Procesos de unificación del siglo XIX

El siglo XIX estuvo plagado de revueltas tras el final del dominio napoleónico de Europa. Las sublevaciones de 1820 fueron las que empezaron a generar las ideas nacionalistas y liberales que se acabarían por consagrar en 1830 y 1848. Esos años fueron vitales para establecer la idea de nación dentro de algunos países. Dentro de los grandes imperios y en España se propagaron las ideas nacionalistas. Pero, sin duda, los más destacados fueron en Italia y en Alemania.

unificacion de italia En estos países, los movimientos nacionalistas tuvieron una fuerza especial, de tal magnitud que acabaron por configurar dos nuevos estados. Aunque las revoluciones nacionalistas de 1848 fracasaron en ambos reinos, lo cierto es que eran ideas románticas y poco organizadas. Estas ideas quedaron grabadas dentro de la mentalidad de la gente que ya no veía la unidad como algo posible, sino como algo necesario.

Los movimientos unificadores de Italia y Alemania tuvieron varias características en común. Por un lado, un núcleo unificador capaz de realizar la tarea a expensas de los demás. Ese rol lo adoptaron Prusia y Piamonte con gran facilidad. Por otro lado, se requería un político fuera de serie que llevase el proceso a buen puerto.

En ambos casos, aparecieron políticos singulares que eran capaces de poner en marcha y coordinar para un mismo fin los medios militares, diplomáticos y sentimentales que les ofrecía el núcleo unificador: Bismarck y Cavour. Y, por último, un monarca inteligente que se limitase a hacer su papel y dejase el poder político en manos de aquellos que sabían, como fue el caso de Víctor Manuel II y Guillermo I.

En ambos movimientos se intentó que el liberalismo quedase de lado, dando plena importancia al nacionalismo. Por eso, los gobiernos se encargaron de que ese sentir nacional controlase en todo momento la situación y que mantuviese el poder y el orden mediante la autoridad. Los estrategas militares, como el general Moltke en Prusia, tuvieron gran relevancia.

Hay que destacar sobre todo el papel del ejército prusiano que logró imponerse en tan solo 3 conflictos (Guerra de los Ducados, guerra de las Siete Semanas y guerra franco-prusiana) a todas las potencias de Centroeuropa y arrebatar sus territorios de las manos de sus rivales.

Procesos de unificación del siglo XIX
Puntúa este artículo

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Artículos relacionados