Inicio Historia ¿Qué es el Tetragrámaton (‘YHWH’)? Historia sobre el nombre de Yahveh

¿Qué es el Tetragrámaton (‘YHWH’)? Historia sobre el nombre de Yahveh

0
Tetragrámaton (YHWH), las letras del nombre de Yahveh

¿Qué es el Tetragrámaton?

El Tetragrámaton o Tetragrama significa “palabra de cuatro letras”, y es la palabra en hebreo “יהוה” (que se traduce al latín como “YHWH”) con la cual se nombra al Dios bíblico de Israel, ‘Yahveh’.

En la actualidad podemos encontrar el Tetragrámaton como amuleto, el cual tiene un uso mayoritariamente en el mundo esotérico, pese a que el judaísmo lo continúa utilizando tal y como lo marca su historia, de la cual hablaremos ahora.

Introducción al Tetragrámaton

Las cuatro letras se leen, de derecha a izquierda, como “yud” , “hei” , “waw” y “hei”, dando forma así al nombre del Dios único de judíos, cristianos y samaritanos: ‘Yahveh‘.

Este nombre, desde la Edad Media y hasta el siglo XIX se conocía como “Jehová”, su versión latinizada. Esta acepción ha quedado en desuso, siendo ‘Yahveh’ la aceptada universalmente.

Letras del Tetragrámaton

Tanto en la Torá como en la Biblia hebrea, excepto en los libros de Ester, Eclesiastés y el Cantar de los Cantares, contienen su nombre en hebreo.

Sin embargo, los judíos observantes y aquellos que siguen las tradiciones talmúdicas no leen en voz alta su nombre ni sus variantes (Yahweh o Yahveh), sino que lo reemplazan, frecuentemente, por términos como ‘Adonai’ («Mi Señor«), ‘HaShem‘ («El Nombre«) y ‘Hakadohs Baruch hu‘ («El Santo, Bendito Sea«).

Historia del Tetragrámaton

Las inscripciones más antiguas del Tetragrámaton

La inscripción más antigua en donde consta el Tetragrámaton la encontramos en la Estela de Mesha, del año 840 a.C., en donde se menciona al dios israelita ‘Yahveh’.

Del mismo siglo existen dos cerámicas halladas en Kuntillet Ajrud, en donde se mencionan a “Yahveh de Samaria y su Asherah”; y “Yahveh de Teman y su Asherah”.

Otras inscripciones antiguas las encontramos en:

  • Un óstracon del siglo VII a.C..
  • Dos amuletos de plata hallados en Ketef Hinnom del siglo VII a.C..
  • Una inscripción en una pared en Khirbet Beit Lei, del siglo VI a.C..
  • Yahveh aparece también las Letras de Laquis del 587 a.C..
  • En un óstraco hallado en Tel Arad aproximadamente de la misma fecha.
  • En una piedra del monte Gerizim del siglo III a.C..

Textos con teónimos del Tetragrámaton

Además de encontrar las letras YHWH, en diferentes documentos antiguos encontramos teónimos (nombre de deidad) de éste, siendo uno de los más importantes el que se encuentra en los Papiros de Elefantina del año 500 a.C., donde podemos leer ‘YHW’ y ‘YHH’.

Papiros de Elefantina. Crédito: Depositphotos.

Estos textos están escritos en arameo y no en hebreo, diferenciándose en que el nombre de Dios se escribe con tres letras y no con cuatro. Pese a esta diferencia, los eruditos presuponen que se refieren a la misma deidad al ser escritos por hebreos.

La teóloga y profesora de Antiguo Testamento en la Universidad de Salzburgo, Kristin de Troyer, explica que ““YHW” o “YHH”, e incluso “YH”, se utilizan con frecuencia en los siglos V y IV a.C. como podemos ver en los Papiros de Elefantina o en los papiros encontrados en Wadi Daliyeh”.

Por otro lado, los teólogos y eruditos James D.G. Dunn y John W. Rogerson detectaron en una inscripción jeroglífica egipcia del faraón Amenhotep III (1402 – 1363 a.C.) que se menciona a un grupo de Shasu (nómadas semíticos) que se denominan “Shasu de YHW”, teorizando que, debido a esta inscripción, la adoración de Yahveh se habría originado en un área al sureste de Palestina.

El Tetragrámaton en los Rollos del Mar Muerto

Tanto en los Rollos del Mar Muerto como en otros textos hebreos y arameos de la misma época, el Tetragrámaton y otros nombres otorgados a dios en el judaísmo, como “El” o “Elohim”, estaban escritos en paleohebreo, demostrando que desde siempre fue tratado de forma especial.

Como curiosidad que destaca tanto en los Manuscritos de Qumran como en otros de la época, se utilizan cuatro puntos gruesos en lugar del Tetragrámaton, una técnica que se conoce como “tetrapuncta” mediante la cual se advertía al lector sobre la no pronunciación del nombre de Dios.

El Tetragrámaton en la Septuaginta: la Biblia griega

Se han logrado identificar cinco manuscritos (fragmentos) de traducciones de la Biblia judía pertenecientes a los últimos siglos antes de Cristo, y todos ellos son conocidos como la “Septuaginta”.

En la mayoría de ellos, el Tetragrámaton se traduce por otras variantes como vemos en el manuscrito 4Q120 (siglo I a.C.), donde se expresa como ‘ Ἰαώ’.

Papiro 4Q120.

Del mismo siglo I a.C., el Papiro Fuad 266, sí lo expresa, en medio de todo el texto griego, las letras hebreas יהוה.

Por otra parte, los manuscritos Rollo griego de los Profetas Menores de Nahal Hever, el Papiro Oxirrinco 3522 y el Papiro Oxirrinco 5101 lo muestran con la forma hebrea arcaica.

Tetragrámaton en su forma arcaica (paleo hebreo).

En estos últimos, así como en otros textos escritos en hebreo arcaico, siempre se advertía al lector de que no debía pronunciarse el Tetragrámaton, sino que se debía decir “Adonai” en su lugar.

En el caso de los textos griegos, se presupone que para no pronunciar el Tetragrámaton pronunciaban ΚύριοςAdonai”o Θεός «Elohim” o en su defecto, pronunciaban Ἰαώ, el cual sí estaba permitido.

El Tetragrámaton en otras versiones de los primeros siglos

La versión Peshitta

La Peshitta, una traducción siríaca de la Biblia del siglo II utiliza la palabra “Señor” en el lugar del Tetragrámaton.

La Vulgata

La Vulgata, una traducción de la biblia hebrea y griega al latín del siglo IV realizada por Jerónimo de Estridón y encargada por el Papa Dámaso I, utiliza la palabra “Dominus” (“Señor”) emulando la palabra hebrea “Adonai” para sustituir el Tetragrámaton.

El Tetragrámaton en el cristianismo

Primeros cristianos

Los primeros cristianos judíos heredaron de los judíos la práctica de decir “Señor” en donde aparece el Tetragrámaton, lo cual continuó con la Vulgata como explicábamos anteriormente.

La Reforma

La Biblia de Lutero, durante la Reforma, utilizaba la palabra “Herr” en mayúscula (“Señor”) para representar el Tetragrámaton.

En el catolicismo

En el caso de la Iglesia Católica y en la primera edición oficial del Vaticano “Nova Vulgata”, tradujo en prácticamente todo el texto el Tetragrámaton por el tradicional “Dominus”, aunque también empleó “Yahveh” en Éxodo 3:15; 15:3 y 17:15.

El Tetragrámaton como amuleto esotérico

En el mundo esotérico, el Tetragrámaton representa un amuleto de protección, separándose así con su significado histórico.

Tetragrámaton.

Así, se utiliza al derecho para representar a lo maestros de luz; en tanto que invertido se emplea con fines ocultos representando a la oscuridad.

Además, es un símbolo que indica el camino de la luz y la sabiduría para quienes lo utilizan correctamente.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salir de la versión móvil