Putin fue agente secreto de la Stasi, los servicios secretos de Alemania del Este

putin agente secreto stasi
Fotografía del carnet de Vladimir Putin que lo acreditaba como agente de los servicios secretos de la Stasi. Bild

El periódico alemán Bild publicó en su edición de ayer, la fotografía del carnet que acreditó al actual presidente ruso, Vladimir Putin, como agente de los servicios secretos de Alemania del Este, conocidos como Stasi por sus siglas en alemán (Staatssicherheit).

El carnet, firmado por Putin, fue expedido el 31 de diciembre de 1985, siendo renovado de forma ininterrumpida hasta finales de 1989.

En esas fechas, Putin se encontraba en la ciudad alemana de Dresde, participando como oficial de los servicios secretos soviéticos, la KGB, aunque hasta ahora no era conocido que tuviese en su poder un carnet de la Stasi.

Konrad Felber, director del Archivo de la Stasi, explicó que el carnet le permitía entrar sin inconvenientes a las dependencias de la Stasi y reclutar informes sin necesidad de identificarse como agente de la KGB.

Este documento, explicó Felber, estuvo archivado hasta ahora, sin que nadie se percatase de ello.

Añadió que “el documento fue encontrado cuando miembros del archivo buscaban, a pedido de la prensa, información sobre cuadros de la Stasi y capacitación en Dresde. El nombre de Putin no figuraba en los expedientes sobre la entrega de documentos a militares soviéticos”.

Vladimir Putin vivió en Dresde desde agosto de 1985, e incluso su segunda hija, Katerina, nació en esa ciudad en 1986.

El Kremlin declaró que “no excluye que los servicios secretos de Alemania del Este y la Unión Soviética hubieran intercambiado carnets”.

El portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, explicó al ser preguntado sobre la fotografía publicada en Bild que “en los tiempos de la Unión Soviética, el KGB y la Stasi eran servicios socios, por lo que, seguramente, no se puede excluir un intercambio de carnets”.

También señaló que para obtener información sobre este caso en particular, lo mejor era solicitarla al SVR (Servicio de Espionaje Exterior), quienes han declinado hacer comentarios según la agencia rusa RIA-Nóvosti.