Las “Cinco Solas” es como se conoce comúnmente a los pilares del protestantismo. Son cinco frases que surgieron durante la época de la Reforma Protestante y que resumían el pensamiento teológico de los reformadores, quienes querían terminar con el dominio de la Iglesia católica y sus imposiciones anticuadas. Todas ellas se contraponen a ciertas prácticas realizadas desde Roma durante el siglo XVI.

La primera es la “Sola scriptura”, es decir, “sólo por la escritura”. Según esta doctrina, la única palabra de dios que hay que seguir es la Biblia. Es un rechazo pleno a la interpretación que cualquier Iglesia (ortodoxa, católica, etc.) de la época realiza del texto sagrado. No ven la necesidad de la existencia de un intermediario entre Dios y la humanidad.

La segunda es la “Sola fida”, que significa “sólo por la fe”, y que viene a resumir la creencia de Martín Lutero de que la salvación divina sólo se consigue por la fe, no por las buenas obras y mucho menos por las falsas buenas obras. Entra dentro de la crítica que realizó el teólogo alemán sobre las indulgencias que concedía el papa, ya que, para él, esa potestad queda reservada a Dios.

La tercera frase es la “Sola gratia” y se entiende como “sólo por la gracia”. Apela a que la salvación del ser humano viene por la gracia divina, es decir, no depende de favores inmerecidos. Si alguien es un pecador, la limpieza de esos pecados no la otorga un cura, sino el propio poder divino.

La cuarta es la llamada “Solus Christus”, que hace referencia a que el único mediador entre la humanidad y Dios fue “sólo Cristo”. Según esta premisa, no se puede alcanzar la salvación por otra vía que no sea la de Cristo. Esto implica que no se venere a nadie más. No obstante, los luteranos sí que idolatran la memoria de la Virgen María y de otros santos ejemplares.

Por último está la “Soli Deo gloria”. En ella muestran que “la gloria es sólo para Dios”, ya que la salvación depende exclusivamente de él.

Las Cinco Solas
Puntúa este artículo

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Artículos relacionados