Historia de la cesta de Navidad

cesta de navidad
Cesta de Navidad

Las cestas de Navidad son toda una tradición en nuestro país. Estas consisten en un regalo para los empleados de las empresas que agasajan a sus trabajadores con productos típicos de esta fecha del año que todo el mundo espera con aroma a nostalgia.

Y, ¿de dónde datan los orígenes de las cestas de Navidad? En España están de moda desde que esta moda se instaurara a mediados del siglo XX pero su historia no nació en nuestro país, sino muchos siglos atrás en Italia, concretamente en el Imperio Romano.

La cesta de Navidad está inspirada en una tradición de la época romana, la Sportula, que consistía en el reparto de comida en un cesto por parte del patrón a sus clientes. Entre las obligaciones del cliente figuraba el salutatio matutina, es decir, acudir a saludar al patrón a su casa. Era en este momento en que éste le hacía entrega de la cesta.

La Sportula, al igual que sucede en la actualidad, estaba formada por una cesta de mimbre aunque el significado final de su entrega presentaba muchas diferencias ya que estas cestas se regalaban también en diciembre con motivo de la fiesta pagana de Saturnalia, y acababan sirviendo para ofrendar al dios Saturno.

Años más tarde, se sustituyó por la entrega de una pequeña cantidad de dinero que consistía en regalar cien cuadrantes. Después, a finales del siglo XIX, se comenzó a regalar una cesta de Navidad en algunos departamentos de servidores públicos y a mediados del siglo XX la costumbre se extendió al sector privado.

Algunas empresas españolas comenzaron a obsequiar a sus empleados con cestas llenas de productos navideños, junto con la paga extra de Navidad. Del mismo modo, otras compañías comenzaron a regalar un surtido de productos a clientes específicos.

Y, ¿cuáles son los productos típicos de una cesta de Navidad? Entre los productos que suele tener una cesta de Navidad se incluyen dulces navideños (turrón, mazapán o polvorones), embutidos (chorizo, salami, salchichón, lomo, jamón serrano…), quesos, bombones, patés o incluso marisco. También puede haber bebidas alcohólicas, normalmente botellas de vino y cava. Estas suelen ser realizadas por empresas de alimentación que contrata cada sociedad para poder satisfacer a sus empleados.

En los años de recesión económica y continuos despidos el número de ventas de las cestas de Navidad tuvo un gran bajón pero en los últimos años han vuelto a remontar. Además, muchas empresas, en lugar de realizar la clásica cesta de mimbre con multitud de productos también optan en su lugar por regalar una pieza de Jamón junto con otros embutidos acompañado por unas botellas de licor en un baúl o cualquier otro tipo de caja.

En los últimos tiempos también se ha puesto de moda que grandes establecimientos sorteen cestas que prácticamente te pueden solucionar la vida. Por ejemplo, en la venta El Paisano de Utrera (Sevilla) le da cada año un sentido distinto a las cestas de Navidad, ya que sortea el 5 de enero casi 500.000 euros en premios que incluyen una autocaravana, lingotes de oro o el pago de una hipoteca, entre otras cosas.

Artículos relacionados