Inicio Biografías Biografía de Anaximandro. ¿Quién fue y qué hizo este filósofo griego?

Biografía de Anaximandro. ¿Quién fue y qué hizo este filósofo griego?

Anaximandro fue un filósofo presocrático griego que vivió en Mileto, perteneció a la escuela milesia y aprendió las enseñanzas de su maestro Tales de Mileto. Sucedió a Tales y se convirtió en el segundo maestro de la escuela donde contó con Anaxímenes y posiblemente Pitágoras entre sus alumnos.

0
58
biografia de anaximandro
Anaximandro. Crédito: Wikipedia / Dominio Público

Vida de Anaximandro, el filósofo y geógrafo griego

Anaximandro, hijo de Praxiades, nació en el 610 a.C. y murió poco después del 546 a.C. con 64 años.

Es difícil trazar una línea temporal de su trabajo, ya que ningún documento proporciona referencias cronológicas.

Themistius, un retórico bizantino del siglo IV, menciona que fue el primero de los griegos conocidos en publicar un documento escrito sobre la naturaleza, por lo tanto, sus textos estarían entre los primeros escritos en prosa, en el mundo occidental.

En la época de Platón, su filosofía fue casi olvidada y Aristóteles, su sucesor Teofrasto y algunos doxógrafos dieron la poca información que queda.

Sabemos por Aristóteles que Tales de Mileto precede a Anaximandro y no hay duda de que Anaximandro fue influenciado por la teoría de Tales de que todo se deriva del agua.

Los antiguos griegos consideran que Anaximandro era de la escuela monista que comenzó en Mileto con Tales, seguido por Anaximandro y que terminó con Anaxímenes.

El retórico romano del siglo III Eliano, describe a Anaxímenes como líder de la colonia milesia en Apolonia en el Mar Negro. Es muy probable que los líderes de Mileto enviaran a Anaximandro allí como legislador para crear una constitución o simplemente para mantener la lealtad de la colonia.

Anaximandro vivió los últimos años de su vida como súbdito del imperio persa aqueménida.

Teorías de Anaximandro

Las teorías de Anaximandro fueron influenciadas por la tradición mítica griega y por algunas ideas de Tales, el padre de la filosofía, así como por observaciones hechas por civilizaciones más antiguas en el Cercano Oriente, especialmente Babilonia.

Todas estas teorías se desarrollaron racionalmente para encontrar algún principio universal, asumió como religión tradicional, la existencia de un orden cósmico y sus ideas sobre esto utilizaron el antiguo lenguaje de los mitos que atribuían el control divino a varias esferas de la realidad.

Esta era una práctica común para los filósofos griegos en una sociedad que veía dioses en todas partes y podía encajar sus ideas en un sistema elástico.

Los elementos básicos de la naturaleza, Agua, aire, fuego y tierra, que los primeros filósofos griegos creían que constituían el universo, representan las fuerzas primordiales imaginadas en formas anteriores de pensar. Su colisión produjo lo que la tradición mítica había llamado armónica cósmica. Zeus establece su orden en el mundo destruyendo los poderes que amenazan esta armonía, los Titanes. Anaximandro afirmó que el orden cósmico no es monárquico sino geométrico, y esto provoca el equilibrio de la tierra que se encuentra en el centro del universo.

Ápeiron

Hipólito de Roma y el filósofo bizantino Simplicio de Cilicia, atribuyen a Anaximandro el primer uso de la palabra ápeiron, infinito, para designar el principio original. También fue el primer filósofo en emplear, en un contexto mitológico, el término arché, que significa origen.

Para Anaximandro, el principio de las cosas no es nada determinado. No es el agua como opinaba Tales, ni algo a medio camino entre el aire y el agua o entre el aire y el fuego. A

naximandro sostiene que el agua no puede abarcar todos los opuestos que se encuentran en la naturaleza.

Postuló ápeiron como una sustancia que, aunque imperceptible para los humanos, podría explicar los opuestos que veía a su alrededor.

Anaximandro explica cómo se forman los cuatro elementos de la física antigua, aire, tierra, agua y fuego, y como la Tierra y los seres terrestres se forman a través de sus interacciones

A diferencia de otros presocráticos, nunca define este principio con precisión y generalmente ha sido entendido como una especie de caos primordial.

Anaximandro y la Cosmología

La mayor contribución a la historia de Anaximandro fue escribir el documento en prosa más antiguo sobre el universo y los orígenes de la vida, por eso a menudo se le llama el padre de la cosmología y fundador de la astronomía.

Modelo mecánico del mundo

Anaximandro fue el primero en concebir un modelo mecánico del mundo. En su modelo la Tierra flota muy quieta en el centro del infinito. Tiene forma de cilindro con una altura de un tercio de su diámetro. La cima plana forma el mundo habitado, que está rodeado por una masa oceánica circular.

La libre flotación de la Tierra

La comprensión de Anaximandro de que la Tierra flota libremente sin caer y no necesita descansar sobre algo ha sido indicada como la primera revolución cosmológica y el punto de partida del pensamiento científico. Tal modelo permitió el concepto de que los cuerpos celestes podrían pasar debajo de la tierra, abriendo el camino a la astronomía griega.

El origen del Universo

Anaximandro sitúa el origen del universo en una bola de fuego que rodeó la Tierra como la corteza de un árbol y que tras la separación del calor y el frío se rompió para formar el resto del universo.

Parecía un sistema de ruedas concéntricas huecas, llenas de fuego con los bordes perforados, el sol se podía ver a través de un agujero del mismo tamaño que la tierra en la rueda más lejana.

Los eclipses se formaban por la oclusión de ese agujero. Su agujero podría cambiar de forma explicando así las fases lunares, las estrellas y los planetas.

La teoría del Sol

Anaximandro fue el primer astrónomo en considerar al Sol como una masa enorme y en darse cuenta de lo lejos que podría estar de la Tierra. Fue el primero en presentar un sistema en que los cuerpos celestes giraban a diferentes distancias.

Múltiples mundos

Anaximandro ya especuló sobre la pluralidad de mundos, suponía que los mundos aparecían y desaparecían por un tiempo, y que algunos nacían cuando otros parecían. Afirma que este movimiento era eterno.

Según Anaximandro, el infinito proviene del principio de los seres, que a su vez provienen de los cielos y los mundos. Esta teoría sitúa a Anaximandro cerca de los atomistas y los epicúreos que, más de un siglo después, también afirmaron que una infinidad de mundos aparecían y desaparecían.

Fenómenos meteorológicos

Anaximandro atribuyó algunos fenómenos, como el trueno y el relámpago, a la intervención de elementos, más que a causas divinas. En su sistema, el trueno es el resultado del impacto de las nubes que chocan entre sí, la intensidad del sonido es proporcional al impacto.

Los truenos sin relámpagos son el resultado de que el viento es demasiado débil para emitir una llama, pero lo suficientemente fuerte como para producir sonido.

Un relámpago sin trueno es una sacudida del aire que se dispersa y cae, permitiendo que un fuego menos activo se libere. Los rayos son el resultado de un flujo de aire más denso y violento.

El mar es una masa de humedad que una vez rodeó la tierra. Una parte de esa masa se evaporó bajo la acción del sol, provocando así los vientos e incluso la rotación de los cuerpos celestes, que creían que eran atraídos hacia lugares donde el agua era más abundante.

Explicó que la lluvia era un producto de la humedad bombeada desde la Tierra por el Sol. Para Anaximandro, la Tierra se estaba secando lentamente y solo quedaba agua en las regiones más profundas, que algún día también se secarán.

Origen de la humanidad

Anaximandro especuló sobre los inicios y origen de la vida animal, y que los humanos provenían de otros animales en las aguas.

Según su teoría evolutiva, los animales surgieron del mar hace mucho tiempo, nacieron atrapados en una corteza espinosa, pero a medida que envejecen, la corteza se secaría y los animales podrían romperla.

Anaximandro propuso la idea de que los humanos tenían que pasar parte de esta transición dentro de la boca de los peces para protegerse del clima de la Tierra hasta que pudieran salir al aire libre y perder sus escamas.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.