Inicio Historia Antigua La Estela de los Buitres, el primer registro bélico de la Historia

La Estela de los Buitres, el primer registro bélico de la Historia

que es la estela de los buitres
Estela de los Buitres. Crédito: Sting en Wikimedia
Publicidad
Publicidad

El mundo sumerio ha legado hasta nosotros el primer registro bélico de la humanidad, representado en la famosa Estela de los Buitres que conmemora la victoria del rey Eannatum de Lagash, sobre sus eternos rivales de la ciudad de Umma quienes debieron pagar un tributo para utilizar las tierras de Gudeina, que era la manzana de la discordia en este conflicto.

Este registro histórico está elaborado de piedra caliza, no obstante el paso del tiempo ha causado que no toda la estela llegue hasta nosotros, aunque puede percibirse una buena parte de la piedra.

Actualmente, la Estela de los Buitres se encuentra en el museo del Louvre en París y posee unas dimensiones de 150 x 130 centímetros. La datación de esta representación varía entre el 2400 al 2340 a.C.

¿Qué representa la Estela de los Buitres?

Los fragmentos que nos quedan poseen dos caras, lo que ha llevado a los investigadores a concluir que se trata de dos connotaciones, una divina asociada a los dioses y otra terrestre relacionada con el rey Eannatum.

En la cara divina se presenta el dios de la guerra sumerio llamado Ningirsu, quien aparece en la parte superior de la estela, portando en cada una de sus manos un mazo y una red con la que logra someter a los enemigos de Umma.

De igual manera, se observan algunas inscripciones incompletas que narran la victoria conquistada por esta deidad.

Por su parte, en la cara que se representa el lado terrestre aparece el rey Eannatum portando jabalinas y un hacha, mostrándose al frente de las tropas de Lagash las cuales se muestran en la formación de falange sumeria, siendo este documento otra manera de conocer las tácticas militares de estos tiempos.

En esta parte también puede observarse un elemento iconográfico representativo de la victoria y es el apilamiento en montículos de cadáveres, los cuales son devorados por los buitres siendo esta escena la que da el nombre a esta piedra.

¿Qué sucedía entre Umma y Lagash?

La historia entre Umma y Lagash estuvo llena de violencia, guerras, revanchas y destrucción.

Aproximadamente desde el 2500 a.C., iniciarían las hostilidades entre ambas ciudades–estado sumerias quienes deseaban hacerse con el control total de la región llamada Gudeina, la cual se ubicaba en la frontera de ambos territorios.

El papel de los dioses es patente en el período álgido de las luchas entre ambas ciudades cuando el dios Enlil, máximo representante del panteón sumerio, había delimitado la frontera entre ambas ciudades, quienes aceptaron esta delimitación bajo el arbitrio del rey de Kish Meslim; aunque este monarca como todos los reyes sumerios, eran en realidad emisarios de los dioses y sus luchas.

En ese acuerdo ya quedaba establecido el tributo que debía pagar Umma a Lagash para permitirles cultivar en la zona de conflicto.

No obstante, cuando Ur Nanshe, el antecesor de Eannatum falleció, el reino de Umma se negó a pagar el tributo además de invadir buena parte del territorio, hasta que su sucesor llevó la guerra contra el antiguo enemigo, restaurando el pago del tributo y el orden dominante.

La guerra entre Umma y Lagash que produjo la Estela de los Buitres

Entre 2400 a 2340 a.C., Eannatum I rey de Lagash tomaría las armas junto a su ejército para cobrar la amplia deuda que tenía el reino de Umma, logrando en par de batallas someter al enemigo a pesar de que Eannatum sufriría una herida durante el conflicto.

Eannatum i de lagash rey sumer
Eannatum I rey de Lagash. Ilustración de Félix Justin Gardon en 1914. Crédito: Dominio Público.

Cuando el ejército de Umma es vencido por las tropas de Lagash, el rey Ush fue capturado junto a sus principales generales, obligándolo a proferir juramentos deshonrosos para él y su gente, sometiéndose a los dioses del vencedor y aceptando el pago de los tributos atrasados.

Luego de toda esta humillación sufrida por el Ensi de Umma, se piensa que volvería a sus dominios para encontrar la muerte de mano de sus colaboradores militares, quienes no pudieron aceptar la pérdida del ejército, además de haberse subyugado a los dioses del enemigo.

Las guerras y vencedores sumerios son los dioses

La religión sumeria tenía a los dioses como hacedores de las acciones de sus ciudades y gobernantes, siendo este el motivo por el que en la Estela de los Buitres, la victoria del rey Eannatum y su ejército, es solo posible gracias al apoyo del dios Ningirsu, quien captura a los enemigos con una red, tal como se aprecia en la representación de la estela en la cara divina.

¿Qué sucedió luego de la victoria de Eannatum?

Podría señalarse que la victoria de Lagash sobre Umma representada con gran poma en la Estela de los Buitres, fue una victoria pírrica ya que al poco tiempo de suceder moriría Eannatum, quien sería sucedido por su hermano que tendría que volver a la guerra, pero ya no con la suerte de su antecesor.

Cuando Eannatum logró vencer a sus enemigos aquilató los territorios de Lagash, no solo sobre la ciudad de Umma sino también la ciudad de Ur, Nippur, otras ciudades pequeñas y el poderoso reino de Kish, convirtiéndose Eannatum en amo de casi toda Sumeria, estableciendo la hegemonía de Lagash.

Para finalizar, debemos resaltar que la rivalidad de estas ciudades llegaría a niveles más elevados con esta batalla de Eannatum, ya que se cuenta que al ingresar a Umma no se conformaría con someter la ciudad, sino que sería arrasada, por lo que sus habitantes no olvidarían este episodio, que seria vengado por Lugalzagessi de Umma, cuando ingreso en Lagash para destruirla.

Publicidad
Artículo anteriorUn mango de jarra con el nombre de Menahem es hallado en Jerusalén
Artículo siguienteLa misteriosa Cueva de los Tayos: historia y leyenda
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.