La Tumba del Elefante de Carmona cumplía funciones de culto

Tras una investigación realizada por los arqueólogos en la llamada Tumba del Elefante perteneciente a la necrópolis romana de Carmona, en Sevilla, se ha sugerido que su función no ha sido únicamente funeraria sino que también ha tenido una faceta dedicada al culto del dios Mitra.

tumba del elefante

A esta conclusión se ha llegado después de comprobar la estructura del edificio y más concretamente una de sus ventanas por la cual entran los rayos de Sol en los equinoccios, justo tres horas después del amanecer, indicando así que fue un templo de mitraísmo. La manera en que Tauro y Escorpio se encuentran posicionados refuerza la hipótesis.

Las investigaciones se han topado con que el edificio sufrió varias reformas cada una de las cuales lo dotaron de nuevas funciones. Inmaculada Carrasco y Alejandro Jiménez, como autores del estudio, se centraron en el análisis de la ventana debido a que investigaciones anteriores ya habían sugerido que no se trataba únicamente de un método de iluminación sino que posiblemente albergara un significado espiritual.

En el momento en el que los rayos de sol penetraban por la ventana iluminaban una estatua de tauroctonía en la cual se representa al dios Mitra matando a un toro, pero desafortunadamente ésta se ha perdido.

Durante los equinoccios los astros se posicionaban en una posición concreta indicando que las constelaciones eran de gran importancia en este lugar, lo que se corresponde con otra de las características del culto mitraico. A pesar de la importancia que para ellos tenían el Sol, la Luna también ocupaba un lugar importante iluminando el rostro de Mitra en las noches anteriores al equinoccio.

Lo único que contradice tales argumentos es que a pesar de que en el edificio se realizaran reformas con fines funerarios, es poco común que un templo como éste se situara en una necrópolis, ya que, se suelen establecer en lugares más urbanos.

La Tumba del Elefante de Carmona cumplía funciones de culto
Puntúa este artículo

Nací en Madrid el 27 de agosto de 1988 y desde entonces comencé una obra de la que no hay ejemplo. Fascinada tanto por los números como por las letras y amante de lo desconocido, por ello soy una futura licenciada en Economía y Periodismo. Interesada en entender la vida y las fuerzas que la han forjado. Todo es más fácil, más útil y más apasionante si con una mirada hacia nuestro pasado logramos mejorar nuestro futuro y para ello…la Historia.