InicioHistoriaContemporáneaAntecedentes y causas de la Guerra de Independencia de México

Antecedentes y causas de la Guerra de Independencia de México

La historia está llena de hechos que marcaron una pauta en determinado período histórico, hechos que condicionaron relaciones entre Estados, que modificaron las relaciones entre los habitantes de una población y que en ocasiones parecen únicos y aislados.

Sin embargo, todo hecho histórico tiene antecedentes que fueron colocando las bases y condiciones de lo que acontecería posteriormente y esto sucede también en el tema de hoy: los antecedentes y causas condicionantes de la Guerra de Independencia de México.

Causas de la guerra de independencia de México

Los antecedentes de la Guerra de Independencia de México podemos encontrarlos en factores internos como el régimen de castas o las reformas borbónicas, entre otros; como también en factores externos como fueron la invasión napoleónica a España o la Independencia de Estados Unidos, además de otros hechos.

- Advertisement -

No obstante, cada uno de esos factores se expresarían de manera particular en México, mostrándose como antecedentes a la guerra independentista mexicana.

Causas externas

Cuando señalamos estos factores externos o hechos históricos fuera de la órbita del entonces llamado Virreinato de Nueva España, no queremos decir que estos episodios históricos hayan determinado la independencia, o que de no haber acaecido no se hubiese producido la Independencia.

Estos hechos influenciaron de alguna medida ya que, dentro de la sociedad mexicana, los gérmenes de la independencia estaban presentes dentro de algunos elementos de la sociedad.

La Revolución de las 13 colonias

El primer movimiento independentista del continente americano fue el que llevaron a cabo las 13 colonias británicas de Norteamérica, que se convertirían en los Estados Unidos de América.

Este hecho no solo inspiraría a los mexicanos debido a la proximidad y la manera en que se independizaron, sino que igualmente, en casi todas las ciudades importantes del continente americano, los ecos de aquella gesta repercutieron en los oídos de quienes anhelaban una mayor libertad.

La Revolución Francesa

- Advertisement -

Actualmente, los Estados Unidos son un país que influye de numerosas maneras en el concierto internacional.

Su moneda el dólar tiene presencia en casi todo el mundo, su cultura es reconocida mundialmente por sus películas, y el inglés es hoy, la lengua más importante del mundo.

En el siglo XVIII y comienzos del XIX, este papel lo llevaba Francia, centro de luces de la cultura occidental, donde el 14 de julio de 1789 comenzaría el proceso de la Revolución Francesa.

- Advertisement -

Éste, traería numerosas modificaciones dentro de Europa y occidente, inspirando movimientos revolucionarios como la Independencia mexicana o la revolución de Haití, además de crear la figura de Napoleón Bonaparte y posicionarlo como uno de los hombres más influyentes de comienzos del siglo XIX.

Invasión napoleónica a España, 1808

Esta invasión fue un hecho que afectó directamente a todas las posesiones españolas en el continente americano.

Una vez que se conoció la noticia en América, varias poblaciones se reunieron en juntas que “resguardaban los derechos de Fernando VII”, heredero de Carlos IV y legitimo rey de España, a diferencia de José Bonaparte, quien luego de haber conquistado España se erigió en monarca, atrayendo la resistencia, tanto en España como en América.

José I Bonaparte. Crédito: Dominio Público.

Factores internos de la independencia mexicana

Dentro de los factores internos se pueden observar los elementos conflictivos que albergaba la sociedad mexicana, los cuales fueron madurando hasta propiciar la guerra independentista contra España.

Señalaremos estos factores internos y mostraremos algunos episodios bélicos que se produjeron antes de la guerra de independencia.

Sociedad de Castas

Dentro de la nueva sociedad creada en el continente americano producto de la conquista y colonización española, existió una especie de institución tácita conocida como el “sistema de castas”, donde cada individuo obtenía cierto rango en la sociedad gracias a su ascendencia española; siendo los españoles peninsulares los que detentaban mayor poder político.

Representación de mestizos en una «Pintura de Castas» de la era colonial. «De español e india produce mestizo«. Autor Desconocido / Colección de Malu y Alejandra Escandón. Crédito: Dominio Público.

Los blancos criollos, hijos de muchos peninsulares, formaban parte elevada de dicho sistema, pero el sostenimiento de su poder recaía principalmente en las actividades económicas.

Los indígenas, negros y mestizos, formaban parte del escalón más bajo de este sistema.

Reformas Borbónicas

Entre la centuria que abarca 1650 a 1750 aproximadamente, los blancos criollos habían disfrutado en gran medida del poder político de las colonias españolas americanas gracias a una serie de beneficios que crearon una especie de equilibrio entre criollos y la Corona.

Sin embargo, este equilibrio terminó rompiéndose con las reformas borbónicas, las que intentaron devolver las colonias americanas a una dependencia del sistema español que no se percibía desde hacía 100 años. Estas reformas allanaron el camino para que los criollos en Nueva España buscaran, eventualmente, la independencia.

Sentimiento criollo

España, desde tiempos inmemoriales, ha tenido un sentido de pertenencia a sus territorio, la tierra donde se criaron, la tierra donde nacieron.

Este sentimiento regionalista fue también asimilado dentro de las colonias españolas, siendo el Virreinato de Nueva España uno de los lugares donde los criollos sintieron mayor pertenencia, diferenciándose tanto de los criollos de otras colonias como de los españoles en la metrópoli.

Antecedentes bélicos de la guerra de independencia mexicana

Antes de que estallara la guerra de independencia en México, sucedieron tres episodios que se pueden tomar como claros antecedentes de la lucha por la independencia. Estos tres hechos fueron: el pronunciamiento del Ayuntamiento de 1808, la conspiración de Valladolid en 1809 y la insurrección popular de 1810.

El Ayuntamiento 1808

Cuando se conoció la noticia de la invasión napoleónica en España y la abdicación de Carlos IV con la prisión de Fernando VII, el virrey Iturrigaray señaló que, al perder los reyes la corona y estar España en una situación irregular conquistada por Francia, la soberanía de la Corona recaía ahora en el pueblo.

“El pueblo” sería asimilado rápidamente por los criollos, quienes buscaron tomar el poder político a través del Ayuntamiento, enviando el virrey Iturrigaray invitaciones a otros estados para obtener representantes en este nuevo ejercicio de poder.

La Real Audiencia, que estaba controlada por los españoles, vieron con malos ojos estos actos ya que se vería Nueva España gobernada por criollos. No obstante, la noche del 15 de septiembre de 1808, unos 300 hombres entraron a la casa del virrey arrestándolo junto a su familia y poniendo en prisión a numerosos personajes del Ayuntamiento.

Rebelión de Valladolid 1809

Desde septiembre de 1809, José Mariano Michelena comenzaría a organizar una conspiración que perseguía dos objetivos: en primer lugar defender los derechos de Fernando VII si los españoles eran vencidos por los franceses y en segundo lugar, estar preparados con armas y militarmente si eran perseguidos por defender a Fernando VII.

Para el 21 de diciembre de 1809, el plan debía llevarse a cabo formando un congreso soberano que tendría diferentes representaciones de varios estados, y se haría con el fin de resguardar los derechos de Fernando VII.

No obstante, el plan fue denunciado y las autoridades coloniales acabaron con la conspiración, aunque al afirmar los conjurados que buscaban defender los derechos del rey español y evitar que Nueva España fuera entregada a los franceses, el gobierno colonial tuvo indulgencia con los conspiradores.

Esta insurrección sería el inicio de la guerra de independencia mexicana con el cura Miguel Hidalgo y Costilla, a la cabeza del movimiento.

Se cuenta que en 1810, una conspiración contra el gobierno real estaba en marcha y que el mes de diciembre sería en el que se desarrollarían las acciones y levantamientos, pero nuevamente la conspiración había llegado a oídos del gobierno.

Sin embargo, esta vez se daría inicio a la insurrección con el “Grito de Dolores” el 16 de septiembre de 1810, cuando el cura Hidalgo hizo sonar las campanas de la iglesia de Dolores, haciendo que se reunieran muchas personas listas para la insurrección, la cual duró hasta 1811.

Sería este episodio el que daría inicio a la Guerra de Independencia de México.

- Advertisement -
Leopoldo Ágreda Lovera
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.