Breve biografía de Fernando VII, ‘el Deseado’

Más leídos

Marcelo Ferrando Castro
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Fernando VII, conocido como «el Deseado», fue rey de España desde 1808 hasta su muerte en 1833. Nació el 14 de octubre de 1784 en el Palacio Real de El Escorial, siendo el hijo mayor de Carlos IV y María Luisa de Parma.

Su reinado fue uno de los más turbulentos y controvertidos de la historia de España, marcado por la Guerra de la Independencia y la lucha por el poder entre diferentes facciones políticas, además de perder definitivamente las colonias españolas en América.

Primeros años: educación y formación

Fernando VII tuvo una infancia y juventud marcada por las influencias políticas y familiares. Desde muy joven fue educado para ser rey y recibió una formación académica y militar. Su padre, Carlos IV, tuvo una gran influencia en su educación, inculcándole valores conservadores y tradicionales.

Además, Fernando VII estuvo rodeado de consejeros y tutores que también tuvieron un papel importante en su formación. Destaca la figura del conde de Floridablanca, quien fue uno de los principales impulsores de las reformas ilustradas en España y tuvo una gran influencia en la educación de Fernando

La lucha por el trono: la Guerra de la Independencia y el regreso de Fernando VII

La Guerra de la Independencia fue un conflicto que tuvo lugar entre 1808 y 1814, en el que España se enfrentó a la invasión napoleónica. Durante este periodo, Fernando VII se convirtió en un símbolo de resistencia contra los franceses y fue proclamado rey por las Cortes de Cádiz en 1812.

Sin embargo, tras la derrota de Napoleón Fernando VII regresó al trono en 1814, momento en que se produjo una represión contra los liberales y se restableció el absolutismo, lo que generó un gran descontento en la sociedad española.

El reinado de Fernando VII: políticas y decisiones clave

Fernando VII
Fernando VII. Crédito: Obra de José de Madrazo (1821). / Dominio Público.

Durante su reinado, Fernando VII implementó políticas económicas y sociales conservadoras. Se opuso a las reformas liberales y promovió una política de control y represión hacia los movimientos políticos y sociales que buscaban cambios en la sociedad española.

En cuanto a la administración del Estado, Fernando VII realizó algunas reformas, pero en su mayoría mantuvo las estructuras tradicionales del Antiguo Régimen.

La Iglesia tuvo un gran poder durante este periodo, controlando la educación, la moral y la cultura.

Además, se promovió una política de represión hacia aquellos que no seguían los preceptos de la Iglesia, lo que generó un clima de intolerancia y persecución religiosa.

Las relaciones internacionales: alianzas y conflictos

Durante su reinado, Fernando VII tuvo que hacer frente a diferentes conflictos y alianzas con otros países europeos. En un primer momento, aceptó el dominio de Napoleón sobre España, lo que generó un gran descontento en la sociedad española.

Sin embargo, tras la derrota de Napoleón, Fernando VII se vio obligado a cambiar de bando y aliarse con las potencias europeas que habían derrotado a Francia. Durante este periodo, se produjeron diferentes conflictos y tensiones con otros países, generando inestabilidad en España.

Fernando VII y la emancipación americana

Su ascensión al trono fue un momento crucial en la historia de América, ya que marcó el comienzo de una serie de eventos que llevarían a la independencia de la región. Sin embargo, a pesar de las expectativas de cambio, Fernando VII mantuvo las políticas coloniales y absolutistas que habían caracterizado el gobierno español durante siglos.

Bajo el reinado de Fernando VII, las colonias latinoamericanas continuaron siendo explotadas económicamente por España. Se impusieron altos impuestos y restricciones comerciales que beneficiaban a la metrópoli y perjudicaban a las colonias.

La influencia de la Ilustración

La Ilustración fue un movimiento intelectual que tuvo un impacto significativo tanto en la política de Fernando VII, como en lso líderes independentistas americanos. Durante su reinado, se implementaron ideas ilustradas que buscaban modernizar y racionalizar el gobierno español. Estas ideas incluían la separación de poderes, la igualdad ante la ley y la libertad de expresión.

En América, estas ideas se tradujeron en reformas administrativas y legales. Se crearon instituciones como las audiencias y los cabildos, que buscaban descentralizar el poder y dar voz a la población local.

Sin embargo, estas reformas fueron limitadas y no lograron satisfacer las demandas de autonomía y libertad de los colonos latinoamericanos.

La lucha por la independencia de América Latina y la posición de Fernando VII

A medida que crecía el descontento en América, surgieron movimientos independentistas en diferentes partes de la región. Líderes como Simón Bolívar y José de San Martín lideraron ejércitos rebeldes y lucharon por la independencia de sus países.

Fernando VII
Reunión San Martín y Bolívar en Guayaquil.

Sin embargo, Fernando VII se opuso firmemente a estos movimientos y buscó mantener el control español sobre las colonias.

Fernando VII tuvo interacciones con varios líderes independentistas de América Latina. Uno de los más destacados fue Simón Bolívar, quien luchó por la independencia de varios países sudamericanos. Aunque inicialmente Bolívar buscó negociar con Fernando VII, finalmente se dio cuenta de que el rey español no estaba dispuesto a ceder el control sobre las colonias.

El pronunciamiento de Riego

Fernando VII iba a enviar tropas y recursos para sofocar las rebeliones en América Latina, siendo una de ellas la que comandaba el coronel Rafael de Riego, responsable de la llamada “Gran Expedición de Ultramar”, siendo un ejército enorme destinado a sofocar las sublevaciones en América.

Sin embargo, este ejército se rebeló contra el monarca en el llamado “pronunciamiento de Riego”, el alzamiento militar que derivó en la Revolución de 1820 en España y en la pérdida definitiva del Imperio Español en América.

La crisis de sucesión y la muerte de Fernando VII

Tras la muerte de Fernando VII en 1833, se produjo una crisis de sucesión que desencadenó una guerra civil conocida como la Primera Guerra Carlista, resultado de las tensiones políticas y sociales acumuladas durante el reinado de Fernando.

La lucha por el trono se prolongó durante varios años y tuvo un gran impacto en la sociedad española. Finalmente, la guerra terminó con la victoria de los liberales y la instauración de una monarquía constitucional en España.

El legado de Fernando VII: ¿un rey conservador o reformista?

La figura de Fernando VII ha sido objeto de debate y controversia a lo largo de los años. Algunos lo consideran un rey conservador y represivo, mientras que otros lo ven como un monarca que intentó implementar reformas en un contexto político y social complicado.

En cuanto a su legado político y social, es innegable que dejó una huella duradera en la historia de España.

Su reinado estuvo marcado por la represión política y la falta de libertades, por la pérdida de las colonias en América y por generar un gran descontento en la sociedad española que llevaría a la Primera Guerra Carlista.

- Advertisement -

Más artículos

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisement -

Últimos artículos