Publicado el: Jue, Oct 29th, 2015

La Dama de Arlanpe, la primera venus de la Península Ibérica

La Dama de Arlanpe, la primera venus de la Península Ibérica.

La Dama de Arlanpe, la primera venus de la Península Ibérica.

Diversas excavaciones llevadas a cabo entre los años 2006 y 2011 en la cueva de Arlanpe (Vizcaya) han dado sus frutos y han permitido localizar el que hasta ahora está considerado como el único ejemplo encontrado de arte paleolítico con representaciones femeninas grabadas en la Península Ibérica.

El hallazgo fue publicado en el Oxford Journal of Archaeology gracias a diferentes investigadores entre los que se encuentra Joseba Ríos Garaizar, arqueólogo perteneciente al Centro Nacional de investigación Sobre la Evolución Humana de Burgos, quien explicó algunos detalles del hallazgo.

El descubrimiento fue hecho en 2011, tiene un peso de unos 70 kilos y presenta grabados de figuras femeninas esquemáticas, donde a una de ellas la llamaron la Dama de Arlanpe debido al nombre con el que cuenta la cueva. En ella se puede ver el torso, piernas, brazos y cabeza, las otras figuras apenas son un esbozo.

Este hallazgo se remonta a las ocupaciones magdalenienses, unos 17.500 años atrás en el tiempo y hasta ahora no se había encontrado en la Península Ibérica ninguna imagen de esta clase, por lo que es un ejemplo completamente único, dado que es algo que se ajusta completamente a las representaciones femeninas tradicionales del periodo Magdaleniense de Centro Europa y esta zona del continente.

Tal como declaró Garaizar, el hallazgo es verdaderamente relevante dado que permite vincular a la región Cantábrica con lugares como Aquitania y los Pirineos. Asimismo, y con anterioridad, se habían llegado a documentar diferentes vínculos con otra clase de manifestaciones artísticas como los tradicionales bisontes que todo el mundo conoce de muchas de las cuevas rupestres repartidas por España, sobre todo en la zona norte.

Las representaciones encontradas en Arlampe se encuentran entre algunas de las más antiguas de su clase, lo que da más peso a la hipótesis de que esta clase de símbolos se originó en la región franco-cantábrica y que acompañó a las diferentes poblaciones que se extendieron por la zona Norte de Europa hacia el final de la última glaciación.

Asimismo, con este descubrimiento se permite ampliar más el área de distribución de estas figuras hasta la zona norte de la Península Ibérica, algo que constataría la unidad cultural mantenida en la región franco-cantábrica durante el periodo Magdaleniense.

Sin duda, se trata de un estupendo hallazgo sobre el que habrá que seguir investigando según han asegurado, y revelará mucha más información que la que se tiene hasta ahora.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados