Las excavaciones de Schöningen pueden cambiar nuestro punto de vista sobre la evolución

Las excavaciones que se están llevando a cabo en la mina de carbón a cielo abierto en Schöningen desde el año 1994 están dando sus frutos y proporcionando información de gran importancia y nos revelan que los homínidos del Paleolítico Inferior son más parecidos a los humanos de lo que se pensaba hasta ahora.

Hay que destacar que hace unos 300.000 años el Homo heidelbergensis llegó a utilizar armas y herramientas muy modernas así como vivir en grupos sociales que tenían trabajadores y cazadores, todo bien organizado, e incluso fueron capaces de comunicarse, algo que hasta ahora era patrimonio solamente de los humanos modernos.

Desde la puesta en marcha de estas excavaciones se ha conseguido obtener un amplio volumen de información que nos ha ayudado a saber cómo vivieron los homínidos en la zona norte de Europa.

Fue desde el año 2008 cuando el Dr. Jordi Serangeli y el profesor Nicholas Conard se hicieron cargo de las excavaciones, para las que cuentan con un amplísimo equipo de profesionales así como con el apoyo de la Dirección de Patrimonio Cultural de Baja Sajonia, lo que les ha permitido continuar adelante en sus investigaciones de campo y obteniendo cada vez mejores resultados.

Homo Heidelbergensis. Crédito: Universidad de Tubinga.
Homo Heidelbergensis. Crédito: Universidad de Tubinga.

La publicación Human Evolution ha presentado los resultados de la excavación que y en el informe se revela que se han encontrado muchas lanzas en un estado de conservación excelente así como algunas herramientas de madera cuya conservación, a pesar del tiempo, es buena.

Esto hace que aumente mucho más el interés de expertos de todo el mundo, quienes habían documentado otros materiales como piedra y hueso, lo que demuestra que los habitantes de aquella época tuvieron un gran dominio de las herramientas, lo que sumado a su comunicación y su sociedad organizada, se hayan convertido en algo más interesante aún para seguir estudiando.

Se trata de un hallazgo impresionante aunque se seguirá investigando para saber si aquellos habitantes tenían un uso controlado del fuego o no, como se aseguró desde hace mucho tiempo.

En este aspecto hay muchas posiciones encontradas dado que mientras muchos expertos aseguran que sí pudieron controlar el fuego, otros expertos como el profesor Christopher Miller, de la Universidad de Tubinga y el Centro Senckenberg de Evolución Humana y Paleoambiente, declaró que: “Los resultados de Schöningen sugieren que los antiguos humanos arcaicos pueden haber sido capaces de sobrevivir en aquella zona de Europa sin haber hecho fuego y mucho menos controlarlo“.

Sea como sea, las continuas investigaciones sobre el terreno continuarán proporcionando información de gran valor que nos ayudarán a determinar con más precisión cómo vivieron.

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.