Hallan la estela de una diosa íbera en Puente Tablas

Se ha descubierto en la Puerta Sur del Oppidum Ibero de Puente Tablas (Jaén), una diosa del panteón íbero que arroja datos nuevos sobre los rituales religiosos de los íberos.

Las excavaciones e investigaciones que se están realizando por el Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI) de la Universidad de Jaén en el campo de la Puerta Sur del Oppidum Ibero de Puente Tablas (Jaén), vuelven a dar frutos.

En esta ocasión, en las excavaciones realizadas en este sector, se ha descubierto una estela de una diosa del panteón íbero que arroja datos desconocidos hasta el momento relativos a los rituales religiosos del pueblo íbero. En el desarrollo de las prospecciones arqueológicas, se ha obtenido una estela tallada, que mostraba dos brazos con las manos abiertas sobre el vientre y restos de un posible cinturón, aunque la pieza no conserva el rostro ni otros elementos figurativos.

La excavación arqueológica de Puente Tablas continúa dando excelentes resultados

Sin embargo, Arturo Ruíz, director del CAAI, afirma que la estela representa, aunque de forma esquemática, la figura de una divinidad femenina. “Hemos encontrado una estela de una divinidad, posiblemente femenina y dedicada a la fertilidad, que estaba rota y tumbada delante de la puerta, pero se conservaba muy bien el sitio donde tenía su posición original” apunta el arqueólogo.

Además, se han podido documentar restos de la realización de un ritual de sacrificio de un grupo de trece cerdos domésticos y tres cabras, probablemente en el caso de las cerdas de hembras preñadas, según confirma el doctor Riquelme, de la Universidad de Granada, enterradas bajo una cista de piedra, en la que la que se dispusieron posteriormente dos mandíbulas también de cerda, que se cubrieron con dos grandes piedras cúbicas. Podría tratarse de un ritual de fundación ofrecido a la divinidad representada en la piedra.

Al mismo tiempo, se ha constatado que la puerta, donde se han hallado los restos, está orientada al este, coincidiendo con la salida del sol en los equinoccios, momento en el que, en su día, la luz atravesaría la puerta iluminando la imagen de la divinidad.

Hemos observado cómo el sol sale, pasa justo por el centro de la puerta, y su luz llega a la diosa empezando por la cabeza y terminando por los pies. Luego, la propia puerta provoca que caiga la sombra, por lo que en media hora hemos presenciado la aparición y desaparición de la diosa”, afirma Arturo Ruiz.

Este tipo de ritos íberos, al parecer, se reproducían con asiduidad en diferentes enclaves del mediterráneo, como explica el director del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica. Así en países como Italia o Grecia, así como en otros puntos de la península, como en el Santuario Ibero de Castellar (en el mismo Jaén), eran comunes este tipo de rituales y manifestaciones religiosas. “No hay que olvidar la relación existente con los iberos a través del mundo fenicio”, apunta Ruíz.

El descubrimiento permitirá conocer nuevos datos sobre el mundo religioso íbero y cómo éste estuvo influenciado por la cultura fenicia, una de las más notables y representativas del mundo mediterráneo.

Desde Red Historia, queremos ofrecer nuestra enhorabuena al equipo y les animamos a seguir adelante. Estaremos atentos ante los posibles nuevos descubrimientos que se realicen en próximas fases del proyecto, para acercaros toda la información posible acerca de uno de los primeros pueblos que se asentó en el levante y sur de nuestra península.

Imagen: Centro Andaluz de Arqueología Ibérica