InicioBiografíasBiografía de Bohemundo de Tarento, uno de los líderes de la Primera...

Biografía de Bohemundo de Tarento, uno de los líderes de la Primera Cruzada

- Advertisement -

Bohemundo de Tarento fue el príncipe de Tarento desde 1089 hasta 1111 y el príncipe de Antioquia desde 1098 hasta 1111. Fue uno de los líderes de la Primera Cruzada que dirigió el contingente normando de la cruzada.

Antes de la Cruzada

Bohemundo era hijo de Robert Guiscard, conde de Apulia y Calabria y de su primera esposa, Albereda de Buonalbergo. Nació en 1054 en el castillo de su padre en San Marco Argentano en Calabria.

Tras la anulación del matrimonio de sus padres, Bohemundo se convirtió en un bastardo y sin derecho a heredar.

En 1073, Robert Guiscard enfermó gravemente y temiendo su muerte su nueva esposa, Sichelgaita, celebró una asamblea en Bari en la que los vasallos de Robert proclamaron al hijo mayor de esta como gobernante y sucesor, dejando a Bohemundo al margen.

Bohemundo se formó como militar en el ejército de su padre luchando contra los bizantinos en varias revoluciones que se fueron sucediendo entre 1079 y 1084.

Robert Guiscard murió en Cefalonia en julio de 1085, su esposa Sikelgaita convenció al ejército para que aclamara a Roger Borsa, su hijo mayor. Dos meses después la asamblea de barones proclamo a Roger Borsa como heredero, aunque Bohemundo se sentía el heredero natural de su padre. Los dos herederos llegaron a un acuerdo sobre la tumba de su padre y se dividieron el reino.

Bohemundo no apoyó al papa Urbano II en un primer momento, pero mientras asediaba la ciudad para sofocar una rebelión, vio el ejército cruzado de Hugo de Vermandois desplazándose y comprendió que la cruzada podría darle muchos beneficios y obtener territorio y riquezas.

Primera Cruzada

Al ejército de Bohemundo se unieron nobles normandos del sur de Italia y Normandía y los sobrinos de Bohemundo, Tancredo y Guillermo. En octubre de 1096, el ejército de Bohemundo se embarcó en puertos italianos y navegó hacia el este desembarcando en Epiro cuando los otros ejércitos cruzados ya se habían instalado.

Juramento de lealtad en Constantinopla

En abril de 1096, Bohemundo llegó a Constantinopla y se reunió con el emperador, Bohemundo aceptó el juramento de lealtad al emperador Alejo I por el que se comprometió a entregar todos los territorios del este que fueron arrebatados al imperio Bizantino.

Bohemundo sugirió al emperador que lo nombrara jefe de la expedición, pero el emperador no se pronunció al respecto.

Asedio de Nicea

Bohemundo se embarcó hacia las costas de Anatolia junto a los demás líderes cruzados y en mayo de 1097 llegaron a las murallas de la ciudad de Nicea. Los cruzados asediaron la ciudad hasta que el sultán Kilij Arslan I regresó con su ejército para intentar repeler el asedio, fracasó y su ejército fue derrotado.

Los defensores continuaron luchando contra los cruzados hasta que el duque Manuel Butumites ocupó la ciudad para el imperio Bizantino.

Batalla de Dorylaeum

En junio de 1097, el ejército cruzado marchó hacia el sur y por el camino fueron atacados por los turcos selyúcidas de Arslan, los cruzados lograron repeler el ataque y derrotaron a los turcos en la batalla de Dorylaeum.

Asedio de Antioquia

Antioquia era una ciudad fortificada con una gran muralla y torres de defensa. Bohemundo fue el primero en llegar a la ciudad y preparar el asedio.

Debido al desgaste del asedio, Bohemundo empezó a presionar a los cruzados para que le nombraran gobernante de Antioquia cuando conquistaran la ciudad o regresaría con su ejército a occidente.

Las disputas entre Raimundo de Toulouse y Bohemundo empezaron a aflorar debido a las pretensiones de ambos por el liderazgo de la cruzada.

Bohemundo se puso en contacto con el comandante de la sección sur de los muros de la ciudad, un cristiano armenio llamado Firuz, odiaba al emir de la ciudad y decidió traicionarlo.

Firuz permitió a Bohemundo escalar las murallas de la ciudad junto a Godofredo de Bouillon, Roberto de Normandía y otros sesenta caballeros, abrieron las puertas y el ejército cruzado asaltó la ciudad y la ocupó.

Príncipe de Antioquia

Los cruzados permanecieron en Antioquía hasta noviembre de 1098. Raimundo partió hacia el sur con el ejército cruzado al que se unieron Bohemundo de Toulouse y Roberto de Flandes rumbo a Jerusalén.

Cuando conquistaron la ciudad de Maarat, las disputas entre Raimundo y Bohemundo se acrecentaron ya que cada uno reclamaba la ciudad para sí. Finalmente, Bohemundo regresó a Antioquía mientras Raimundo partió hacia Jerusalén a la cabeza del ejército Cruzado.

Cuando regresó a Antioquía, Bohemundo proclamó el Principado de Antioquia.

Bohemundo no llegó a Jerusalén hasta diciembre de 1099, como escolta honorario del nuevo legado papal, cuando la ciudad ya se hallaba en manos cristianas. En Jerusalén visitó los lugares santos y se bañó en el río Jordán, también asistió al homenaje a los líderes cruzados.

Bohemundo partió con un pequeño ejército a la ciudad de Melitene para ayudar a los armenio locales contra los rucos daneses. En el valle de Aksu los normandos cayeron en una trampa y la mayoría de ellos fueron asesinados y Bohemundo fue capturado.

La noticia de la captura de Bohemundo provocó una expedición de rescate en la que participaron algunos de los antiguos miembros de la primera cruzada y los nuevos caballeros que llegaban de occidente.

En 1101 la expedición se dirigió a Anatolia y se enfrentaron al ejército de Kilij Arslan I y Ridwan de Alepo que dio como resultado un empate.

Raimundo decidió retirarse con su ejército y los cruzados no pudieron enfrentarse a las fuerzas turcas. En 1103, Kilij Arslan liberó a Bohemundo exigiendo un rescate.

Al año siguiente Bohemundo volvió a la batalla, junto con su sobrino Tancredo y el Conde Balduino de Edesa atacó la fortaleza de Harran. Debido a una mala estrategia Bohemundo separó la caballería de la infantería y su ejército fue masacrado. Bohemundo volvió a ser capturado.

A finales de 1104, el Principado de Antioquia comenzó a deteriorarse y Bohemundo decidió buscar refuerzos en occidente. Atravesó un bloqueo de barcos griegos en Antioquía con un truco, fingió su muerte y dejó la ciudad escondido en un ataúd.

Tras reclutar un nuevo ejército Bohemundo partió hacia Constantinopla, con la intención de atacar a Alejo I quien se vio obligado a firmar la paz con Kilij Arslan. Bohemundo tuvo serios problemas de abastecimiento que lo llevaron a combatir hambre y epidemias que menguaron su ejército, finalmente Bohemundo fue traicionado y entregado al emperador Bizantino.

Alejo entregó dinero a Bohemundo y lo liberó en paz, pero el ejército fue entregado a Constantinopla. Bohemundo navegó de nuevo a Lombardía siendo recibido como un héroe, pasó sus últimos años en reclusión donde se dedicó a su familia.

Murió en marzo de 1111.

- Advertisement -
Isra Poudereux
Apasionado de la historia, amante del teatro, el cine y la música. Naturalista y creador de contenido para la divulgación ambiental. Estudio periodismo cuando la pandemia me lo permite, mientras tanto leo y releo multitud de libros.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.