Plumas estilográficas con estilo e historia

La escritura, tal y como la conocemos, ha pasado por una serie de etapas que han marcado su evolución histórica, plagada de descubrimientos y complicaciones. En ella, la estilográfica ha tenido mucho que ver.

En sus orígenes, el único instrumento fiable para plasmar en el papel las palabras que permanecerían imborrables tras el paso de los años, eran aquellas plumas de cálamo y de oca que utilizaban los escribientes. Ellas fueron las transmisoras de muchas de las mejores obras literarias que se han escrito, como los teatros de Shakespeare o la novela Don Quijote de la Mancha. Páginas y páginas creadas a base de mojar la pluma en el tintero, luchar contra el goteo y los borrones de tinta a veces inevitables, afilar constantemente la punta del instrumento o cambiarlo por inservible.

pluma tintero

La insistencia por encontrar una alternativa que resolviera todos estos inconvenientes vio sus primeros resultados fructíferos en 1884, cuando L.E. Waterman patenta una estilográfica, aún rudimentaria, que reunía los requisitos necesarios para un correcto funcionamiento. Constaba de un depósito de tinta que era conducida hacia la plumilla a través de un alimentador, y la distribuía de manera uniforme por el papel.

Una firma que ha ido evolucionando y perfeccionando sus instrumentos de escritura de manera vertiginosa a lo largo de más de un siglo de vida de la pluma fuente.

waterman harley davidson

Uno de los modelos más modernos que ha lanzado últimamente al mercado es la Waterman  Harley Davidson, cuyo diseño trata de asemejarse a la legendaria motocicleta.

Durante el siglo XIX  las investigaciones alrededor de la estilográfica fueron claves para alcanzar la perfección de las plumas que hoy llegan a nuestras manos. Mediante métodos artesanales se abrió camino hacia la explotación científica que vino después.

W. A. Scheaffer fue clave en la consecución de un nuevo sistema de carga, que ha quedado grabado en los anales de la historia por su patente de 1819. Un siglo más tarde, la casa Scheaffer sacó al mercado una edición limitada de plumas, en conmemoración a los trabajos artesanales de sus comienzos.

sheaffer commemorative pen

Para recordarnos lo duras que resultaron las expediciones a lo largo y ancho del globo, allá por el año 1.600, cuando los mapas aún no estaban trazados, Montegrappa edita el modelo de estilográfica GEA, que nos ayudará a mostrarnos el camino.

montegrappa geaf

Las plumas Montegrappa están cargadas no sólo de tinta, sino de contenido simbólico. Una de sus obras maestras es la colección Mayan Calendar, donde se pueden apreciar diversos grabados que plasman las creencias de esta cultura con respecto al fin del mundo. Varios dioses están representados en su estructura, alrededor de un elemento de vital importancia, la espada del sacrificio.

montegrappa mayan calendar

Según el calendario maya, el fin del mundo debió llegar el pasado 21 de diciembre. Por suerte, sus predicciones no se han visto cumplidas y podemos seguir disfrutando de estas alhajas de la historia.

La empresa italiana Delta rinde tributo a la antigüedad romana del siglo I d.C., cuando se construyó una de las maravillas del mundo: el Coliseo Romano. Para ello diseña la Colosseum Demonstrator, referente de la edad dorada de la estilográfica, con un novedoso sistema de palanca lateral. Con detalles grabados en plata, resina anaranjada decorando el capuchón y un plumín de oro de 18 quilates que en su conjunto muestran una pluma de gran personalidad.

delta coloseum demonstrator

Visconti, la reconocida firma italiana, en homenaje a obras arquitectónicas de trascendencia mundial, diseña plumas como la Alhambra o la Taj Mahal, que evocan la cultura mozárabe.

visconti alhambra

La inspiración para Visconti llega desde diversos puntos. En este caso, fue el mausoleo Mumtaz Mahal, la obra de orfebrería de mayor tamaño de la Tierra, en la que participaron más de 20.000 hombres.

visconti taj mahal

La casa Stipula, bastante joven en comparación con sus competidoras, se fundó en 1973 y su colección más importante ha sido Le Inmortabili, donde la Venus Memoriae es la joya de la familia. Culto a la belleza del cuerpo humano, su originalidad ha calado en los amantes de la escritura.

stipula virtus memoriae

Para celebrar los 3000 años de historia de la ciudad de Jerusalén, la casa Omas elabora una pluma fuente de un tallado exquisito y muy complicado, donde se recrean el muro que la rodea, y las puertas de Sión, Jaffa y León. Como podemos observar, cada estilográfica está impregnada de un pedazo de nuestra historia pasada.

omas jerusalem

Pero Omas también pone sus miras hacia acontecimientos más recientes, como la fundación de UNICEF de 1946. Para reconocer la ardua labor que ésta organización estaba realizando en los países más desfavorecidos, en el 50 aniversario de su creación, Omas tiene una iniciativa pionera en la industria: crea una colección de 24 estilográficas en la que participan destacados personajes del deporte, la cultura y la ciencia. Las primeras ventas fueron destinadas a la fundación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Omas Sings for Children

La firma china Duke se pone a la altura de las grandes con este delicado diseño que evoca la Ópera de Pekín. Se trata de la máxima expresión artística para la cultura china donde el canto, las artes marciales o la danza son sus principales disciplinas.

duke opera pekin

La empresa francesa S. T. Dupont, fundada en 1872, siempre ha ido unida a la excelencia. Durante la  etapa de creciente industrialización de finales de siglo, presentó una colección tallada en laca china, un trabajo manual basado en los cuatro elementos: aire, agua, fuego y tierra. Se trata de una edición limitada a 200 ejemplares, difícil de encontrar. Los que las poseen tienen una joya en sus manos.

st dupont les elements

Grandes obras maestras arquitectónicas han sido recogidas por esta firma, en colaboración con el diseñador de joyas Philippe Tournaire. Les Invalides de París, la rusa catedral de San Basilio y la Pagoda del Sol en China han sido reproducidas en miniatura con todo detalle.

stdupont architectural masterpieces

No podemos pasar por alto las aportaciones de Montblanc a la evolución de la estilográfica. Comenzó sus trabajos artesanales en 1908, y no ha dejado de crecer y evolucionar.

Sus distintas modalidades de la colección Skeleton nos muestran una versión renovada de la pluma fuente, en la que podemos ver su interior.

montblanc skeleton

Esta estilográfica que parece a punto de despegar, no es sino una muestra de la gran transformación de Montblanc en sus creaciones de instrumentos de escritura. De los modelos vintage de sus comienzos, pasa a una línea mucho más moderna. Junto a la empresa de aerolíneas Emirates, diseña esta elegante pluma, basada en el Airbus 380, el avión con mayor número de pasajeros de la empresa. Su lujo es evidente al observar los 28 diamantes que la rodean, encastrados en una cobertura de platino.

emirates y montblanc

Continuando con su línea moderna y lujosa, esta original pluma fue diseñada para un evento concreto: la boda del príncipe Alberto de Mónaco. Se trata de una pieza única, diseñada por y para el enlace. Montblanc tuvo su inspiración en el palacio donde la pareja residiría.

montblanc monaco

Otras estilográficas parecen traídas del futuro, como las que forman parte de la colección Cybergraph de Jean Pierre Lépin. Convertidas en un clásico contemporáneo, sus materiales son de lo más sofisticado: capuchones de paladio, resistente madera de raíces y una curiosa forma de recarga mediante bomba acoplada. Una auténtica grafía traída del ciberespacio.

jean pierre lepine cybergraph

Como vemos, los grandes hitos de la historia van ligados de un modo u otro a la escritura, primero en piedra, después en papiro, hasta llegar al papel. Las estilográficas del mundo recogen esos momentos y los ponen en nuestras manos.

Quizá dentro de unos años tengamos que completar nuestro artículo con la presentación de las plumas digitales, ¡quién sabe!

Estudio periodismo y derecho, y para ambas materias la historia es fundamental. Es el pilar básico de nuestra vida. Como madre procuro introducir a mi hijo en las raíces de nuestra procedencia. Me encanta contarle cuentos sobre cómo vivían nuestros antepasados y anécdotas interesantes que despiertan su curiosidad. Un mundo apasionante del que aprenderemos juntos aquí, en Redhistoria.

Artículos relacionados