InicioBibliotecaBibliografía de Historia"La cerámica", de José Antonio Rodríguez Marcos, nuevo Cuaderno de Atapuerca de...

«La cerámica», de José Antonio Rodríguez Marcos, nuevo Cuaderno de Atapuerca de la serie Origen

Hace unos 16.000 años, en Japón y en el sureste de China, los seres humanos que vivían de la caza y la recolección de vegetales, comenzaron a realizar recipientes cerámicos moldeando el barro y cociéndolo al fuego.

Fabricaron así un nuevo material, duro e impermeable, ideal para almacenar frutos como nueces y avellanas y para conservar los numerosos peces que esa población asiática capturaba.

Miles de años después, las gentes que vivían en el noreste de África volvieron a inventar la cerámica. Y después en muchos otros sitios, como en Perú y Ecuador, descubrieron por sus propios medios la fabricación de recipientes sobre barro endurecido.

La historia del barro es la historia del arranque de la civilización y nos la cuenta José Antonio Rodríguez Marcos en un nuevo libro de la Serie Origen. Cuadernos Atapuerca, patrocinado por la Fundación Atapuerca.

Profesor en la Universidad de Burgos, Rodríguez Marcos es uno de los grandes conocedores de las sociedades humanas de la Protohistoria de Castilla y León.

Como él nos recuerda, los fragmentos cerámicos constituyen la inmensa mayoría de los vestigios arqueológicos que se encuentran en las excavaciones, ya que desde que el ser humano inventó la cerámica, ya no pudimos vivir sin ella.

Es muy probable que la difusión de la cerámica a partir de hace unos 10.000 años por toda Eurasia se debiera a su insustituible papel en la cocina.

A la hora de calentar, mezclar y transformar el alimento sobre el fuego, los recipientes de barro atesoraron toda la memoria gastronómica de los pueblos, distribuyendo la cultura culinaria basada en las nuevas especies de plantas y animales que en ese momento comenzaban a domesticarse.

Gracias a los recipientes cerámicos, las gachas, la leche y los caldos alimentaron a una sociedad que había comenzado a abandonar el nomadismo y que fundaba las primeras aldeas estables, como Jericó o Çatalhöyük.

Recomendados

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular