Curiosidades y leyendas del juego de parchís

tablero de juego parchis

Conocer a fondo el origen de algunos juegos de mesa, es adentrarnos en historias, mitos, leyendas y grandes personajes del pasado. Esto es lo que sucede con el juego parchís, cuyo origen, difícil de dilucidar, nos hace adentrarnos en la historia de India y del imperio Mogol.

Si antes hemos hablado de la historia del parchís, hoy hablaremos de leyendas que le rodean, y, sobre todo, de Akbar y sus obras, no solo un gran jugador de pachisi, sino uno de sus máximos impulsores y un apasionado de jugarlo a escala real.

Mitos, leyendas y el parchís

Como hemos comentado al hablar de la historia del parchís, este juego o bien es descendiente del pachisi, o bien surgieron en el mismo momento, pero trazar la genealogía de este juego es más complejo de lo que parece a simple vista.

A ellos le debemos sumar el chaupar, otro juego de características similares y que se suele creer que se originó a partir del pachisi.

Aquí es donde comienza a mezclarse la historia con la leyenda, en donde se sostiene que en el poema épico Maharabata, el juego de dados que juegan las deidades Yudhishthira y Duryodhan, es una variación del chaupar.

Incluso existen representaciones de deidades jugando a este juego, como podemos ver en la obra de Devidasa de Nurpur del año 1694-95, donde los Dioses Shivá y Parvati se encuentran jugando al chaupar.

shiva parvati jugando chaupar
Shivá y Parvati jugando una partida de Chaupar

Esta obra se puede visitar actualmente en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

La leyenda del rey los dos ratones

También existen leyendas ancestrales sobre estos juegos, las cuales han pasado de generación en generación y las cuales suelen versar sobre reyes que lo jugaban.

Una de estas leyendas habla de un rey que tenía dos ratones entrenados, que se llamaban “Sundhree” y “Mundhree”.

Durante el juego, el rey distraería a sus oponentes con detalles, historias y cuentos, pero entre medio de ellos pronunciaría “Sundhree” y “Mundhree”, momento en el cual los ratones entrarían y moverían las piezas sin que los oponentes, distraídos por las palabras del rey, lo notaran.

El pachisi y los palacios mogoles

El pachisi fue muy jugado por diversos emperadores y reyes mogoles, especialmente Akbar. A raíz de ello, encontramos en el libro “India y sus príncipes nativos” de 1876 de Falkener, que explica una curiosidad sobre el palacio de Faehpur Sikri del siglo XVI en el norte de India:

El juego de pachisi fue jugado por Akbar de una manera verdaderamente regia. El propio tablero, dividid en cuadrados rojos y blancos, siendo el tablero el suelo del patio de su palacio y una enorme piedra levantada a casi un metro y medio de altura representaba el punto central.

Fue aquí, en el palacio Fatehpur Sikri, donde Akbar y sus cortesanos jugaron este juego. A su vez, 16 esclavas jóvenes de su harén, con los colores de las fichas del juego, representaban las piezas y se movían entre los cuadrados (casillas) de acuerdo con el lanzamiento de los dados.

Se dice que al Emperador le gustó tanto jugar el juego a esta gran escala, que hizo construir una cancha (Tablero) para pachisi en todos sus palacios, y aún quedan rastros de ellos en Agra y Allahabad.

Agra

Agra es una de las ciudades mas conocidas de toda India, especialmente por su imponente Taj Mahal. Pero vamos a ponernos en situación para comprender la historia que la rodea.

La edad de oro de Agra comenzó con los mogoles, e incluso fue su capital bajo los reyes Akbar, Jahangir y Shah Jahan. Su nombre anterior a Agra era Akbarabad, así bautizado por Akbar, quien dotó a esta ciudad de una majestuosidad digna de una capital.

Además de transformar la ciudad en un centro de aprendizaje, comercio, arte y religión, ordenó construir las murallas imponentes del Gran Fuerte Rojo, y ordenó construir en las afueras la ciudad Fatehpur Sikri, la cual nos interesa ahora.

Fatehpur Sikri

Situada en las afueras de Agra, Akbar ordenó construir esta ciudad sobre un campamento militar mogol situado allí con el fin de convertirse en la capital del imperio, la cual ostentó desde 1571 hasta 1585.

Posee una enorme cantidad de edificios como la puerta Buland Dawaza, la mezquita Jama Masjid, la tumba de Salim Chishti o Ibadat Khana (la casa de adoración).

tablero pachisi gigante
Tablero gigante de pachisi en el Jodha Bai´s Palace del gobernador Akbar. En el centro, el trono en donde él se sentaba en tanto el juego se desarrollaba a su alrededor. Crédito: JoaLacerda en Shutterstock

Entre ellos se encontraba el imponente patio que hicimos mención en el fragmento anterior de Falkener.

Curiosidad

El nieto de Akbar, Shah Jahan, fue quien ordenó construir el imponente Taj Mahal en el año 1632 para albergar a su esposa favorita, Mumtaz Mahal. Su construcción finalizó en 1653.

Allahabad

Su nombre oficial es Prayagraj, aunque aún se la conoce tanto como Illahabad o como Allahabad, siendo la capital judicial del estado indio de Uttar Pradesh.

Esta ciudad fue fundada por el emperador mogol Akbar, motivado por su ubicación estratégica, en donde construyó un fuerte el cual renombró Ilahabas (Illahabad) en el año 1584, y que adoptó el nombre de Allahabad con su hijo Jahangir.

Abul Fazal en su obra ‘Ain-i-Akbari’ afirma que: “Durante mucho tiempo, el deseo de Akbar fue fundar una gran ciudad en la ciudad de Piyag (Allahabad) donde se unen los ríos Ganges y Jamuna … El 13 de noviembre de 1583, él (Akbar) llegó al lugar deseado y sentó las bases de la ciudad y planeó cuatro fuertes“.

Así es que Akbar construyó el Fuerte Allahabad en el año 1575 a orillas del río Yamuna, el cual dotó de un impactante patio que replicaba al de Fatehpur Sikri en cuanto a su función.

fuerte allahabad india
Fuerte Allahabad, construido por el emperador mogol Akbar. Crédito: Vyomtripathi en Wikimedia

Efectivamente, su configuración con grandes cuadrados rojos y blancos servían para que el emperador jugase al pachisi a escala real en él.

Hoy en día, muchos investigadores continúan en la búsqueda de los orígenes del parchís, del pachisi, el chupar y otros juegos derivados.

No sólo con el objetivo de encontrar el momento de su creación, sino para seguir descubriendo a los grandes jugadores del pasado y la influencia que ejercieron en el desarrollo de este juego, como es el caso de Akbar y la réplica del juego a gran escala que implementó en todos sus palacios.

Imagen portada: CC – Micha en Wikimedia

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Artículos relacionados

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: