Una nueva tecnología que cambiará la arqueología

Los investigadores de la Universidad de Sheffield han desarrollado una nueva tecnología capaz de obtener objetos de obsidiana en tan solo 10 segundos, lo que puede aplicarse a la arqueología.

La obsidiana es suave, resistente y más afilado que el material de cirugía lo que le convierte en muy codiciado para elaborar productos artesanales, de hecho los bisturís de obsidiana se emplean hoy en día como material médico. Los útiles de este material de vidrio volcánico más antiguos fueron hallados en África  y alcanzan los dos millones de años.

maquina de fluorescencia de rayos x portatil

Las huellas químicas permiten a los investigadores encontrar una coincidencia entre los objetos de obsidiana y el origen volcánico del  material natural. Estos análisis se realizan en laboratorios durante meses o años después del hallazgo y, en ocasiones, requieren reactores nucleares.

El nuevo proceso emplea una técnica llamada fluorescencia de Rayos X portátil y tiene la forma de una taladradora manual. Este dispositivo permite a los arqueólogos identificar los orígenes de las herramientas de piedra in situ, sin necesidad de enviar los restos a un laboratorio, con lo que se ahorra tiempo y dinero. El primero será usado para analizar herramientas de obsidiana manufacturadas, incluidas útiles de neandertal y homo erectus de hace decenas de miles de años.

El Dr. Ellery Frahm, del Departamento de Arqueología de la Universidad de Sheffield explica que “estos últimos 50 años, para obtener la obsidiana había que realizar análisis químicos en un laboratorio lejos del yacimiento. Ahora pretendemos desarrollar herramientas para realizar estos análisis en el yacimiento arqueológico en tan solo 10 segundos, sin necesidad de esperar meses o años a los resultados”.

Los expertos desarrollaron las investigaciones en Armenia pues esta zona es muy rica en materiales de vidrio volcánico incluidos en yacimientos. Este trabajo es el último de los logros de Frahm en el campo de obtención de obsidiana, área que fue investigada previamente en Siria.

Este estudio surge del trabajo del departamento fundado por la sociedad de Marie Curie fundada en la EU: “Nueva Red de Investigación Arqueológica para la Aproximación Integral de los Antiguos Estudios Materiales”, conocido como NARNIA. Esta labor incluye trabajos en laboratorio y en el yacimiento con el fin de encontrar nuevas respuestas.

Según reconoció Frahm, en Sheffield los expertos intentan sustituir los análisis químicos llevados a cabo en el laboratorio por los que implican botas embarradas, porque “cuanto más tiempo trabajen los especialistas y arqueólogos en el yacimiento, mejor”.

Una nueva tecnología que cambiará la arqueología
Puntúa este artículo

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.