Exposición especial ‘Reconociendo a Miguel Ángel’ en Florencia

Con motivo de los 450 años de la muerte de Miguel Ángel, se realiza una exposición especial en Florencia donde se mostrará la influencia del maestro en el arte contemporáneo.

El pasado 18 de febrero se cumplieron 450 años de la muerte del artista renacentista Miguel Ángel. Casi medio milenio de inspiración de un hombre polifacético y único, que supo plasmar la belleza y el espíritu del Renacimiento en todas y cada una de las muy diversas disciplinas artísticas que desarrolló.

la piedad de miguel angel
“La Pietá”. Crédito: Renato Sansaini, Firenze, Collezione Ferruccio Malandrin

El grupo de museos florentinos de Galería de la Accademia ha querido celebrar este evento con una exposición titulada ‘Reconociendo a Miguel Ángel (en inglés, ‘Recognizing Michelangelo’), que dará una visión de la importancia y la influencia del arte y la fotografía contemporáneas en la popularidad y difusión del personaje.

La exposición se iniciará con una  aproximación histórica al artista y ofrecerá a los espectadores una visión del mito de Miguel Ángel y sus obras a través de artistas del siglo XX como Medardo Rosso o Henri Matisse y fotógrafos como Emmanuel Sougez, Herbert List y Horst P. Horst.

Exposición especial ‘Reconociendo a Miguel Ángel’ en Florencia
Puntúa este artículo

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.