usado en el Templo y es el símbolo nacional del estado de Israel que muestra la presencia de los judíos en la zona. Según su ubicación, un grupo de los restos parece haber sido ocultados bajo tierra, mientras que el otro parece haber sido abandonado. Y dada su fecha, Mazar calcula que fueron abandonados en plena conquista persa de Jerusalén en el 614 d.C. Después, los judíos regresaron a la ciudad. Cuando el imperio persa comenzó a decaer buscó el apoyo de los cristianos, lo que les permitió expulsar a los judíos de Jerusalén.

Como ornamento de un pergamino de la Torah, el medallón sería el más antiguo hallado hasta la fecha. Estaba enterrado junto con un medallón de oro, dos pendientes, un rollo de oro y un cierre de plata.

Las 36 monedas de oro datan del diferentes reinados de emperadores bizantinos, desde mitad del siglo IV hasta principios del VII”, afirma Lior Sandberg, especialista del Instituto de Arqueología. Junto con las monedas había un par de pendiente de oro, un lingote de plata y un prisma hexagonal. Puesto que se han hallado también restos de tela, se supone que estos restos estuvieron empaquetados.

Las excavaciones de Ophel aportaron a principios del 2012 el hallazgo de una inscripción hebrea que corresponde al texto alfabético escrito más antiguo de Jerusalén.

Este año el instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea dirige las excavaciones de Ophel, mientras que la Autoridad de Antigüedades de Israel se encarga de las tareas de conservación y apertura al público.  El proyecto ha sido financiado desde el 2009 por Daniel Mintz y Meredith Berkman, de Nueva York.

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.