Arqueólogos descubren una tumba de 1.500 años en México

Un equipo de arqueólogos del INAH ha encontrado en México una tumba excavada en la roca de 1.500 años de antigüedad, con un extraordinario ajuar.

tumba antigua mexico

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México han hallado en las cercanías de Villa de Álvarez, en el estado mexicano de Colima, una tumba excavada en la roca de 1.500 años de antigüedad en la que ha aparecido la estatua de un chamán de facciones alargadas que porta un arma, a modo de protección espiritual del recinto funerario.

La cueva fue excavada en un recinto cubierto por tepetate (una capa de residuos de piedras volcánicas frecuentes en América) y a ambos lados de la misma han aparecido restos de huesos humanos que podrían pertenecer a uno o dos cuerpos diferentes que fueron enterrados previamente al enterramiento principal, que se encuentra en una capa inferior.

Esta disposición de los cadáveres ha dado lugar a la teoría de que los pobladores antiguos entendían las tumbas como las residencias de sus ancestros, por lo que las utilizaban para enterrar a otros miembros del mismo clan.

Los cuerpos fueron inhumados junto con un extraordinario ajuar, que incluye además de la figura de chamán protectora, de medio metro de altura, seis piezas de cerámica de tamaño variado y tecomates, vasijas esféricas comunes en muchas zonas de Mesoamérica realizadas en barro o con cáscara de calabaza u otros frutos.

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.